Sobre esta consulta

Periodo de consulta
22 Enero 2018 - 16 Abril 2018
Ámbitos de actuación
Mercado único, Empresa e industria

Grupo destinatario

Se anima a todos los ciudadanos y organizaciones a contribuir a esta consulta. En particular, se espera recibir contribuciones de:

  • particulares interesados / usuarios finales particulares de productos de construcción
  • empresas o trabajadores autónomos, especialmente las pequeñas y medianas empresas (fabricantes, importadores, distribuidores, constructores, diseñadores, proveedores, usuarios finales profesionales)
  • representantes de la empresa (asociaciones empresariales, cámaras de comercio, organizaciones profesionales)
  • organismos técnicos (organismos notificados, organismos de evaluación técnica, organismos de normalización, la Organización Europea para la Evaluación Técnica)
  • administraciones públicas y organismos de ensayo (por ejemplo, inspectores de vigilancia del mercado o autoridades encargadas de la aplicación, organismos de acreditación, autoridades de notificación, puntos de contacto de productos de construcción, organismos de control de edificios)
  • organizaciones no gubernamentales
  • universidades, organizaciones de investigación y tecnología
  • representantes de los trabajadores de la construcción
  • organizaciones de consumidores.

Objetivo de la consulta

El Reglamento (UE) n.º 305/2011 sobre productos de construcción pretende conseguir que el mercado único funcione para los productos utilizados en la construcción de edificios e infraestructuras. A tal fin, establece normas sobre la evaluación del rendimiento de los productos de construcción, y la comunicación de los resultados de esta evaluación, a través de un lenguaje técnico común (basado principalmente en las normas europeas armonizadas y los documentos europeos de evaluación) que debe utilizarse en toda la UE. Los productos de construcción evaluados de conformidad con las normas del Reglamento llevan el marcado CE. Los países de la UE son libres de dictar normas sobre el diseño y la seguridad de los edificios y las obras de infraestructuras, siempre que para ello utilicen el lenguaje técnico común establecido por el Reglamento para los productos que llevan el marcado CE. Con ello se pretende garantizar que los profesionales, las administraciones públicas y los consumidores dispongan de información fiable y comparable sobre el rendimiento de los productos de construcción, de manera que puedan comparar el rendimiento de los productos de distintos fabricantes en los distintos países. De este modo se evita la exclusión de los mercados nacionales de algunos productos por el mero hecho de que se hayan fabricado en otro país y su rendimiento se haya sometido a ensayo allí.

Diversas fuentes, como el informe de 2016 sobre la aplicación del Reglamento sobre productos de construcción, los dictámenes de la plataforma REFIT y los estudios sobre los reglamentos del sector europeo de la construcción, han señalado problemas que afectan al funcionamiento del Reglamento sobre productos de construcción, como la necesidad de aclaraciones en lo relativo a las disposiciones de simplificación, la escasez de pruebas sobre la aceptación de las disposiciones de simplificación o de regímenes menos estrictos por parte de las microempresas, el vínculo con el Reglamento 1025/2012 sobre la normalización y la utilización obligatoria de las normas en el Reglamento sobre productos de construcción, las disposiciones sectoriales de vigilancia del mercado y ejecución, las normas de desarrollo en relación con los organismos notificados y la racionalización de las normas procedimentales para ultimar los documentos europeos de evaluación. En el paquete de la Comisión Europea sobre la Unión de la Energía, de noviembre de 2016, se menciona la necesidad de abordar la fragmentación del mercado interior de los productos de construcción. De ahí que la Comisión lleve a cabo en estos momentos una evaluación conjunta y una evaluación de impacto de una posible iniciativa de la UE para revisar las normas de la UE sobre los productos de construcción.

Esta consulta pública quiere ofrecer a todos los ciudadanos y los interesados la oportunidad de contribuir al ejercicio y dar su opinión sobre cuestiones clave pertinentes para la evaluación y la evaluación de impacto. La consulta complementa otras consultas anteriores, más específicas y orientadas a las partes interesadas.

La consulta documentará la evaluación de la Comisión y el informe de la evaluación de impacto, así como la propuesta legislativa que acompañe al informe si los resultados de la evaluación apuntan a la necesidad de modificar las normas de la UE sobre los productos de construcción.

Cómo enviar su respuesta

Envíe su contribución mediante el cuestionario en línea.

El cuestionario está disponible en 23 lenguas oficiales de la UE y las respuestas pueden enviarse en cualquiera de ellas. 

Información adicional

Ver las respuestas

En aras de la transparencia, se anima a las organizaciones a que hagan públicos sus datos de interés mediante la inscripción en el Registro de Transparencia y la adhesión a su Código de Conducta. Si la organización no está registrada, su respuesta se publicará por separado de las facilitadas por las organizaciones que sí lo están.

Resultados de la consulta y próximas etapas

La Comisión analizará y resumirá los resultados en un informe, que se publicará en esta web y en el sitio web de la Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes.

Protección de los datos de carácter personal

Las contribuciones que se reciban y la identidad de quien las envíe se publicarán en esta web, a no ser que su autor se oponga a la publicación de sus datos personales.

En la declaración de confidencialidad específica encontrará información sobre el modo en que se tratarán sus datos personales y su contribución.

Contacto