Boletín n.º 240 – Vacunación

Boletín Salud-UE n.º 240 – A fondo

Diez acciones que persiguen la vacunación para todos

La Comisión Europea y la Organización Mundial de la Salud (OMS) organizaron el 12 de septiembre una Cumbre Mundial de la Vacunación para contrarrestar la propagación de enfermedades prevenibles mediante vacunación y poner fin a la desinformación sobre las vacunas. Las medidas y enseñanzas que aquí se exponen resumen el contenido de los debates.

Todas las personas deben poder beneficiarse del poder de la vacunación. A pesar de la existencia de vacunas seguras y eficaces, los índices de vacunación sufren un deterioro en todo el mundo como consecuencia de la falta de acceso, la escasez de vacunas, la desinformación, la complacencia ante los riesgos de enfermedad, la disminución de la confianza del público en el valor de las vacunas y las desinversiones. La vacunación es, sin lugar a dudas, una de las intervenciones de salud pública más eficaces. Debemos esforzarnos por mantener los logros de la vacunación, que tanto esfuerzo han costado, pero sin renunciar a hacer "más" y "mejor" para alcanzar unos sistemas sanitarios eficaces y equitativos, y reducir el perjuicio acarreado por enfermedades y sufrimientos que podrían evitarse. Esto incluye también las inversiones necesarias en investigación y desarrollo para hacer frente a necesidades médicas aún sin respuesta, mediante el desarrollo de nuevas vacunas y la mejora de las ya existentes.

Las enseñanzas extraídas de la cumbre y las medidas que permitirán avanzar hacia la vacunación para todos y la eliminación de las enfermedades evitables por vacunación son estas:

  1. Promover el liderazgo político mundial y el compromiso con la vacunación, estableciendo colaboraciones y alianzas eficaces a nivel internacional, nacional, regional y local con las autoridades sanitarias, los profesionales de la salud, la sociedad civil, las distintas comunidades, los científicos y la industria, al objeto de proteger a todas las personas en todos los lugares gracias al mantenimiento de unas tasas de vacunación elevadas.
     
  2. Garantizar que todos los países establezcan y ejecuten estrategias nacionales de inmunización, reforzando su sostenibilidad financiera en consonancia con los avances hacia la cobertura sanitaria universal, para no dejar a nadie atrás.
     
  3. Crear sistemas robustos de vigilancia de las enfermedades prevenibles mediante vacunación, en particular en el marco de objetivos mundiales de eliminación y erradicación.
     
  4. Abordar las causas fundamentales de la reticencia a la vacunación, aumentar la confianza en la vacunación y diseñar e implementar intervenciones basadas en datos empíricos.
     
  5. Aprovechar el potencial de las tecnologías digitales para reforzar el seguimiento de los resultados de los programas de vacunación.
     
  6. Perseverar en los esfuerzos de investigación para generar un flujo continuo de datos sobre la eficacia y la seguridad de las vacunas y el impacto de los programas de vacunación.
     
  7. Mantener los esfuerzos de investigación, desarrollo e innovación de vacunas y dispositivos de administración nuevos o mejorados, así como la inversión necesaria (integrando nuevos modelos de financiación e incentivos).
     
  8. Mitigar los riesgos de escasez de vacunas mejorando el seguimiento de su disponibilidad y los sistemas de elaboración de previsiones, adquisición, suministro y almacenamiento, y colaborando con los productores y todos los participantes en la cadena de distribución para aprovechar al máximo la capacidad de fabricación existente o incrementar dicha capacidad.
     
  9. Facultar a los profesionales sanitarios a todos los niveles, así como a los medios de comunicación, para que transmitan una información eficaz, transparente y objetiva al público y luchen contra las informaciones falsas o engañosas, por ejemplo mediante su colaboración con las plataformas de redes sociales y las empresas tecnológicas.
     
  10. Alinear e integrar la vacunación en los programas mundiales de salud y desarrollo, a través de un programa de inmunización renovado para 2030.