Health security and infectious diseases

VIH/sida, hepatitis y tuberculosis

La meta 3.3 de uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (el objetivo global 3) es poner fin de aquí a 2030 a las epidemias de sida y tuberculosis y luchar contra la hepatitis, entre otras cosas. La UE ha mostrado su compromiso de desempeñar su papel en este importante empeño apoyando acciones y políticas en los Estados miembros para mejorar su respuesta a estas tres epidemias y alcanzar los ODS.

La acción política de la UE

La acción de la UE contra el VIH/sida tiene una larga historia, con la hepatitis vírica y la tuberculosis consideradas en un principio infecciones asociadas al VIH y asimiladas gradualmente a enfermedades por derecho propio.

La UE presentó por primera vez un instrumento político para abordar el VIH/sida a nivel europeo en 2005 con su Comunicación de la Comisión sobre la lucha contra el VIH/sida. Esta fue la base de la acción de la UE de 2006 a 2009.

Como el VIH/sida seguía siendo un problema de salud pública y una prioridad política para la Unión Europea y los países vecinos, en 2009 se adoptó una segunda Comunicación sobre la lucha contra el VIH/sida en la Unión Europea y los países vecinos.

En esta Comunicación se destacaba la importancia de intensificar la aplicación de las estrategias de prevención, apoyar una respuesta eficaz al VIH/sida en las regiones prioritarias y desarrollar los medios para llegar a las poblaciones de mayor riesgo y apoyarlas en toda Europa. Su objetivo era dar un impulso político a la lucha contra el VIH/sida implicando a todas las partes interesadas pertinentes de los Estados miembros, la sociedad civil y la industria para que emprendieran acciones relacionadas con la prevención, las regiones y grupos prioritarios, la mejora de los conocimientos, el seguimiento y la evaluación.

La Comunicación de 2009 iba acompañada de dos planes de acción sucesivos

En 2015, los líderes mundiales acordaron actuar a escala global para poner fin, a más tardar en 2030, a las epidemias de VIH/sida y tuberculosis y luchar contra la hepatitis vírica en el marco de los ODS. Una vez establecidos estos objetivos globales, la UE expresó su compromiso político de ayudar a los países de la UE a alcanzarlos en la Comunicación «Próximas etapas para un futuro europeo sostenible», de 2016.

Anticipándose a la 22.ª Conferencia Internacional sobre el Sida, en 2018 la Comisión Europea publicó un documento de trabajo en el que se mostraba la situación a escala de la UE, los instrumentos políticos y las buenas prácticas para luchar contra el VIH/sida, la hepatitis vírica y la tuberculosis en la Unión Europea y en los países vecinos.

El documento de trabajo de los servicios de la Comisión hace balance del apoyo de la UE a los Estados miembros en varios ámbitos políticos: salud pública, investigación, política en materia de drogas, cooperación al desarrollo, política de adhesión y vecindad, Fondos Estructurales europeos, etc. También presenta buenas prácticas financiadas por la UE relacionadas con el diagnóstico precoz, el fomento de la realización de pruebas, el mayor esfuerzo por llegar a los grupos vulnerables, la atención integrada en todas las enfermedades, la rápida vinculación con la asistencia, el tratamiento como prevención, la promoción de la salud y el apoyo a redes y organizaciones de la sociedad civil.

Programas financiados por la UE en el ámbito de la salud

La UE también financia proyectos y actividades directamente a través del Programa de Salud de la UE. Las acciones apoyadas por el Programa de Salud de la UE han contribuido a desarrollar y aplicar buenas prácticas para cumplir los compromisos internacionales de poner fin al sida y la tuberculosis y reducir la hepatitis vírica. Sus principales temas y su orientación se refieren a:

  • promover el diagnóstico precoz del VIH, la hepatitis y la tuberculosis, incluida la reducción de los diagnósticos tardíos, así como intervenciones que aborden la necesidad de mejorar el tratamiento como medida de prevención
  • integrar el tratamiento y la atención, garantizar el acceso, el diagnóstico integrado y la gestión de casos, acercar los servicios sanitarios en la comunidad y los servicios sanitarios en general, incluida la atención sanitaria en las cárceles.
  • apoyar a la sociedad civil en su participación específica en la respuesta a las enfermedades

La Agencia Ejecutiva de Consumidores, Salud y Alimentación (Chafea) gestiona proyectos sobre el VIH, la hepatitis y la tuberculosis desde 2003.

Cooperación

En los últimos 15 años (2005-2019), la Comisión creó dos órganos que se reunían dos veces al año para contribuir a la aplicación de las políticas y reforzar la cooperación entre los países, la sociedad civil y las organizaciones internacionales.

El Grupo de reflexión sobre el VIH/sida, la hepatitis vírica y la tuberculosis era un foro de representantes de las autoridades sanitarias nacionales de los países de la UE y del EEE para intercambiar información y reforzar la cooperación. Este grupo de reflexión desempeñó un papel importante a la hora de fijar prioridades para las políticas de lucha contra el VIH/sida, la hepatitis vírica y la tuberculosis.

El Foro de la Sociedad Civil sobre el VIH/sida, la hepatitis vírica y la tuberculosis era un órgano consultivo informal que permitía la participación de ONG y redes en el desarrollo y la aplicación de las políticas europeas. El foro asesoró al grupo de reflexión y a la Comisión.

En 2019, estos grupos se clausuraron. No obstante, la Comisión sigue manteniendo debates sobre aspectos específicos relacionados con la aplicación de las políticas relativas al VIH, la tuberculosis y la hepatitis, y facilitando el intercambio de las mejores prácticas a través de mecanismos adecuados, como el Comité de Seguridad Sanitaria, y las redes específicas de la Plataforma de Política Sanitaria de la UE.

Información relacionada