Indicadores de salud

Panorama general

Un indicador es una medida cuantitativa o cualitativa de la distancia que nos separa de la consecución de un objetivo (resultado de una política). Los indicadores nos ayudan a analizar y comparar la situación entre grupos de población o zonas geográficas y pueden ser útiles para determinar las políticas prioritarias.

La Comisión Europea publica varias series de indicadores de salud basados en datos fiables y comparables, fundamentales para formular estrategias y políticas destinadas a mejorar la salud de los ciudadanos europeos y el seguimiento de su aplicación.

Indicadores de salud de la UE

La Comisión quiere producir datos comparables y fiables sobre la salud y los comportamientos que influyen en ella, las enfermedades y los sistemas sanitarios para contribuir a la elaboración de políticas. Con ese fin utilizará instrumentos como el ciclo de conocimientos del Estado de la salud en la UE. Para ello, también es preciso basarse en indicadores de salud comunes para la UE, consensuados en cuanto a definiciones, recogida y utilización. Esos indicadores se encuentran en:

Datos sanitarios de la UE

Los datos sanitarios de la UE consisten en una combinación de datos administrativos sobre salud o datos procedentes de encuestas en ámbitos sociales o de la salud.

Los datos deben ser comparables, por eso es esencial que se utilicen sistemas de clasificación coherentes acordados a nivel internacional, con conceptos y definiciones comunes.

Grupo de Expertos de Información Sanitaria

El Grupo de Expertos de Información Sanitaria (EGHI) es un grupo consultivo para la elaboración de políticas basadas en datos, compuesto de representantes de los países de la UE, los países del Espacio Económico Europeo, los posibles futuros miembros de la UE y las organizaciones internacionales.

Acción conjunta sobre información sanitaria

La Acción conjunta sobre información sanitaria (InfAct) se puso en marcha el 28 de marzo de 2018. Al mejorar la disponibilidad de datos sanitarios comparables, sólidos y políticamente relevantes y de información sobre el rendimiento de los sistemas sanitarios, facilitará el desarrollo de una infraestructura sostenible de información sanitaria de la UE.