Determinantes sociales y desigualdades sanitarias

Salud de los migrantes

En septiembre de 2020, la Comisión presentó un nuevo Pacto sobre Migración y Asilo que establece un enfoque más justo para la gestión de la migración y el asilo. El objetivo es lograr un nuevo equilibrio entre los principios de reparto equitativo de responsabilidad y solidaridad y generar confianza mediante un enfoque más global y procedimientos modernizados. El Pacto propone acelerar los procesos migratorios y reforzar la gobernanza de las políticas de migración y fronteras.

La salud y la asistencia sanitaria de los migrantes también se incluyen en el Pacto mediante la introducción de controles sanitarios que permitirán identificar rápidamente las necesidades potenciales de los migrantes.

Propuestas de reforma de la legislación de la UE

El nuevo Pacto sobre Migración y Asilo

El Pacto establece el camino a seguir para concluir las negociaciones sobre las propuestas de reforma aprobadas en 2016 y 2018, con el fin de aumentar la eficiencia de los procedimientos y ofrecer garantías más sólidas a los migrantes.

La Comisión Europea también ha anunciado las siguientes nuevas propuestas legislativas que se incluirán en el Pacto:

Otras propuestas

En junio de 2016, la Comisión adoptó un plan de acción sobre la integración de los nacionales de terceros países en los Estados miembros de la UE. El plan contiene varias propuestas relacionadas con la asistencia sanitaria y la revisión de la Directiva sobre la tarjeta azul. Esta revisión es necesaria para hacer frente a la escasez de personal cualificado y atraer a nacionales de terceros países muy capacitados, incluidos profesionales sanitarios.

En julio de 2016, la Comisión aprobó el segundo paquete de propuestas de reforma del Sistema Europeo Común de Asilo, incluida la legislación que contiene disposiciones sobre asistencia sanitaria, tales como:

Estas propuestas forman parte del nuevo Pacto sobre Migración y Asilo.

¿Qué hace la UE?

La prioridad de la Comisión Europea consiste en apoyar a los países que acogen a un número elevado de migrantes. La mayoría de los migrantes están sanos a su llegada a la UE. No obstante, su estado de salud ha podido deteriorarse durante el viaje o pueden haber sufrido problemas de salud antes de su llegada a la UE.

Algunos de ellos pueden sufrir agotamiento físico, angustia extrema, deshidratación o enfriamiento, y estas afecciones, combinadas con unas condiciones de vida inadecuadas, un estilo de vida poco saludable o enfermedades crónicas podrían tener un impacto negativo en su salud física y mental.

¿Qué ayuda presta la UE?

  • La UE presta apoyo financiero para mejorar la asistencia sanitaria a los migrantes vulnerables, integrarlos en los sistemas nacionales de salud y formar a los profesionales del sector.
  • Apoya a los países de la UE que deben hacer frente a unas tasas de migración especialmente elevadas, a fin de que puedan responder a los retos relacionados con la salud, y fomenta el intercambio de mejores prácticas en materia de modelos de asistencia sanitaria.
  • Coordina las siguientes actividades a través del Comité de Seguridad Sanitaria:
    • recogida de las solicitudes de suministros sanitarios de los países de la UE más afectados, para que otros países de la UE puedan responder con capacidad adicional
    • vigilancia de las enfermedades transmisibles a través del Sistema de Alerta Precoz y Respuesta
    • conexión de los puntos de contacto nacionales en materia de fondos de salud, protección civil, asilo, migración e integración.
  • Colabora con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, la Organización Mundial de la Salud en Europa y la Organización Internacional para las Migraciones con objeto de identificar y abordar mejor las necesidades de los países de la UE y de los refugiados.
  • Desarrolla programas y materiales de formación para los profesionales sanitarios y otros profesionales que trabajan con migrantes para familiarizarlos con enfermedades que no conocen e informarlos sobre las distintas perspectivas culturales y las necesidades específicas de los migrantes y refugiados recién llegados.

Orientación

La UE también elaboró un historial médico personal y el manual adjunto para profesionales de la salud a fin de proporcionar a los profesionales sanitarios herramientas que les permitan llevar un registro de los historiales médicos de los migrantes y refugiados recién llegados e identificar rápidamente sus necesidades inmediatas.

En abril de 2020, la Comisión comunicó una nueva orientación sobre la COVID-19 relativa a la aplicación de las disposiciones pertinentes de la UE en el ámbito del asilo, los procedimientos de retorno y el reasentamiento.

En junio de 2020, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades publicó orientaciones sobre la prevención de infecciones y el control de la COVID-19 en los centros de acogida e internamiento de migrantes y refugiados en la UE/EEE y el Reino Unido, que incluyen asesoramiento científico sobre los principios de salud pública que deben seguirse para prevenir la propagación de la enfermedad. 

Desarrollar proyectos

Desde 2003, la UE ha llevado a cabo una serie de proyectos para abordar las desigualdades en materia de salud y asistencia sanitaria, incluidas las que afectan a los migrantes, y para medir las disparidades en el acceso a la asistencia sanitaria a fin de fomentar una mayor integración de los migrantes en los sistemas nacionales de asistencia sanitaria.