Aclarar los hechos

La pandemia de coronavirus ha ido acompañada de una enorme oleada de información falsa y engañosa, tentativas de agentes externos de influir en los debates nacionales en la UE, aprovechando el caldo de cultivo constituido por las preocupaciones más básicas de las personas y el rápido ciclo de la evolución de las noticias. La información sanitaria engañosa, las mentiras peligrosas con denuncias infundadas de teorías conspiratorias y las estafas a los consumidores ponen en peligro la salud pública.

La Unión Europea y sus Estados miembros están decididos a hacer frente a los intentos de los que tratan de aprovecharse de la crisis y ponen en peligro las vidas de los ciudadanos, difunden propaganda o siembran el odio. Es necesaria una acción más coordinada, en consonancia con nuestros valores democráticos, basada en el Plan de acción contra la Desinformación de 2018.

En una Comunicación Conjunta sobre la lucha contra la desinformación en relación con el coronavirus, la Comisión Europea y el alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad proponen acciones concretas para una Unión Europea más fuerte y más resiliente. Estas acciones contribuirán a la futura labor de la UE sobre la desinformación, especialmente el Plan de Acción para la Democracia Europea y la Ley de servicios digitales.

Esta crisis ha sido una prueba que ha puesto de manifiesto cómo se desenvuelven la UE y sus sociedades democráticas ante el reto de la desinformación. Varios aspectos son clave para una UE más fuerte y más resiliente.

Comprender

icon La información falsa o engañosa sobre el coronavirus puede dañar la cohesión social pero, sobre todo, es una amenaza para la salud pública.

Los discursos falsos o engañosos se presentan de distintas formas que requieren respuestas diferentes:

  • su contenido, aunque no sea estrictamente ilegal, sigue siendo perjudicial
  • pueden oscilar entre la desinformación (deliberada) y la información errónea
  • pueden consistir en información sanitaria engañosa, estafas a los consumidores, ciberdelincuencia, incitación ilegal al odio u operaciones de injerencia extranjera
  • la motivación subyacente puede ir del interés económico (estafas online), con el consiguiente perjuicio de los ciudadanos, a los fines políticos
  • agentes externos y determinados terceros países, en particular Rusia y China, han participado en operaciones de injerencia y campañas de desinformación en la UE, sus países vecinos y en todo el mundo.

La Comisión y el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) seguirán pendientes de los discursos falsos o engañosos y las operaciones de injerencia extranjera.

Ejemplos de desinformación

hazardous stubstances icon Afirmaciones falsas, como «beber lejía o alcohol puro puede curar las infecciones causadas por el coronavirus», son todo lo contrario y pueden resultar muy peligrosas. El centro toxicológico de Bélgica ha registrado un aumento del 15 % del número de accidentes relacionados con la lejía.
virus lab icon Teorías conspiratorias, como la afirmación de que el coronavirus es una «infección causada por las élites mundiales para reducir el crecimiento de la población». Las evidencias científicas son claras: el virus forma parte de una familia de virus procedentes de animales entre los que se encuentran otros patógenos como los causantes del síndrome respiratorio agudo grave (SARS) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS).
icon antenna Afirmaciones según las cuales «las instalaciones de 5G están propagando el virus». Estas teorías, que no tienen justificación alguna, han provocado la destrucción de antenas.

Comunicar

megaphone Los europeos deben tener acceso a información sanitaria verificable y acreditada.
La UE comparte con los ciudadanos información de fuentes oficiales y de otras fuentes verificables y coopera con sus socios internacionales.

 

La Comisión y el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) seguirán dedicando esfuerzos a sus capacidades de comunicación estratégica.

La Comisión ha creado una página web dedicada a la lucha contra el coronavirus que proporciona información en tiempo real sobre el virus y la respuesta de la UE. En una sección dedicada a la desinformación se presentan periódicamente refutaciones —en todas las lenguas de la UE— de los mitos más difundidos sobre el coronavirus.

La Comisión promueve información procedente de la Organización Mundial de la Salud, las autoridades sanitarias nacionales y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades.

El SEAE y la Comisión reforzaron —y seguirán intensificando— las comunicaciones estratégicas y la diplomacia pública en la vecindad inmediata de la UE y en todo el mundo.

Las Representaciones de la Comisión en los Estados miembros continuarán promoviendo información basada en hechos y adaptada a la situación local.

 

Cooperar

icon antenna La Unión Europea coopera con sus socios en todo el mundo y en la UE

a través de los canales establecidos, como el Sistema de Alerta Rápida. Se creará una sección para facilitar el intercambio entre las instituciones de la UE y los Estados miembros de material de comunicación relacionado con el coronavirus. La Comisión intensificará su cooperación con el Parlamento Europeo.

Mejora la cooperación con los socios internacionales, como la OMS, el Mecanismo de respuesta rápida del G7 o la OTAN.

La UE incrementará también el apoyo y la asistencia a los agentes de la sociedad civil y a los medios de comunicación independientes en terceros países, incluidos los países vecinos

Colabora con plataformas y con la Red de Cooperación para la Protección de los Consumidores mediante la inspección y la eliminación de productos con precios excesivos, ineficaces o potencialmente peligrosos.

Transparencia

lens

Código de buenas prácticas en materia de desinformación

 

La Comisión ha seguido de cerca las actuaciones de las plataformas online con arreglo al Código de buenas prácticas en materia de desinformación, mediante el que las plataformas, las principales redes sociales, los anunciantes y la industria publicitaria han asumido un compromiso de autorregulación para hacer frente a la propagación de la desinformación en línea y las noticias falsas. Se anima a los firmantes de este Código a informar todos los meses de las acciones emprendidas para combatir la desinformación relacionada con el coronavirus.

 

 

 

El 10 de septiembre, la Comisión presentó la evaluación de la aplicación y la eficacia del Código de buenas prácticas en materia de desinformación y los primeros informes de referencia acerca de las medidas adoptadas por los firmantes del Código para luchar contra la información falsa y engañosa en relación con el coronavirus. En la evaluación se señala que el Código de buenas prácticas ha sido un instrumento valioso. Sin embargo, también se ponen de relieve deficiencias, principalmente en términos de seguimiento adecuado, claridad de los procedimientos y precisión y globalidad de los compromisos.

El 10 de junio, la Comisión también destacó medidas importantes para luchar contra la desinformación relacionada con la COVID-19 y estableció un programa de seguimiento sobre las acciones que están tomando las plataformas firmantes del Código para limitar su propagación.

La primera serie de informes de referencia puso de manifiesto que las plataformas firmantes habían intensificado sus esfuerzos de lucha contra la desinformación, mediante la promoción de fuentes de información autorizadas, el despliegue de nuevas herramientas y servicios para facilitar el acceso a contenidos fiables, y actuaciones contra los contenidos falsos y engañosos.

La segunda serie de informes de referencia, publicada el 7 de octubre, mostró que las plataformas seguían aumentando la visibilidad de las fuentes de información autorizadas. Según el tercer conjunto de informes de referencia, las plataformas firmantes siguen degradando y eliminando contenidos que violan sus condiciones actualizadas de servicios y bloquean o eliminan la publicidad que explota la crisis. Con todo, aún deben facilitarse datos cuantitativos más completos, específicos y detallados.

El tercer conjunto de informes publicado el 6 de noviembre ofrece una buena visión de conjunto de las medidas adoptadas por las plataformas online durante el mes de septiembre y pone de manifiesto su voluntad de ofrecer mayor transparencia en cuanto a sus políticas contra la desinformación relacionada con el coronavirus. Sin embargo, los informes aún carecen de la granularidad de datos adecuada, en particular en lo que respecta al impacto de estas políticas, para garantizar una transparencia y una responsabilidad pública suficientes y hacer posible un seguimiento coherente.

La Comisión seguirá dando cumplimiento a su enfoque integral de lucha contra la información errónea y la desinformación, a través del Plan de Acción para la Democracia Europea y del paquete legislativo de la Ley de Servicios Digitales, que se presentará antes de finales de 2020.

Verificación de datos

La UE ha intensificado sus esfuerzos para apoyar a los verificadores de datos europeos, así como a los investigadores que estudian la desinformación. Recientemente se ha creado un Observatorio Europeo de los Medios Digitales, que contribuirá a una comprensión más profunda de la desinformación y de sus agentes, vectores, herramientas, métodos, dinámicas de difusión, objetivos prioritarios e impacto en la sociedad. La meta del Observatorio Europeo de los Medios Digitales es constituir el centro europeo de lucha contra la desinformación en línea. Además, la UE financia otros proyectos para hacer frente a la desinformación, entre los que cabe destacar PROVENANCESocialTruthEUNOMIAWeVerify.

Resultados de la cooperación con las plataformas

Primeros informes de referencia, segundo conjunto de informes, tercer conjunto de informes, cuarto conjunto de informes, quinto conjunto de informes y sexto conjunto de informes.

Séptimo conjunto de informes

  • Google informa de que, a principios de marzo, se amplió a los 27 países de la UE la función de búsqueda que presenta una lista de vacunas autorizadas, estadísticas e información contrastada (basada en la ubicación del usuario) en respuesta a búsquedas de información sobre vacunas contra la COVID-19.
  • Twitter actualizó los resultados destacados en las búsquedas sobre la COVID-19 realizadas en la UE para incluir información oficial sobre las vacunas contra la COVID-19; ya están activos en Dinamarca, España e Irlanda. Twitter también activó las etiquetas #Vacunado y #Vacunada en veinticuatro lenguas para mostrar apoyo a la vacunación.
  • Microsoft informa sobre una nueva función disponible en Bing cuando un usuario escribe una búsqueda relacionada con vacunas. La función muestra un rastreador de vacunas con el progreso de la vacunación en cada país y en todo el mundo (número de dosis administradas por total de población y dosis por cada 100 personas).
  • TikTok lanzó una nueva función denominada «Know your Facts» (conoce los hechos), que superpone un anuncio a ciertos vídeos para advertir a los usuarios de que pueden tener contenido no verificado. Si intentan compartir el vídeo así señalado, ven un aviso en el que se les indica que reflexionen antes de hacerlo.

Lucha contra las estafas a los consumidores online

La Comisión colabora con las plataformas online participantes en el diálogo estructurado sobre la lucha contra las estafas a los consumidores online relacionadas con la pandemia de coronavirus, junto con las autoridades de protección de los consumidores. La Comisión y la Red de Cooperación para la Protección de los Consumidores mantienen contactos periódicos con las once principales plataformas en línea (Allegro, Amazon, Alibaba/AliExpress, CDiscount, Ebay, Facebook, Google, Microsoft/Bing, Rakuten, Verizon Media/Yahoo y Wish) para analizar las nuevas tendencias y prácticas comerciales relacionadas con la pandemia. Como consecuencia de ello, las plataformas online han informado de la eliminación de cientos de millones de ofertas y anuncios ilegales y han confirmado una disminución constante de nuevas entradas relacionadas con el coronavirus.

El 2 de marzo de 2021, la Comisión publicó su informe anual sobre Safety Gate, el sistema de alerta rápida de la UE para productos de consumo peligrosos que ayuda a eliminar del mercado productos peligrosos no alimentarios. En el informe se constata un número récord de 5.377 medidas adoptadas por las autoridades en 2020, frente a 4.477 en 2019. El 9 % de las constataciones de 2020 se refieren a productos relacionados con la COVID-19, como mascarillas ineficaces, desinfectantes tóxicos y el uso de lámparas ultravioletas como medida de desinfección.

Garantizar la libertad de expresión y el debate democrático plural

El planteamiento de la UE para combatir la desinformación está basado en el respeto de los derechos fundamentales. El coronavirus no puede utilizarse como pretexto para socavar la libertad de expresión, reducir la responsabilidad de las autoridades públicas o limitar indebidamente el acceso a la información y la transparencia. La crisis ha demostrado el papel fundamental de los periodistas, que proporcionan a los ciudadanos información contrastada y fiable, y contribuyen así a salvar vidas.

La Comisión ha seguido de cerca la repercusión de las medidas de emergencia adoptadas por los Estados miembros en la legislación y los valores de la UE y seguirá haciéndolo hasta que todas las medidas se hayan eliminado gradualmente.

La Comisión pide a los Estados miembros que intensifiquen los esfuerzos para garantizar que los periodistas puedan trabajar con seguridad, en las condiciones adecuadas, y que saquen el mayor partido de la respuesta económica y el paquete de recuperación de la UE en el contexto del coronavirus para apoyar a los medios de comunicación, respetando su independencia.

La UE reforzará su apoyo a la sociedad civil, los medios de comunicación independientes y los periodistas en todo el mundo y aumentará las medidas para reforzar la protección de la libertad de expresión y un entorno mediático más seguro.

Empoderar a los ciudadanos, sensibilizar a la sociedad y mejorar su resiliencia

La UE debe empoderar a los ciudadanos, sensibilizar a la sociedad y mejorar su resiliencia.

La UE compartirá las mejores prácticas sobre medidas de refuerzo de la resiliencia en el contexto del coronavirus.

La Comisión apoyará y promoverá proyectos de alfabetización mediática, pensamiento crítico y capacidades digitales, así como las organizaciones de la sociedad civil. Reforzará la coordinación entre las instituciones, las redes y los Estados miembros para compartir material de sensibilización y mejores prácticas. La Comisión prestará especial atención a los grupos vulnerables, en particular a los niños y los jóvenes, que corren mayor peligro de ser víctimas de engaño.

Últimas novedades

Documentos

DescargarPDF - 167.6 KB