¿Qué es el pago redistributivo?

La mayoría de las explotaciones agrícolas de la Unión Europea tienen menos de 28 hectáreas y, dadas sus pequeñas dimensiones, no pueden aprovechar las economías de escala. Para contrarrestar esta desventaja, los países de la UE pueden optar por ayudar a los pequeños agricultores mediante pagos redistributivos.

Para redistribuir las ayudas a los pequeños agricultores, los países de la UE pueden asignar al pago redistributivo hasta el 30% de su presupuesto nacional de apoyo a la renta. El pago se destina a las primeras hectáreas de la explotación, lo que significa que todas las hectáreas por debajo de este umbral, fijado por el país en cuestión, reciben un apoyo adicional. Esto ayuda a los pequeños agricultores, ya que habrá una proporción mayor de hectáreas de sus explotaciones que reciban los pagos más cuantiosos.

El número de hectáreas a las que puede asignarse el pago se limita a un umbral fijado por las administraciones nacionales (30 hectáreas o, si se supera esta extensión, el tamaño medio de las explotaciones del país). Cada país de la Unión Europea establece el importe por hectárea, que no puede superar el 65% del pago medio por hectárea. El importe del pago adicional por hectárea varía según el país.

Documentos

DescargarPDF - 344.8 KB