Contenidos de la página

Respuesta

Deberá nombrar un DPD, tanto si es un responsable como un encargado del tratamiento, si sus actividades principales guardan relación con el tratamiento de datos sensibles a gran escala o si sus actividades principales guardan relación con la observación habitual y sistemática a gran escala de personas. En este sentido, la observación del comportamiento de los interesados incluye todas las formas de seguimiento y elaboración de perfiles por internet, incluso para los fines de publicidad comportamental.

Las administraciones públicas siempre tienen la obligación de nombrar un DPD (salvo los tribunales en el ejercicio de su función judicial).

El DPD puede ser un miembro del personal de su organización o puede contratar uno externo en el marco de un contrato de servicio. El DPD puede ser una persona o una organización.

Ejemplos

DPD obligatorio
El DPD es obligatorio, por ejemplo, en los casos siguientes:

  • usted dirige un hospital que trata grandes cantidades de datos sensibles,
  • usted es una empresa de seguridad responsable del control de centros comerciales y espacios públicos,
  • usted dirige una pequeña empresa de búsqueda de talentos que elabora perfiles de personas.

DPD no obligatorio
El DPD no será obligatorio en los casos siguientes:

  • usted es un médico de familia que realiza el tratamiento de los datos personales de sus pacientes,
  • usted tiene una pequeña empresa que realiza el tratamiento de los datos personales de sus clientes.

Referencias

  • Grupo de trabajo del artículo 29, WP 243. Directrices sobre los delegados de protección de datos, 5 de abril de 217

  • Artículos 37, 38 y 39; considerando 97