Propuestas legislativas

El 1 de junio de 2018, la Comisión Europea presentó unas propuestas legislativas sobre la política agrícola común (PAC) a partir de 2020. Con esas propuestas se pretende que la PAC responda mejor a los retos presentes y futuros, como el cambio climático o el relevo generacional, sin dejar de apoyar a los agricultores europeos para conseguir un sector agrícola sostenible y competitivo.

La Unión Europea elabora su presupuesto teniendo en cuenta una planificación pragmática, moderna y a largo plazo para el periodo 2021-2027 con el fin de dar respuesta a los asuntos que importan a los europeos. La Comisión propone reducir moderadamente la financiación de la PAC —en torno al 5% — debido a la disminución de las contribuciones de una futura Unión de 27 miembros.

Información relacionada

Propuestas legislativas, fichas informativas y evaluaciones de impacto

Un presupuesto de la UE para el futuro

Proceso legislativo de la UE

Nueve objetivos claros

La futura PAC se basará en nueve objetivos y seguirá garantizando el acceso a alimentos de alta calidad y prestando un sólido apoyo al excepcional modelo agrícola europeo.

Los nueve objetivos de la futura PAC son:

  • garantizar una renta justa a los agricultores
  • aumentar la competitividad
  • reequilibrar el poder en la cadena alimentaria
  • actuar contra el cambio climático
  • proteger el medio ambiente
  • preservar los paisajes y la biodiversidad
  • apoyar el relevo generacional
  • mantener zonas rurales dinámicas
  • proteger la calidad alimentaria y sanitaria

Información relacionada

Hechos y pertinencia política de los nueve objetivos

Retos para la agricultura y las zonas rurales

Aspectos fundamentales de la propuesta

Mejor orientación para un trato más justo

Para garantizar la estabilidad y la previsibilidad, la ayuda a la renta seguirá siendo una parte fundamental de la PAC. En este contexto, los pagos básicos seguirán dependiendo del tamaño de la explotación en hectáreas. Sin embargo, la futura PAC quiere dar prioridad a las pequeñas y medianas explotaciones y animar a los jóvenes agricultores a incorporarse a la profesión. Por eso la Comisión propone:

  • aumentar nivel de ayuda por hectárea para las pequeñas y medianas explotaciones
  • reducir el porcentaje de los pagos directos recibidos por encima de 60.000 euros por explotación y limitar los pagos a 100.000 euros por explotación, con vistas a garantizar una distribución más equitativa de los pagos
  • reservar a los jóvenes agricultores una ayuda de un mínimo del 2% de los pagos directos asignados a cada país de la UE, complementada con una ayuda financiera en virtud del desarrollo rural y medidas para facilitar el acceso a la tierra y los traspasos de tierras
  • obligar a los países de la UE a garantizar que solo reciban ayuda los verdaderos agricultores.

Objetivos más ambiciosos para el medio ambiente y la acción por el clima

Los agricultores desempeñan un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático, la protección del medio ambiente y la preservación de los paisajes y la biodiversidad. En su propuesta, la Comisión Europea fija objetivos muy ambiciosos en materia de medio ambiente y cambio climático. Entre los requisitos obligatorios para alcanzarlos figuran:

  • conservar los suelos ricos en carbono protegiendo los humedales y las turberas
  • utilizar una herramienta obligatoria de gestión de los nutrientes para mejorar la calidad del agua y reducir los niveles de amoniaco y de óxido nitroso
  • aplicar la rotación de cultivos en lugar de la diversificación de estos.

Los agricultores tendrán la posibilidad de contribuir más y serán recompensados por ir más allá de los requisitos obligatorios. Los países de la UE elaborarán regímenes ecológicos voluntarios para brindar a los agricultores apoyo o incentivos con objeto de que apliquen unas prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente.

Los agricultores en el corazón de la sociedad europea

Los agricultores, que son proveedores de bienes públicos esenciales, son el corazón de las comunidades rurales de Europa. Para impulsar el desarrollo de las zonas rurales, la futura PAC propone:

  • ayudar a las nuevas generaciones de agricultores a acceder a la profesión, mediante la tutoría de jóvenes agricultores por otros más experimentados, la mejora de la transferencia de conocimientos de una generación a la siguiente o el desarrollo de planes de sucesión
  • animar a los países de la UE a ser más activos a nivel nacional, por ejemplo mediante normas más flexibles en relación con la fiscalidad y las herencias, para mejorar el acceso de los jóvenes agricultores a la tierra
  • establecer requisitos más estrictos para los agricultores en cuanto a seguridad alimentaria y calidad, proporcionando apoyo financiero únicamente cuando cumplan, por ejemplo, las normas de reducción del uso de plaguicidas o de antibióticos.

Información relacionada

DescargarPDF - 4.1 MB

Una nueva forma de trabajar

La Comisión Europea propone un sistema más flexible, que simplifica y moderniza el funcionamiento de la PAC. La política insistirá menos en el cumplimiento y las normas, y más en los resultados y el rendimiento.

Mediante planes estratégicos, los países indicarán cómo se proponen lograr los nueve objetivos a escala de la UE utilizando instrumentos de la PAC y, al mismo tiempo, responder a las necesidades específicas de sus agricultores y comunidades rurales.

El nuevo método de trabajo también implicará

  • racionalizar los procesos administrativos: los países presentarán un único plan estratégico que abarque los pagos directos, el desarrollo rural y las estrategias sectoriales
  • facilitar la protección del medio ambiente: gracias a una serie de normas y objetivos a nivel de la UE, cada país adaptará las medidas medioambientales y climáticas a la realidad sobre el terreno
  • simplificar el apoyo a los jóvenes agricultores: un plan estratégico único permitirá una acción coherente para el relevo generacional que cubra tanto los pagos directos como el desarrollo rural. Además, los jóvenes agricultores tendrán un acceso más fácil a los ingresos complementarios y a las ayudas a la instalación, ya que se reducirán los criterios de admisibilidad de la UE.

Información relacionada

Discurso del comisario Phil Hogan sobre simplificación y subsidiariedad en el Consejo de Agricultura y Pesca de 16 de julio de 2018

DescargarPDF - 2.6 MB

DescargarPDF - 7.5 MB

Impulsar la innovación

El conocimiento y la innovación son fundamentales para un sector agrícola inteligente, resistente y sostenible. La PAC del futuro fomentará un aumento de la inversión en investigación e innovación y también hará que este aumento redunde en beneficio de los agricultores y de las comunidades rurales.

Por tanto, es esencial crear sistemas de conocimiento e innovación agrícolas (AKIS, por sus siglas en inglés) más sólidos para impulsar el inicio y el desarrollo de proyectos de innovación, divulgar sus resultados y aplicarlos lo más extensamente posible. La inclusión de las estrategias nacionales de los AKIS en los planes estratégicos de la PAC, como se indica en el artículo 102 de la propuesta de Reglamento por el que se establecen normas sobre el apoyo a los planes estratégicos que deben elaborar los países de la UE en el marco de la PAC, incentivará la estructuración y la organización del ecosistema de innovación nacional. Garantizar el buen funcionamiento de los AKIS en el conjunto de la UE evita la duplicación de esfuerzos, ahorra costes, aumenta el impacto de la financiación de la UE y nacional y regional y acelera la innovación.

Las estrategias de AKIS que han funcionado han tenido en cuenta cuatro grandes grupos de acciones:

  1. mejorar los flujos de conocimiento y reforzar los vínculos entre la investigación y la práctica
  2. reforzar todos los servicios de asesoramiento agrícola y fomentar su interconexión dentro de los AKIS
  3. potenciar la innovación interactiva transfronteriza y transectorial
  4. apoyar la transición digital en la agricultura

La Comisión Europea ha propuesto reservar 10.000 millones de euros del programa Horizonte Europa para la investigación y la innovación en los ámbitos de la alimentación, la agricultura, el desarrollo rural y la bioeconomía. La Asociación Europea para la Innovación para la agricultura (EIP-AGRI) continuará poniendo en común las fuentes de financiación de Horizonte Europa y del desarrollo rural para fomentar una agricultura y silvicultura competitivas y sostenibles.

DescargarPDF - 770.6 KB

Últimas novedades

Documentos

DescargarPDF - 1.4 MB
DescargarPDF - 973.9 KB
DescargarPDF - 1.4 MB
DescargarPDF - 4.1 MB
DescargarPDF - 770.6 KB