Inséparables
Manger, acheter et vendre du poisson durable

About MedFish4Ever

About MedFish4Ever

El Mediterráneo en peligro

Las poblaciones de peces del Mediterráneo están disminuyendo. Algunas se encuentran al borde de la extinción. En conjunto, el 93% de las poblaciones de peces evaluadas están sobreexplotadas. La disminución de las poblaciones es un hecho señalado no solo por los pescadores, que capturan cada vez menos peces, sino también por los científicos que llevan años observando la situación.

Se calcula que en el mar Mediterráneo viven entre 10 000 y 12 000 especies marinas. Pero esta extraordinaria biodiversidad se encuentra en serio peligro, amenazada por la contaminación, el cambio climático y, sobre todo, por la sobrepesca. Continuar posponiendo la acción concertada podría ocasionar daños irreversibles y hacer que se extingan poblaciones fundamentales para el sector de la pesca.

La necesidad de medidas inmediatas

Dado que se trata de un recurso compartido, este hecho representaría una pérdida para todos, pero el impacto para los pescadores, y especialmente para la pesca artesanal, sería abrumador. Se perdería su único medio de subsistencia, por no hablar de una forma de vida ancestral. Por tanto, el objetivo debe ser la rentabilidad sostenida de la mano de la sostenibilidad, para conseguir que el sector de la pesca se recupere.

¿Qué se está haciendo?

En 2003, las naciones mediterráneas firmaron una declaración en Venecia por la que se establecían las bases para mejorar la investigación científica, proteger las zonas vulnerables y limitar el esfuerzo pesquero. Los Estados miembros de la UE, en un esfuerzo por garantizar la pesca sostenible, redujeron sus flotas. Nuestra legislación recoge planes nacionales e internacionales de gestión de las pesquerías, límites de captura y requisitos medioambientales. La intensa cooperación multilateral anima a todos los países que rodean el Mediterráneo a seguir las mismas reglas.

La experiencia demuestra que podemos alcanzar nuestros objetivos si abordamos los problemas de forma colectiva. La llamativa recuperación del atún rojo en el Mediterráneo es un claro ejemplo. La acción concertada para gestionar mejor esta pesquería ha dado resultados tangibles y, por primera vez en varios años, se incrementan las cuotas.

Pero es necesario seguir trabajando. Por este motivo, más allá de la necesidad de aplicar y regular mejor las medidas existentes, el Comisario Vella pone en marcha una estrategia mediterránea para mejorar el estado de las poblaciones de peces.

En esta estrategia, es fundamental concienciar sobre la urgencia y el alcance del problema en cuestión, así como alentar la acción inmediata y decidida de todas las partes, incluidos los países del sur y del este del Mediterráneo. Las últimas reuniones han confirmado la voluntad política de tomar medidas. La reunión ministerial con todos los países del Mediterráneo del 27 de abril respaldará el impulso para alcanzar un enfoque integral.

¿Qué podemos hacer nosotros?

A nivel de la ciudadanía, las pesquerías artesanales y las comunidades costeras pueden tomar medidas, pero también pueden hacerlo las autoridades nacionales, los responsables políticos, las principales partes interesadas, las grandes flotas industriales, las ONG y los científicos. Las políticas nacionales, las de la UE y las multilaterales deben aunar sus voces para establecer objetivos a corto, medio y largo plazo.

El mensaje es claro: todos tenemos que asumir nuestra parte de responsabilidad. Todos, incluidos los consumidores, tenemos que involucrarnos si queremos obtener un cambio real y duradero que reavive las pesquerías sanas y rentables, no solo asegurando los puestos de trabajo existentes sino también creando otros nuevos.

MEDFISH4EVER – Nuestro patrimonio, nuestro futuro

Actúa para protegerlo.