Necesidad de legislar mejor

Para conseguir mejores resultados, la Comisión está haciendo más transparente la elaboración de políticas y legislación y está prestando más atención a las personas. La mejora de la legislación se basa en pruebas concretas y en un procedimiento transparente que implica a los ciudadanos y a las partes interesadas (por ejemplo empresas, administraciones públicas e investigadores) en todo el proceso.

La Comisión determina los ámbitos de la legislación actual de la UE donde se puede mejorar. A la hora de proponer nuevas políticas y disposiciones, la Comisión se centra en las cuestiones de las que debe ocuparse la UE y se asegura de que se realicen correctamente.

La aplicación de estos principios permitirá a la Comisión cumplir sus objetivos con una carga administrativa y un coste mínimos. También responde a las inquietudes manifestadas por los ciudadanos de la UE.

Objetivos

La mejora de la legislación tiene por objeto garantizar:

  • una toma de decisiones abierta y transparente
  • la participación de los ciudadanos y otras partes interesadas a lo largo de todo el proceso legislativo y de elaboración de políticas
  • actuaciones de la UE basadas en pruebas concretas y que tengan en cuenta sus repercusiones
  • cargas reglamentarias mínimas para las empresas, ciudadanos o administraciones públicas.

¿Qué hace la Comisión?

Dar más importancia a la elaboración 

La Comisión está evaluando el impacto previsto y real de las medidas en todas las etapas del proceso de toma de decisiones. Antes de intervenir, se realizan una planificación y un análisis pormenorizados, por ejemplo antes de proponer una nueva legislación, o durante la evaluación de los resultados de su aplicación.

Seguir las actividades de la Comisión: iniciativas previstas, hojas de ruta, evaluaciones del impacto inicial, evaluaciones de impacto

Mejorar el proceso de consulta

La Comisión está mejorando y aumentando las oportunidades de contribuir a lo largo de todo el ciclo legislativo y de formulación de políticas. Los ciudadanos y las partes interesados pueden compartir sus puntos de vista sobre:

> Todas las próximas consultas públicas

Garantizar que las normas de la UE sean adecuadas a su objetivo

La Comisión está evaluando la eficacia de la legislación de la UE existente e introduciendo cambios necesarios para su actualización.

  • El programa de adecuación y eficacia de la reglamentación (REFIT) se creó en 2012 para simplificar la normativa de la UE y reducir los costes que ocasiona, manteniendo todas sus ventajas. La Comisión está reforzando REFIT, creando más posibilidades de contribución para las partes interesadas y los Estados miembros.
  • La plataforma REFIT, presidida por el vicepresidente primero de la Comisión, Frans Timmermans, recoge sugerencias y formula recomendaciones sobre la manera de simplificar la legislación.
  • La situación de las iniciativas de REFIT para la simplificación y la reducción de la carga normativa se publican en el cuadro de indicadores de REFIT.
  • Las evaluaciones y los controles de adecuación se utilizan para evaluar si la legislación de la UE, las políticas y los programas de financiación están dando los resultados esperados al mínimo coste.

Garantizar la calidad

La Comisión ha creado el Comité de Control Reglamentario, grupo independiente de funcionarios de la Comisión y expertos ajenos a ella. Su función consiste en comprobar la calidad de todas las evaluaciones de impacto y las principales evaluaciones en las que se basa el proceso de toma de decisiones de la UE.

Las directrices y la caja de herramientas para la mejora de la legislación contienen orientaciones para los servicios de la Comisión sobre cómo aplicar eficazmente normas comunes para legislar mejor en cada etapa del proceso legislativo y de formulación de políticas.

Aumentar la cooperación entre las instituciones de la UE

La voluntad política de mejorar la calidad de la legislación, revisar la legislación existente y actualizarla en caso necesario es compartida por las tres principales instituciones de la UE: la Comisión, el Parlamento y el Consejo. Las tres firmaron el acuerdo sobre la mejora de la legislación, que entró en vigor en abril de 2016.

Acuerdo interinstitucional sobre la mejora de la legislación

Cooperación internacional en materia de regulación

Las autoridades reguladoras y otras autoridades competentes, gracias al intercambio de información y la cooperación en una fase temprana del proceso, pueden proponer soluciones a problemas similares y mantener al mismo tiempo sus respectivos objetivos políticos y sus normas. De este modo se reducen los costes de las actividades empresariales y aumenta la competencia transfronteriza, a la vez que es más leal.

En cuestiones de regulación, la Comisión coopera estrechamente con sus socios comerciales, tanto en diálogos multilaterales (por ejemplo con las Naciones Unidas, la OCDE y el Banco Mundial) como en diálogos bilaterales.

La cooperación en materia de regulación se ha convertido también en parte integrante de los acuerdos bilaterales de libre comercio, como el Acuerdo Económico y Comercial Global (AECG) entre la UE y Canadá, y forma parte de las negociaciones en curso sobre la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP) entre la UE y los Estados Unidos.