El Reino Unido abandonó la Unión Europea el 31 de enero de 2020, tras 47 años de pertenencia a la UE. De conformidad con el Acuerdo de Retirada, ahora es oficialmente un tercer país para la UE y, por tanto, ya no participa en la toma de decisiones de la UE.

No obstante, la UE y el Reino Unido han acordado conjuntamente un período transitorio que se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2020. Hasta entonces, la situación permanecerá sin cambios para los ciudadanos, los consumidores, las empresas, los inversores, los estudiantes y los investigadores, tanto en la UE como en el Reino Unido. La legislación de la UE sigue siendo aplicable al Reino Unido hasta el final del período transitorio.

La UE y el Reino Unido utilizarán estos meses para negociar una asociación justa y ambiciosa para el futuro.

"Cooperaremos estrechamente para encontrar soluciones a los retos comunes.

Pero una cosa debe quedar absolutamente clara:

con independencia de lo que nos depare el futuro, los lazos y la amistad entre nuestros pueblos son irrompibles."

- Presidenta Von der Leyen, Parlamento Europeo, Estrasburgo, 27 de noviembre de 2019

La UE trabaja incansablemente, y de buena fe, para llegar a un acuerdo, pero también se está preparando para todas las consecuencias que puede tener el hecho de que el período transitorio llegue a su fin sin la ratificación de un acuerdo formal para nuestra futura asociación.

El Grupo de Trabajo para las Relaciones con el Reino Unido (UKTF) de la Comisión Europea coordina la labor relativa a todas las cuestiones estratégicas, operativas, jurídicas y financieras relacionadas con la retirada del Reino Unido y su futura relación con la Unión Europea. Michel Barnier es el jefe de este Grupo de Trabajo.