Normas en materia de responsabilidad medioambiental

La UE cuenta con legislación para prevenir y reparar los daños medioambientales importantes ocurridos en sus países miembros, como los daños a especies y hábitats naturales protegidos, a las aguas superficiales y subterráneas y al suelo. La Directiva sobre responsabilidad medioambiental establece un régimen de responsabilidad a escala de la UE, basado en el principio de que quien contamina paga.

De acuerdo con la Directiva, los países de la UE deben designar a varios organismos públicos como guardianes del medio ambiente. Estos deben identificar a los contaminadores responsables y garantizar que los causantes de una amenaza inminente de daño ambiental, o de daños reales, emprendan o financien las medidas preventivas o reparadoras necesarias.

A diferencia de las normas de responsabilidad civil estándar, la Directiva no da derecho a los particulares a ser compensados como consecuencia de daños ambientales. En su lugar, los organismos públicos designados determinan y evalúan la magnitud de los daños ambientales y acuerdan, en cooperación con los responsables, las medidas reparadoras que deben adoptarse.

Ámbito de aplicación y aplicación de las normas

Desde su introducción en 2004, el ámbito de aplicación de la Directiva sobre responsabilidad medioambiental (DRM) se ha modificado en tres ocasiones para incluir la responsabilidad por los daños ambientales causados a consecuencia de la gestión de los residuos de industrias extractivas, la explotación de determinados emplazamientos de almacenamiento y las actividades en las aguas marinas.

Los organismos públicos designados por los países de la UE son los encargados de aplicar la Directiva sobre el terreno. Su aplicación está respaldada por un grupo de expertos gubernamentales de los países de la UE, que se reúnen periódicamente con la Comisión Europea para prestar asesoramiento y coordinar las actividades de la DRM en cada uno de los países.

Programa de trabajo plurianual

En colaboración con los expertos gubernamentales, la Comisión ha puesto en marcha el programa de trabajo plurianual 2017-2020 para hacer que la Directiva sobre responsabilidad medioambiental cumpla mejor sus objetivos originales.

Los tres pilares del programa de trabajo plurianual son:

  • mejorar la base empírica para la evaluación y la toma de decisiones de la Comisión, los Estados miembros, las partes interesadas y los profesionales
  • apoyar la aplicación a través de instrumentos y medidas para una aplicación más uniforme
  • garantizar una disponibilidad suficiente de garantía financiera, en particular para hacer frente a grandes pérdidas o casos de insolvencia.

La Comisión Europea publicó sendos informes en 2010 y 2014 sobre la eficacia de la aplicación de la Directiva sobre responsabilidad medioambiental hasta la fecha. 

Cómo denunciar un daño medioambiental

Los particulares y las organizaciones no gubernamentales (ONG) están facultadas por la Directiva sobre responsabilidad medioambiental para notificar a los organismos públicos designados cualquier daño ambiental, o la amenaza inminente del mismo, e impugnar la acción o inacción de una institución pública para prevenir y reparar los daños medioambientales.