Contenidos de la página

Repuesta

En general, en los casos en que no quede claro si los datos personales deberán borrarse, usted puede ejercer su derecho a limitar el tratamiento. Este derecho existe en los casos siguientes:

  • cuando la exactitud de los datos de que se trate esté en duda,
  • cuando usted no quiera que se borren los datos,
  • cuando los datos ya no sean necesarios para el fin original, pero no se pueden borrar por motivos jurídicos,
  • cuando la decisión de su objeción al tratamiento esté pendiente.

«Limitación» significa que sus datos personales solo pueden (salvo la conservación) ser tratados con su consentimiento para la formulación, el ejercicio o la defensa de reclamaciones, con miras a la protección de los derechos de otra persona física o jurídica o por razones de interés público de la UE o de un determinado Estado miembro de la UE. Usted debe ser informado antes del levantamiento de dicha limitación.

Ejemplo

Un nuevo banco del mercado nacional ofrece unas buenas hipotecas. Usted se compra una casa y decide cambiar de banco. Le pide al «antiguo» banco que cierre todas las cuentas y le solicita que borre todos sus datos personales. Sin embargo, el antiguo banco está sujeto a una ley que obliga a los bancos a conservar todos los datos de los clientes durante diez años. El antiguo banco está legalmente obligado a conservar sus datos, pero usted puede pedir una limitación del tratamiento para asegurarse de que los datos no se utilicen «accidentalmente» para fines no deseados.

Referencias