Una vez evaluados los planes de los gobiernos, la Comisión presenta a cada país un conjunto de recomendaciones específicas junto con una comunicación de carácter general. Las recomendaciones se centran en objetivos factibles en los 12 a 18 meses siguientes.

Las recomendaciones adaptan al ámbito nacional las prioridades señaladas a escala de la UE (en el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de la Comisión). Lo mismo hacen para la zona del euro. 

Los gobiernos debaten en el Consejo las recomendaciones, que refrendan los dirigentes de la UE en una cumbre en junio y adoptan oficialmente los ministros de economía en julio.

Documentos

DescargarPDF - 89.6 KB