Salud en línea (eHealth)

Sanidad electrónica y COVID-19

La Comisión Europea y los países de la UE han definido un enfoque común para que las pruebas de vacunación (certificados de vacunación) sean uniformes e interoperables. La Comisión y los miembros de la UE también han colaborado para diseñar unas aplicaciones móviles eficientes de rastreo de contactos y alerta.

Certificado COVID Digital de la UE

Un certificado COVID digital de la UE es una acreditación digital de que una persona ha sido vacunada contra la COVID-19, se ha recuperado de la COVID-19 o ha recibido el resultado de una prueba. Por lo tanto, el certificado COVID digital de la UE es un nombre utilizado para referirse colectivamente a tres tipos de certificados: de vacunación, de recuperación y de resultados de pruebas.

Certificados de vacunación

A medida que avanzan los esfuerzos de vacunación en los países de la UE, las personas vacunadas deben recibir pruebas de vacunación, también denominadas certificados de vacunación, que son útiles en situaciones de asistencia sanitaria, especialmente si una persona utiliza servicios de diferentes organizaciones sanitarias, posiblemente en distintos países.

Además, son útiles para viajar en algunos países de la UE que han establecido normas específicas de viaje para las personas vacunadas. La Comisión Europea y los países de la UE han adoptado directrices sobre los certificados de vacunación verificables. Estas directrices tienen por objeto favorecer la interoperabilidad de los certificados de vacunación y establecer un conjunto mínimo de datos, incluido un identificador único. 

Certificados de recuperación

Algunos Estados miembros han establecido normas específicas de viaje para las personas que se han recuperado recientemente de la COVID-19. En lugar de un certificado de prueba o de vacunación, puede solicitarse a dichas personas que presenten un certificado de recuperación.

Con el fin de apoyar la interoperabilidad y la aceptación de los certificados de recuperación expedidos por distintos países de la UE, la red de sanidad electrónica ha publicado directrices sobre los certificados de recuperación de la COVID-19 para los ciudadanos, estableciendo un conjunto mínimo de datos para ellos.

Certificados para los resultados de pruebas

Por lo que respecta a los certificados que documentan los resultados de pruebas, el Comité de Seguridad Sanitaria ha adoptado un conjunto común normalizado de datos que deben incluirse en los certificados de resultados de las pruebas de COVID-19. Los Estados miembros de la UE suelen solicitar los resultados de las pruebas en el marco de sus disposiciones relacionadas con la libre circulación, con el fin de evitar una mayor propagación del virus y sus variantes.

Marco de confianza y especificaciones técnicas detalladas

La red de sanidad electrónica ha publicado especificaciones técnicas detalladas que describen los mecanismos para el reconocimiento mutuo y la interoperabilidad de los certificados de vacunación, de recuperación y de prueba (formatos y gestión de la confianza, pasarela, código de barras 2D, aplicaciones y gobernanza de los certificados de clave pública). Además, están disponibles una estructura técnica detallada y unos conjuntos de valores que se utilizarán en el contenido de los certificados COVID digitales de la UE. Hay disponibles aplicaciones de referencia que se han publicado en código abierto.

Las especificaciones técnicas se adoptaron oficialmente mediante la Decisión de Ejecución (UE) 2021/1073 de la Comisión, de 28 de junio de 2021.

La red de sanidad electrónica ha trabajado en colaboración con las agencias de la UE, el Comité de Seguridad Sanitaria, la Organización Mundial de la Salud y otras instituciones. También se está trabajando para seguir implantando el sistema de certificados COVID digitales de la UE en los Estados miembros. La colaboración con terceros países y organizaciones internacionales prosigue con el objetivo de permitir la interoperabilidad internacional.

Terceros países

Este sistema se utiliza actualmente en todos los países de la UE y del EEE, y Suiza también participa en el sistema. Sin embargo, otros países también pueden adherirse a la infraestructura tras la adopción por los Estados miembros de un acto de ejecución (lo que se denomina una decisión de equivalencia). Estas decisiones de equivalencia son específicas para cada país.

Una decisión de equivalencia establece que los certificados COVID-19 expedidos por un tercer país con arreglo a normas y sistemas tecnológicos que sean interoperables con el marco de confianza para el certificado COVID digital de la UE, que permitan verificar la autenticidad, la validez y la integridad del certificado, y que contengan los datos establecidos en el anexo del Reglamento (UE) 2021/952, deben ser considerados equivalentes a los certificados expedidos por los Estados miembros de conformidad con el Reglamento del certificado COVID digital de la UE, a fin de facilitar a sus titulares el ejercicio de su derecho a la libre circulación dentro de la Unión.

El proceso de adhesión se describe en la lista de verificación de la decisión de equivalencia del certificado COVID de terceros países, complementada con tres anexos (lista de verificación de la evaluación, procedimiento técnico y formulario de solicitud).

Más información:

Aplicaciones de rastreo de contactos y alerta

Las aplicaciones móviles de rastreo de contactos y alerta pueden contribuir a limitar la propagación del SARS-CoV-2 y a favorecer el levantamiento gradual de las medidas de confinamiento:

  • informando a los ciudadanos que hayan estado cerca de personas infectadas por el virus (durante más de 15 minutos y a menos de 2 metros de distancia) e
  • instando a los ciudadanos a informar a sus autoridades sanitarias y a pedir ayuda.

La Comisión Europea y los países de la UE han creado un sistema a escala de la UE para garantizar la interoperabilidad, esto es, lo que se llama una «pasarela».

Esto permite a los europeos:

  • viajar con una única aplicación dentro de la UE, y
  • recibir alertas cuando hayan podido estar expuestos a la COVID-19 por proximidad prolongada o estrecho contacto con alguien infectado.

No obstante, siempre se mantendrá en el anonimato la identidad de la persona infectada.

Las aplicaciones de rastreo de contactos las instalan los ciudadanos con carácter voluntario y se basan en la tecnología de proximidad de Bluetooth, que no permite rastrear la ubicación de las personas.

Estas aplicaciones envían una alerta a las personas que, durante un tiempo determinado, hayan estado muy cerca de una persona infectada, de tal manera que puedan tomar las medidas necesarias para protegerse a sí mismas y a las personas de su entorno, por ejemplo, aislándose y haciéndose las pruebas pertinentes. De este modo, la transmisión de la infección puede interrumpirse rápidamente.

No obstante, deben protegerse la privacidad y los datos de los usuarios de las aplicaciones. Las autoridades nacionales desactivarán las aplicaciones al final de la pandemia, y los usuarios son libres de desinstalarlas en todo momento.

¿Cómo funciona el sistema de interoperabilidad?

Los usuarios solo tendrán que instalar una aplicación y podrán recibir alertas aunque se encuentren en otro país. La pasarela recibirá y transmitirá eficazmente identificadores aleatorios entre las aplicaciones nacionales para minimizar la cantidad de datos intercambiados.

En el futuro, cada vez más países europeos tendrán la posibilidad de incorporarse a la pasarela y vincular sus aplicaciones nacionales de rastreo de contactos y alerta al sistema. De ese modo, se aprovechará todo el potencial de esas aplicaciones para romper la cadena de infecciones por coronavirus más allá de las fronteras y salvar vidas.

Los países de la UE participantes, representados por las autoridades nacionales u organismos oficiales designados, son corresponsables del tratamiento en la pasarela. Deben proporcionar a los usuarios información adecuada sobre el tratamiento de sus datos personales en la pasarela federativa europea, de conformidad con el artículo 13 del RGPD (la denominada «política de privacidad»). 

Para ayudar a los corresponsables a cumplir sus obligaciones en virtud del artículo 35 del RGPD, la Comisión Europea ha elaborado un documento con información sobre el servicio de pasarela federativa europea (European Federation Gateway Service) que los Estados miembros pueden utilizar como componente de sus respectivas evaluaciones de impacto sobre la protección de datos para el intercambio de datos personales a través de la pasarela. A fin de proteger la seguridad del tratamiento de los datos personales, no se divulga la parte del documento que describe las medidas de seguridad aplicadas.

Conjunto de instrumentos y directrices de interoperabilidad

El 16 de abril de 2020, los países de la UE, con el apoyo de la Comisión, adoptaron un conjunto de instrumentos de la UE para la utilización de aplicaciones móviles de rastreo de contactos y alerta, respetuosas de la privacidad, en respuesta a la pandemia de coronavirus. El 13 de mayo de 2020, los Estados miembros de la UE, con el apoyo de la Comisión Europea, adoptaron directrices de interoperabilidad para las aplicaciones móviles de rastreo de contactos autorizadas en la UE y el 30 de junio de 2020 un conjunto de especificaciones técnicas.

Uno de los principios fundamentales de las directrices es que los usuarios deben poder utilizar una única aplicación en cualquier lugar de la UE. La pasarela de interoperabilidad conecta los servidores finales de las aplicaciones nacionales de rastreo de contactos, lo que garantiza que las aplicaciones funcionen sin problemas en diferentes países de la UE. Las modalidades del tratamiento en la pasarela se definen en la Decisión de Ejecución adoptada por la Comisión.

Más información