Determinantes sociales y desigualdades sanitarias

Panorama

Existen desigualdades considerables en el ámbito de la salud pública entre los países de la UE y también entre distintos grupos de población dentro de esos países. Los determinantes sociales, como el empleo, el nivel de ingresos, la educación y el origen étnico, desempeñan un papel importante ya que repercuten en la esperanza de vida y en el estado de salud general.

Con el fin de abordar las desigualdades en materia de salud, la UE promueve políticas y asiste a las autoridades nacionales y a las partes interesadas en la adopción de medidas para reducirlas. En su Comunicación de 2009 "Solidaridad en materia de salud: reducción de las desigualdades en salud en la UE", la Comisión Europea establece una estrategia inicial para la zona que incluye:

  • una evaluación del impacto de las políticas de la UE sobre las desigualdades en materia de salud
  • la actualización de datos sobre desigualdades de salud y estrategias eficaces para reducirlas
  • información sobre la financiación de la UE para ayudar a las autoridades nacionales y otros organismos a hacer frente a las desigualdades.

Informe sobre las desigualdades en materia de salud en la UE

En 2013, la Comisión presentó un documento de trabajo denominado "Informe sobre las desigualdades en materia de salud en la Unión Europea" que presenta:

  • datos y cifras actualizados sobre las desigualdades sanitarias en la UE
  • una evaluación de los avances realizados en la aplicación de la estrategia de 2009.

El informe concluye que, si bien se han hecho algunos progresos, es necesario aplicar más medidas a escala local, nacional y europea. Las políticas de la UE ofrecen oportunidades que tienen que aprovechar plenamente los países de la UE y los grupos de interés para conseguir una sanidad mejor y una mayor cohesión en el ámbito de la salud.

Invertir en la reducción de las desigualdades en materia de salud

Invertir para reducir las desigualdades en materia de salud contribuye a la cohesión social y rompe el círculo vicioso entre mala salud, pobreza y exclusión.

Gracias a la financiación del Parlamento Europeo, la Comisión aplica proyectos piloto relacionados con aspectos específicos de la reducción de las desigualdades sanitarias.

Se está elaborando también una acción conjunta sobre las desigualdades en materia de salud en el marco del Programa de Salud de la UE, que se pondrá en marcha en 2018. Esta acción será la base de la colaboración entre los países de la UE sobre el incremento de la igualdad en materia de salud.