Contratos digitales para Europa

Para los consumidores, comprar online puede resultar rápido y barato. Pero a menudo, cuando surgen problemas, no son conscientes de sus derechos. 

Para resolver estos problemas, la Comisión Europea ha aprobado dos importantes propuestas. Una se refiere a las normas contractuales sobre suministro de contenidos digitales (por ejemplo, música en streaming) y la otra a las normas contractuales sobre venta en línea de bienes (por ejemplo, comprar una cámara fotográfica online).

Ambas propuestas establecerán una misma normativa aplicable a los 28 países de la UE.

Situación actual

La Comisión aprobó las propuestas sobre contratos digitales en diciembre de 2015, y ahora los colegisladores están negociándolas.

El 8 de junio de 2007, el Consejo adoptó una posición en torno a la propuesta de Directiva sobre las normas contractuales para el suministro de contenidos digitales.

Por su parte, el Parlamento Europeo sigue trabajando en la propuesta de Directiva sobre normas contractuales para el suministro de contenidos digitales (más información) y en la propuesta de Directiva sobre normas contractuales para la compraventa en línea y otras ventas a distancia de bienes (más información).

Las negociaciones entre el Consejo y el Parlamento Europeo empezarán cuando ambas instituciones hayan adoptado sus respectivas posiciones.

Compra de contenidos digitales

Se entiende por "contenidos digitales" productos tales como vídeos, música, programas informáticos o acontecimientos deportivos retransmitidos por streaming en directo. Entre los problemas que pueden plantearse al comprar online este tipo de productos están los siguientes:

  • descargas de música que después no funcionan en el dispositivo
  • compra de programas que de repente dejan de funcionar. 

Compraventa de bienes en línea

A la hora de vender productos online, hay también diferencias jurídicas entre los países de la UE que impiden a empresas y consumidores vender y comprar a través de las fronteras. Entre esas diferencias están los derechos del consumidor en caso de que el producto salga defectuoso.

El resultado es que, para hacer ventas transfronterizas y adaptar sus contratos en consecuencia, las empresas deben invertir tiempo y dinero en informarse sobre las distintas legislaciones extranjeras en materia de contratos de consumo.

Para muchos consumidores, uno de los principales motivos de preocupación son los derechos contractuales: qué ocurre en caso de no recibir los pedidos, qué hacer si se reciben productos equivocados o estropeados o cómo conseguir la reparación o sustitución de un producto defectuoso.

Armonizar las normas sobre compra de contenidos digitales

No existen normas aplicables en toda la UE sobre contenidos digitales defectuosos. Algunos países de la UE han empezado a elaborar su propia legislación. Hay que evitar que tengamos 28 normativas diferentes sobre contenidos digitales vendidos online

Con vistas a implantar un verdadero mercado único digital, una normativa única aportaría seguridad jurídica y ayudaría a las empresas a expandir sus actividades a mercados extranjeros, además de ofrecer a los consumidores la confianza necesaria para aprovechar las ventajas del mercado único digital.

Una normativa armonizada sobre productos de contenidos digitales reducirá los costes para las empresas y les animará a llevar sus actividades más allá de las fronteras. Ya no tendrán que atender a las diferencias en materia de Derecho contractual en cada país miembro donde quieran vender sus productos. Los consumidores sabrán a qué atenerse cuando compren contenidos digitales online y serán conscientes de sus derechos en caso de que un producto salga defectuoso.

Hechos y cifras

  • La gente no compra en webs de otros países porque no tiene confianza en que la compra se desarrolle sin problemas.
  • En los últimos 12 meses, y en las cuatro categorías más conocidas de contenidos digitales (música, antivirus, juegos y almacenamiento en la nube), al menos 70 millones de consumidores tuvieron como mínimo un problema.
  • Solo se ofrecieron soluciones en el 10% de los casos, lo que supuso perjuicios financieros y no financieros para los consumidores de la UE estimados entre 9.000 y 11.000 millones de euros.
  • Las empresas no venden por temor a la complejidad jurídica: los contratos de suministro se clasifican de distintas maneras según el país (contratos de compraventa, de servicio o de arrendamiento), y las vías de recurso para los consumidores también varían según el país.
  • Solo el 15% de los consumidores de la UE compra online en otro país de la UE, frente a casi el triple (44%) que compra en el propio.
  • Solo el 12% de los minoristas de la UE vende online en otro país de la UE, frente a casi el triple (37%) que vende en el propio.

Efectos previstos de la armonización de normativas

Al eliminarse los obstáculos relacionados con la normativa contractual, se calcula que:

  • al menos 122.000 empresas más empezarán a vender online en otros países de la UE
  • entre 8 y 13 millones de consumidores más empezarán a comprar online en otros países de la UE
  • el PIB de la UE aumentará en 4.000 millones de euros con respecto a su nivel actual
  • una mayor competencia impulsará a la baja los precios al consumo en toda la UE, lo que redundará en un mayor bienestar de los consumidores y se calcula que aumente el consumo de los hogares en 18.000 millones de euros.

Documentos

Fichas informativas

DescargarPDF - 1003.5 KB

Fichas informativas por países

DescargarPDF - 1 MB

DescargarPDF - 978.2 KB

DescargarPDF - 977.4 KB

DescargarPDF - 976.9 KB

DescargarPDF - 982.2 KB

DescargarPDF - 983.4 KB

DescargarPDF - 983.6 KB

DescargarPDF - 988.4 KB

DescargarPDF - 982.2 KB

DescargarPDF - 848.9 KB

DescargarPDF - 984.2 KB

DescargarPDF - 982.2 KB

DescargarPDF - 984.2 KB

DescargarPDF - 985.3 KB

DescargarPDF - 984.4 KB

DescargarPDF - 986.8 KB

DescargarPDF - 983.4 KB

DescargarPDF - 984.9 KB

DescargarPDF - 983.6 KB

DescargarPDF - 983.1 KB

DescargarPDF - 991.3 KB

DescargarPDF - 976 KB

DescargarPDF - 987.1 KB

DescargarPDF - 988 KB

DescargarPDF - 1 MB

DescargarPDF - 981.7 KB

DescargarPDF - 984 KB