Tres caminos, un objetivo

La agricultura ocupa una posición única en el centro de la sociedad, el medio ambiente y la economía de la Unión Europea.

Image: Common agricultural policy for a sustainable agriculture

La actividad agrícola se apoya en unas buenas condiciones medioambientales, que permiten a los agricultores aprovechar los recursos naturales, crear sus productos y ganarse la vida. Por su parte, el dinero aportado por la agricultura sostiene a las familias de agricultores y a las comunidades rurales, mientras que los alimentos producidos por la agricultura sustentan a la sociedad en su conjunto.

La política agrícola común (PAC), por lo tanto, combina planteamientos sociales, económicos y medioambientales para poner en marcha un sistema agrícola sostenible en la UE. En la nueva PAC, que se construye en torno a una renovada arquitectura ecológica más ambiciosa, se tomarán nuevas medidas hacia esa dirección.

Con este enfoque combinado y ambicioso, y aprovechando los últimos avances en materia de conocimiento e innovación, la PAC adapta la agricultura al Pacto Verde Europeo, que se propone crear un futuro inclusivo, competitivo y respetuoso con el medio ambiente para Europa.

Los agricultores, las empresas agroalimentarias, los silvicultores y las comunidades rurales tienen un papel esencial que desempeñar en varios de los ámbitos políticos clave del Pacto Verde, entre ellos:

Las medidas adoptadas en estos ámbitos abordarán algunos de los mayores retos a los que se enfrentará la UE en los próximos años. Al contribuir a la solución de estos retos, la PAC garantiza que la agricultura siga estando en el centro de Europa para las generaciones futuras.

Últimas novedades

Documentos

DescargarPDF - 3 MB