Sostenibilidad medioambiental en la PAC

La política agrícola común (PAC) tiene tres objetivos medioambientales claros que se recogen en el Pacto Verde Europeo y en la estrategia «De la granja a la mesa»:

  • luchar contra el cambio climático;
  • proteger los recursos naturales;
  • reforzar la biodiversidad.

Para alcanzar estos objetivos, la PAC fomenta la agricultura ecológica y la gestión responsable de insumos tales como plaguicidas y fertilizantes.

La PAC pretende alcanzar sus objetivos medioambientales de una manera social y económicamente sostenible para los agricultores, las comunidades rurales y la UE en su conjunto.

Medidas medioambientales en la PAC

Las medidas que fomentan la agricultura ecológica y la aplicación de las normas medioambientales constituyen una parte fundamental de la PAC:

  • las normas de condicionalidad vinculan la ayuda financiera a las normas de la UE en materia de medio ambiente, salud humana y animal y fitosanidad;
  • los pagos directos ecológicos establecen acciones obligatorias (mantenimiento de pastos permanentes, diversidad de cultivos y superficies de interés ecológico) orientadas a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático;
  • la política de desarrollo rural apoya las inversiones y las actividades agrícolas que contribuyen a la acción por el clima y la gestión sostenible de los recursos naturales.

La nueva PAC: 2023-2027

La nueva PAC adoptará otras medidas para conseguir una agricultura ecológica y sostenible en la UE. Comprenderá lo siguiente:

  • un enfoque más simplificado, más flexible y más específico;
  • unas condiciones y normas medioambientales más estrictas para los agricultores;
  • un mayor número de medidas medioambientales voluntarias para los agricultores, a través de regímenes ecológicos y de la política de desarrollo rural.

Información relacionada

DescargarPDF - 4.1 MB

Luchar contra el cambio climático

La PAC es un instrumento fundamental para liberar el potencial de la agricultura en la lucha contra el cambio climático. Un total estimado de 104 000 millones de euros (el 25 %) de la financiación de la PAC para el período 2014-2020 se destinó a medidas relacionadas con el clima, tales como:

  • reducir las emisiones de gases de efecto invernadero mediante la mejora de los métodos de gestión y cría de la ganadería, y la inversión en el almacenamiento y el tratamiento del estiércol;
  • aumentar la captura y el almacenamiento de carbono a través de medidas e inversiones en protección del suelo y restauración forestal;
  • ayudar a los agricultores a adaptarse a los retos que plantea el cambio climático mediante inversiones y asesoramiento sobre nuevos métodos y tecnologías.

Gracias a estas medidas, las emisiones de la agricultura disminuyeron un 21 % entre 1990 y 2017, sin reducir los niveles de producción. La nueva PAC incluye un mayor apoyo a la mitigación del cambio climático y contribuirán al objetivo de acción por el clima del Pacto Verde de lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en toda la UE de aquí a 2050.

Más información

Luchar contra el cambio climático

Proteger los recursos naturales

Con el fin de proteger los recursos naturales esenciales para la agricultura, la PAC:

  • salvaguarda la cantidad y la calidad del agua utilizada en la agricultura mediante la creación de franjas de protección a lo largo de los ríos, el apoyo a sistemas de riego más eficaces y la mejora del cumplimiento de las normas en las zonas vulnerables a los nitratos;
  • establece normas obligatorias para la cobertura mínima del suelo y alienta nuevas prácticas que limiten la erosión del suelo y mantengan la materia orgánica;
  • protege la calidad del aire mediante el fomento de la reducción de las emisiones de amoníaco, la imposición de restricciones a la combustión de residuos y la prohibición de la pulverización de plaguicidas en condiciones ventosas.

A través de la política de desarrollo rural, la PAC también contribuye a la estrategia forestal de la UE apoyando la protección, el establecimiento, la restauración y la gestión sostenible de los bosques en toda Europa.

Al proteger los recursos naturales esenciales para la agricultura y la silvicultura, la PAC contribuye al objetivo del Pacto Verde de eliminar la contaminación en toda la UE.

Más información

Proteger los recursos naturales

Reforzar la biodiversidad

Con el fin de proteger el ecosistema de las tierras agrícolas, la PAC enlaza con las directivas de la UE sobre especies silvestres y en sus propósitos estará alcanzar los objetivos de la nueva estrategia sobre biodiversidad de la Comisión, que forma parte del Pacto Verde.

La PAC protege la biodiversidad de diversas maneras:

  • las normas de condicionalidad cubren tanto la Directiva sobre aves como la Directiva sobre hábitats, así como las medidas destinadas a conservar los elementos paisajísticos y reducir el uso de plaguicidas;
  • la creación de superficies de interés ecológico mediante pagos directos ecológicos ha permitido conservar elementos paisajísticos y poner un mayor número de tierras en barbecho, lo que ha beneficiado a la biodiversidad al facilitar la polinización y proteger los hábitats;
  • la política de desarrollo rural favorece medidas que conservan y mejoran la biodiversidad, como la aportación de fondos para la creación y el mantenimiento de elementos paisajísticos y «pasillos ecológicos» y el apoyo a sistemas agrícolas de gran valor natural y planes de gestión de la naturaleza que mantengan zonas respetuosas con la vida salvaje.

Más información

Reforzar la biodiversidad

Fomentar la agricultura de bajos insumos

Los plaguicidas, los fertilizantes y los antibióticos se utilizan ampliamente en toda la UE para ayudar a la agricultura a producir alimentos y otras materias esenciales para la sociedad. Sin embargo, un uso excesivo e indebido de esos productos puede dañar el medio ambiente, así como la salud de las plantas, los animales y las personas.

Entre los objetivos de la PAC está fomentar un uso reducido y responsable de estos insumos, además de:

  • promover la agricultura ecológica;
  • ayudar a los agricultores a utilizar plaguicidas y fertilizantes de manera responsable y a aplicar técnicas de gestión respetuosas con el medio ambiente, métodos alternativos y nuevas tecnologías;
  • reducir la necesidad de antibióticos mediante inversiones y asesoramiento que redunden en beneficio de la salud y el bienestar de los animales.

Más información

Agricultura de bajos insumos

Evaluación de las medidas medioambientales

La Comisión Europea evalúa constantemente la eficacia de la PAC en el cumplimiento de sus objetivos medioambientales:

Los datos recopilados por la Comisión proporcionan información exhaustiva sobre:

  • la situación del medio rural en la UE y su evolución a lo largo del tiempo;
  • el impacto de la agricultura en el clima, los recursos naturales y la biodiversidad;
  • la aplicación de las medidas medioambientales de la PAC en toda la UE;
  • el éxito de las medidas medioambientales a la hora de alcanzar sus metas y su impacto más amplio que los objetivos declarados.

La evaluación de las medidas medioambientales de la PAC tiene en cuenta los complejos vínculos entre las medidas políticas, los cambios en las prácticas agrícolas y las mejoras medioambientales, así como otros muchos factores, como los fenómenos meteorológicos, el impacto de las tendencias del mercado y las diferencias de las condiciones medioambientales entre los países y regiones de la UE.

El papel del conocimiento y la innovación

El conocimiento, la investigación y la innovación favorecen una agricultura sostenible desde el punto de vista medioambiental en la UE:

Más información

Modernizar la agricultura

Últimas novedades