Soluciones innovadoras

A raíz de la crisis del coronavirus, la Estrategia Digital de la Comisión Europea adquiere una importancia renovada puesto que las herramientas digitales se utilizan para:

  • monitorizar la propagación del coronavirus
  • investigar y desarrollar pruebas diagnósticas, tratamientos y vacunas
  • garantizar que los europeos puedan estar conectados y seguros online.

Con las restricciones en vigor y una digitalización cada vez mayor de las actividades sociales y económica, los ciudadanos y las empresas dependen de internet y de la conectividad. Las redes de banda ancha y las infraestructuras digitales nos permiten mantener nuestras actividades de aprendizaje, trabajo y contacto social. 

Los servicios de confianza para las empresas, la administración electrónica y la sanidad electrónica, garantizan la continuidad y la disponibilidad de los servicios públicos, al tiempo que sistemas de seguridad fiables protegen nuestras identidades en la red y garantizan el carácter privado de nuestras actividades.

Aplicaciones nacionales de rastreo de contactos y alerta

Las aplicaciones nacionales de rastreo de contactos y de envío de alertas se instalan con carácter voluntario y sirven para advertir a los usuarios, también en el extranjero, si han estado cerca de una persona que haya notificado haber dado positivo en una prueba de detección de coronavirus. En caso de alerta, la aplicación puede proporcionar información útil procedente de las autoridades sanitarias —por ejemplo, consejos para someterse a una prueba de detección o autoaislarse— y facilitar un punto de contacto.

Más información sobre las aplicaciones de rastreo de contactos y alerta

Las aplicaciones de rastreo de contactos, si cumplen plenamente las normas de la UE y están bien coordinadas, puede desempeñar un papel clave en todas las etapas de la gestión de la crisis. Pueden ser un complemento del rastreo manual de contactos actual y contribuir a romper la cadena de transmisión del virus. De ese modo pueden ayudar a salvar vidas humanas.

Inteligencia artificial

El poder de análisis de la inteligencia artificial (IA) y la computación de alto rendimiento constituyen recursos fundamentales para detectar los patrones de propagación del coronavirus. Con su ayuda, los sistemas de salud pública pueden monitorizar la propagación del coronavirus e idear con rapidez estrategias eficaces de respuesta.

En el sector de la asistencia sanitaria, la inteligencia artificial también desempeña un papel en el funcionamiento de los robots y otras herramientas que se utilizan para el contacto con los pacientes, ya que la interacción humana debería reducirse al mínimo.

Actuaciones en respuesta a la pandemia de coronavirus: datos, inteligencia artificial y superordenadores 

Superordenadores europeos para combatir el coronavirus

Tres potentes centros europeos de supercomputación están dedicados a la investigación y el desarrollo de vacunas, tratamientos y diagnósticos aplicables al coronavirus.

La meta es descubrir qué combinaciones de moléculas activas reaccionan al virus, comparando modelos digitales de las proteínas del coronavirus con los miles de medicamentos ya existentes repertoriados en una base de datos. Los superordenadores complementan el método clínico clásico de ensayo-error. Participan una empresa farmacéutica y diversos institutos biológicos y bioquímicos de gran tamaño, que dan acceso a sus bases de datos de medicamentos. El proyecto Exscalate4CoV, que cuenta con 3 millones de euros de financiación de la UE, utiliza una plataforma de supercomputación respaldada por la UE para comprobar el posible impacto de las moléculas conocidas en la estructura del coronavirus. 

En el mes de junio, el consorcio Exscalate4CoV anunció que un medicamento genérico ya registrado utilizado para el tratamiento de la osteoporosis, el raloxifeno, podría ser un tratamiento eficaz para los pacientes de COVID-19 que presentan una sintomatología leve. El consorcio está en conversaciones con la Agencia Europea de Medicamentos para realizar ensayos clínicos que, en caso de obtener resultados positivos, podrían hacer que ese medicamento estuviera disponible antes de lo previsto.

El 27 de octubre, la agencia italiana de los productos farmacéuticos, AIFA, dio luz verde a un ensayo clínico para la utilización de raloxifeno en pacientes con síntomas leves causados por el coronavirus. El estudio clínico debe validar la seguridad y la eficacia del raloxifeno para bloquear la replicación del virus en las células y, de ese modo, ralentizar la progresión de la enfermedad. En la fase inicial, se administrará a un máximo de 450 participantes, divididos en tres grupos distintos, un tratamiento de cápsulas de raloxifeno durante siete días de acuerdo con una muestra aleatoria. Exescalte4CoV, que utiliza una combinación única de computación de alto rendimiento e inteligencia artificial con procesamiento biológico, analizó 400.000 moléculas y probó específicamente 7.000 moléculas in vitro.

Respuesta al coronavirus: datos desde el espacio

Con más de 30 satélites, el Programa Espacial de la UE, fundamentalmente a través de Copernicus, su componente de observación de la Tierra, y Galileo, su sistema de navegación por satélite, ofrece gratuitamente información y datos abiertos que ayudan a supervisar y a atenuar potencialmente las consecuencias de la pandemia de coronavirus. 

Desde el inicio de la crisis, los satélites de la UE han supervisado la congestión del tráfico en los pasos fronterizos entre Estados miembros y han realizado una cartografía de las instalaciones sanitarias, los hospitales y otras infraestructuras críticas. Los datos recogidos desde los satélites, combinados con la inteligencia artificial, facilitan a las administraciones públicas nacionales y de la UE modelos para comprender mejor la situación y afrontarla con mayor eficacia.

El Programa Espacial de la UE ofrece soluciones en múltiples ámbitos:

  • vela por la salud pública a través de Galileo, el sistema de posicionamiento más exacto en el mundo;
  • monitoriza la implementación del Pacto Verde gracias a Copernicus, el mejor sistema de observación de la Tierra de su categoría;
  • garantiza un canal de comunicación seguro para los Estados miembros.

Respuesta espacial de la UE al coronavirus

El 5 de junio de 2020, la Comisión Europea puso en marcha, en cooperación con la Agencia Espacial Europea, el «programa de acción rápida sobre coronavirus y observación de la Tierra». Este programa utiliza los datos recogidos por los satélites para medir el impacto del confinamiento y supervisar el proceso de recuperación posterior en el ámbito local, regional y mundial. A continuación, los datos se analizan mediante nuevas herramientas digitales (por ejemplo, de inteligencia artificial).

Programa de acción rápida sobre coronavirus y observación de la Tierra

Redes y conectividad

Con la introducción de medidas de distanciamiento social por parte de los Estados miembros de la UE para luchar contra la pandemia de coronavirus, se ha disparado la demanda de capacidad de internet con fines de teletrabajo, aprendizaje electrónico o entretenimiento, lo que ha aumentado la presión sobre las redes.

A fin de evitar la congestión de las redes y permitir que todo el mundo disfrute del entretenimiento digital, la Comisión Europea hizo un llamamiento a los operadores de telecomunicaciones y a los usuarios a intervenir y reunirse con los máximos responsables de las plataformas de streaming. Se insta a las plataformas de streaming a que ofrezcan contenidos en definición estándar, y no en alta definición, y a los operadores de telecomunicaciones a que tomen medidas de atenuación que favorezcan el mantenimiento del tráfico. Por su parte, los usuarios deberían optar por alternativas que reduzcan el consumo de datos, incluido el uso de wifi.

Los operadores de la UE señalan que ha aumentado la demanda de conectividad. Aunque por el momento no se han registrado congestiones en las redes, la Comisión y el Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas (ORECE) han establecido un mecanismo especial de notificación y monitorizan la situación del tráfico de internet en cada Estado miembro para poder hacer frente a problemas de capacidad.

Importancia de las telecomunicaciones, las redes y la conectividad en la respuesta al coronavirus

Las plataformas online luchan contra la desinformación

La desinformación se propaga rápidamente por internet, especialmente en las redes sociales. En ocasiones, van más allá de la mera vulneración de la verdad: las pretendidas «curas» que no son tales pueden provocar daños y riesgos graves para la salud.

La Comisión Europea ha mantenido un diálogo con las plataformas signatarias del Código de buenas prácticas en materia de desinformación de la UE (Google, Facebook, Twitter y Microsoft), que se comprometieron a promocionar activamente las fuentes autorizadas, a degradar los contenidos falsos o engañosos, y a poner en marcha nuevas herramientas que dirijan directamente a los usuarios a fuentes autorizadas o que proporcionen una información rigurosa y multilingüe sobre la crisis.

El 10 de junio 2020, la Comisión puso de relieve importantes medidas para combatir la desinformación relacionada con la COVID-19 y creó un programa para supervisar las medidas adoptadas por las plataformas para limitar la difusión de la desinformación sobre la COVID-19.

Resultados de los primeros informes de referencia:

  • Google Search ha dado prominencia a los artículos publicados por las organizaciones de verificación de datos de la UE, que generaron más de 155 millones de impresiones web durante el primer semestre de 2020.
  • El «Centro de Información» sobre la COVID-19 de Facebook e Instagram dirigió a más de 2.000 millones de personas de todo el mundo a recursos de la OMS y otras autoridades sanitarias.
  • Más de 160 millones de personas han visitado más de 2.000 millones de veces las páginas sobre la COVID-19 de Twitter. Estas páginas reúnen los últimos tuits procedentes de una serie de fuentes autorizadas y fiables (administraciones públicas, medios de comunicación, sociedad civil) en los idiomas locales.
  • YouTube publicó paneles de información con enlaces a responsables sanitarios de ámbito mundial y local, tanto en su página de inicio como en los vídeos y búsquedas sobre la COVID-19. En conjunto, estos paneles han generado más de 300.000 millones de impresiones web en todo el mundo.
  • La página informativa de TikTok sobre la COVID-19 ha recibido más de 52 millones de visitas en sus cinco mercados europeos más importantes (Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y España).

Segunda serie de informes

Tercera serie de informes

Cuarta serie de informes

Las plataformas han utilizado todas las herramientas a su alcance para eliminar la desinformación relacionada con el coronavirus. Han retirado los contenidos que son ilegales o pueden causar daños físicos (las pretendidas curas contra el virus que resultan ser peligrosas) o afectar al orden público (la desinformación que atribuiría la aparición del coronavirus al despliegue del 5G).

Importancia de las plataformas online y la desinformación en la respuesta al coronavirus

La Comisión Europea desmiente con regularidad informaciones engañosas.

Lucha contra la desinformación

Mantener la seguridad en internet

La pandemia de coronavirus ha provocado una avalancha repentina y masiva hacia los servicios online. Las personas pasan más tiempo conectadas a internet y dependen más de la comunicación digital. Este aumento de la actividad online puede atraer a agentes malintencionados y aumentar la posibilidad de que se produzcan ciberataques.

También se ven afectados los niños, que ahora pasan más tiempo conectados a la red que antes, en ocasiones sin supervisión. Aunque de ese modo pueden continuar sus estudios y mantener el contacto con otros niños, hay indicios de un riesgo creciente. Por ese motivo, Europol ha colaborado con diversos socios internacionales para elaborar unas recomendaciones para padres y cuidadores sobre seguridad en internet que contribuirán a mantener la seguridad de los niños en la red mientras dure la pandemia de coronavirus.

Cuidado con las estafas por internet

Ten cuidado con las estafas por internet sobre productos que supuestamente pueden curar la infección por coronavirus o evitar que contraigas la enfermedad. Piénsatelo dos veces antes de comprar medicamentos, curas o pruebas de diagnóstico online. Puedes obtener las pruebas y las vacunas a través de tu médico.

No financies actividades delictivas adquiriendo sustancias que carecen de valor y pueden ser perjudiciales para tu salud. Para combatir las actividades delictivas de manera eficaz, es importante que las víctimas se dirijan a las autoridades policiales de su país para denunciar los delitos. Además, los consumidores deben utilizar las herramientas de notificación que haya previsto el operador de la plataforma para indicar contenidos inapropiados.

Consejos para detectar y evitar posibles fraudes

La Comisión Europea supervisa cualquier indicio de amenaza a un entorno online seguro durante este periodo vulnerable. Para ello colabora estrechamente con:

Están llevando a cabo un seguimiento de la situación, al tiempo que dan a conocer informes y orientaciones sobre amenazas, así como informes periódicos de ciberseguridad.

Europol colaboró en el éxito de la investigación sobre un fraude de venta de mascarillas a los gobiernos de los Estados miembros de la UE y ayudó a frustrar otra tentativa de estafa a las autoridades por millones de euros de material médico.

La Comisión Europea viene colaborando con Europol y los proveedores de nombres de dominio de sitios web para evitar que los delincuentes puedan obtener dichos nombres y fomentar una rápida cooperación entre los proveedores y las autoridades para detectar y desactivar los sitios web desde los que se realizan estafas. Los proveedores ya han publicado orientaciones.

La Comisión colabora con las plataformas online que participan en el diálogo estructurado para luchar contra las estafas a los consumidores en internet relacionadas con la pandemia de coronavirus, junto con las autoridades de protección de los consumidores.

La Comisión y la Red de Cooperación en materia de Protección de los Consumidores están frecuentemente en contacto con las once principales plataformas online, Allegro, Amazon, Alibaba/AliExpress, CDiscount, Ebay, Facebook, Google, Microsoft/Bing, Rakuten, Verizon Media/Yahoo y Wish, para hablar sobre las nuevas tendencias y prácticas comerciales relacionadas con la pandemia. Como resultado de esos contactos, las plataformas online comunicaron la retirada de cientos de millones de ofertas y anuncios ilegales y confirmaron un constante descenso del número de nuevos artículos relacionados con el coronavirus.

Cribado de las plataformas y los anuncios publicitarios online

Para proteger a los consumidores online, la Comisión Europea y la Red de Cooperación para la Protección de los Consumidores están coordinando un cribado de las plataformas online, las tiendas electrónicas y los anuncios publicitarios para garantizar que los consumidores de la UE no sean destinatarios de contenidos que infrinjan las normas de la UE de protección de los consumidores. El cribado se lleva a cabo en dos fases: un cribado de alto nivel de plataformas online y un análisis en profundidad de anuncios y sitios web específicos relacionados con productos muy demandados a causa del coronavirus.

Además, la Comisión intercambia información con las principales plataformas online (Allegro, Amazon, AliExpress, Microsoft/Bing, CDiscount, Ebay, Facebook, Google, Rakuten, Wish y Yahoo/Verizon media). Todas estas plataformas han respondido manifestando un firme compromiso con la protección de los consumidores y han confirmado que siguen esforzándose por retirar de manera proactiva la publicidad engañosa, en particular por lo que se refiere a los complementos alimenticios que se anuncian de manera ilícita por sus virtudes «milagrosas» frente al coronavirus.

Las autoridades de protección de los consumidores de 27 países presentaron 126 respuestas relativas tanto a las empresas con las que la Comisión se ha mantenido en contacto regular como a otros interlocutores nacionales. Se prestó especial atención al cribado de las ofertas relacionadas con:

  • mascarillas y gorros de protección
  • geles desinfectantes
  • equipos de diagnóstico
  • alimentos, complementos alimenticios y productos no alimentarios con supuestos efectos curativos frente al coronavirus.

Esta actuación conjunta ya ha dado buenos resultados. En marzo,

  • AliExpress retiró más de 250.000 anuncios sospechosos
  • eBay bloqueó o suprimió más de 15 millones de anuncios contrarios a su política en materia de coronavirus.

En mayo se bloquearon o eliminaron millones de anuncios o catálogos de productos engañosos en:

  • Google (más de 80 millones de anuncios relacionados con el coronavirus)
  • eBay (más de 17 millones de catálogos de su mercado mundial)
  • Amazon (una disminución del 77 %, respecto de marzo de 2020, del número semanal de nuevos catálogos de productos relacionados con el coronavirus).

La Comisión seguirá cooperando e intercambiando información con organismos autorreguladores de la publicidad sobre el desarrollo de herramientas automáticas para detectar anuncios engañosos.

Estafas relacionadas con la COVID-19

Ficha informativa sobre la legislación en materia de protección de los consumidores

 

Mejorar las competencias para después de la pandemia

La distanciación social ha transformado nuestra forma de relacionarnos, investigar e innovar en el trabajo. El 13 de julio, la Comisión publicó nuevas directrices sobre las competencias digitales para ayudar a los responsables de proporcionar empleo, contratación y formación a garantizar que los europeos posean las capacidades digitales necesarias en la etapa posterior al coronavirus. Estas directrices constan de medidas prácticas, iniciativas clave, consejos y recursos online para usuarios digitales que ayudarán a los ciudadanos a aprovechar lo mejor posible sus competencias digitales desde la perspectiva del "recorrido de la empleabilidad": desde la educación al empleo sostenible y al emprendimiento.

EU Science Hub

Aprendizaje online

La pandemia de coronavirus en Europa ha causado graves perturbaciones en la oferta de actividades de formación. Nuevos métodos de enseñanza y de aprendizaje exigen soluciones innovadores, creativas e inclusivas.

Movilización del programa Erasmus+ para una respuesta tajante a la pandemia

La Comisión Europea ha aprobado una revisión del programa de trabajo anual de Erasmus+ 2020. Se asignará una financiación adicional de 200 millones de euros a los proyectos que apoyen:

  • la educación y la formación digital
  • la animación sociocultural digital el ámbito de la juventud
  • las capacidades creativas y la inclusión social.

La financiación permitirá también a los centros escolares, organizaciones de jóvenes e instituciones de formación de adultos:

  • apoyar el desarrollo de capacidades
  • impulsar la creatividad
  • reforzar la inclusión social a través del arte.

A principios de otoño se publicarán las convocatorias de propuestas de proyectos en estos ámbitos.
Las organizaciones interesadas pueden ponerse en contacto con las agencias nacionales Erasmus+.

Para contribuir a garantizar la continuidad de las actividades de educación y formación, existe una amplia gama de materiales de aprendizaje online:

Las competencias, el trabajo colaborativo y la creatividad durante la pandemia