La retirada del Reino Unido de la Unión Europea

Tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea el 31 de enero de 2020, entró en vigor un período transitorio que finalizó el 31 de diciembre de 2020.

Al término del período transitorio, ya no son de aplicación en el Reino Unido los acuerdos internacionales celebrados por la UE. No cambian para la UE las disposiciones en materia de libre comercio (por ejemplo, sobre acceso al mercado o los contingentes arancelarios) y los operadores de la UE deben comprobar el cumplimiento de las normas de origen, puesto que los ingredientes británicos ya no pueden considerarse originarios de la Unión para las exportaciones en virtud de esos acuerdos.

La Comisión Europea mantiene una página web con información actualizada sobre la preparación para el final del período transitorio en la que se puede consultar lo siguiente:

  • Medidas de contingencia

Una serie de medidas de contingencia específicas para preparar un posible escenario de salida sin acuerdo.

  • Comunicación y lista de comprobación

    Preparativos para los cambios

Para ayudar a las autoridades nacionales, las empresas y los ciudadanos, la Comisión publicó la Comunicación «Preparativos para los cambios» y una «Lista de comprobación de la preparación ante el Brexit» para las empresas de la UE que trabajan con el Reino Unido.

  • Comunicaciones orientativas sectoriales

Más de 100 comunicaciones de orientación sectoriales, con información detallada sobre lo que deben hacer las partes interesadas para prepararse para los cambios que afectarán a sus respectivos sectores.

Muchas de estas comunicaciones son pertinentes para el sector agrícola, ya que ofrecen orientaciones, entre otros ámbitos, sobre legislación alimentaria, contingentes arancelarios, productos ecológicos e indicaciones geográficas. Se recomienda a las partes interesadas que consulten esas comunicaciones para obtener la información más reciente y las recomendaciones relativas a su sector específico.

Información relacionada

La UE y el Reino Unido: forjando una nueva asociación

Comercio agroalimentario

El Reino Unido y la UE comparten una importante relación comercial de productos agroalimentarios.

Los países de la UE exportan grandes volúmenes de productos agroalimentarios al Reino Unido: sobre todo, frutas y hortalizas frescas y transformadas, productos cárnicos y preparaciones alimenticias. En 2019, el valor de esas exportaciones ascendió a 41.000 millones de euros.

En 2019, un porcentaje significativo de las importaciones agroalimentarias del Reino Unido procedió de la UE (74 %): los productos lácteos, las preparaciones alimenticias y los productos cárnicos representaron el mayor porcentaje de productos agroalimentarios de la UE importados por el Reino Unido (en porcentaje de las importaciones agroalimentarias totales del Reino Unido).

Planes de contingencia

Es importante que las partes interesadas evalúen cómo repercutirá la nueva relación entre el Reino Unido y la UE en sus prácticas de producción y de comercio.

La UE está preparada para afrontar esas repercusiones gracias a la organización común de mercados (OCM), un conjunto de normas que regulan los mercados agrícolas en la UE. La OCM engloba una serie de instrumentos jurídicos que pueden utilizarse, en caso de perturbaciones del mercado, a modo de redes de seguridad: por ejemplo, la intervención pública, el almacenamiento privado, la prevención de crisis y la gestión de riesgos, además de medidas de mercado excepcionales.

La Comisión Europea tiene una larga experiencia en la aplicación de este tipo de medidas en momentos de perturbaciones del mercado, como las registradas durante el veto ruso de 2014-2016, cuando se aplicaron medidas para hacer frente a desequilibrios en el mercado (ayuda al almacenamiento privado, programas de promoción), medidas para ayudar a los agricultores con problemas de liquidez a corto plazo (ayudas específicas, pagos anticipados), ayudas estatales e incentivos para reducir la producción.

En caso de que no haya acuerdo, para contrarrestar las consecuencias más negativas, algunos países de la UE también pueden solicitar regímenes de ayudas estatales.

Certificados de importación y exportación

Al término del período transitorio, las normas de la Unión Europea relativas al régimen de los certificados de importación y exportación dejarán de aplicarse al Reino Unido.

Las normas más importantes a este respecto son el Reglamento Delegado (UE) 2016/1237 de la Comisión y el Reglamento de Ejecución (UE) 2016/1239 de la Comisión, que establecen un sistema de certificados de importación y exportación para determinados productos.

Como consecuencia de este cambio, los derechos y obligaciones derivados de los certificados de importación y exportación expedidos por la Unión Europea expirarán en el Reino Unido a partir del fin del período transitorio. Igualmente, los derechos y obligaciones derivados de los certificados de importación y exportación expedidos por las autoridades competentes del Reino Unido expirarán en la Unión Europea.

No obstante, serán objeto de excepción los certificados expedidos en el marco de los contingentes arancelarios de la OMC.

Contingentes arancelarios de la OMC

Para preparar la retirada, el Reino Unido y la UE han seguido los procedimientos previstos por la OMC para establecer sus respectivos compromisos cuantitativos, que se aplican a partir del fin del período transitorio. En particular, los contingentes arancelarios requerirán una serie de ajustes para tener en cuenta la retirada del Reino Unido de la Unión. En el caso de los contingentes arancelarios de la OMC para la UE, la Unión y el Reino Unido prevén un reparto basado en los flujos comerciales históricos.

Dentro del ejercicio de preparación para la retirada del Reino Unido de la Unión Europea, el Reglamento (UE) 2019/216 sienta las bases para el reparto de los contingentes arancelarios incluidos en la lista de concesiones y compromisos de la Unión aneja al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) de 1994. El reparto de contingentes arancelarios se lleva a cabo de acuerdo con el Reglamento (UE) 2019/386, modificado por el Reglamento (UE) 2020/2099, y afecta a la validez de los certificados de importación expedidos antes de la retirada del Reino Unido del siguiente modo:

  • Certificados expedidos por el Reino Unido: conforme al artículo 2, apartado 1, del Reglamento de Ejecución (UE) 2019/386 de la Comisión, los derechos y obligaciones derivados de los certificados de importación expedidos y los derechos de importación asignados por las autoridades expedidoras del Reino Unido en el marco de los contingentes arancelarios incluidos en la lista arancelaria de la OMC para la Unión dejan de ser válidos en la Unión Europea a partir del 1 de enero de 2021.
  • Certificados expedidos por países de la UE distintos del Reino Unido: los derechos y obligaciones derivados de los certificados de importación expedidos y los derechos de importación asignados por las autoridades expedidoras de los países de la UE distintos del Reino Unido seguirán siendo válidos en la Unión, salvo los certificados transferidos a operadores establecidos en el Reino Unido, los cuales dejan de ser válidos a partir del 1 de enero de 2021.
  • Reparto de los contingentes arancelarios de la OMC: la Comisión Europea ha publicado un cuadro que recoge el reparto de los contingentes arancelarios para determinados productos agrícolas incluidos en la lista de la OMC de la Unión.

POSEI

Para evitar posibles perturbaciones de los flujos comerciales tradicionales entre las regiones ultraperiféricas y el Reino Unido tras el final del período transitorio, los volúmenes de productos agrícolas transformados que se envían actualmente desde las regiones ultraperiféricas al Reino Unido como miembro de la UE se considerarán exportaciones a terceros países. Al mismo tiempo, se ha añadido el Reino Unido a la lista de terceros países a los que pueden reexportarse productos transformados desde las Azores y Madeira en el contexto del comercio regional.

Información relacionada

Reglamento (UE) 2019/260 por lo que se refiere a algunos de los flujos comerciales tradicionales entre determinadas regiones ultraperiféricas de la Unión y el Reino Unido.