Inseparables
Comer, comprar y vender pescado sostenible

Buy

Buy

Comprar

Elige pescado sostenible. Protege así los recursos naturales y descubre nuevos sabores.

¿Por qué comprar pescado sostenible?

Porque sabemos que nuestras decisiones como consumidores repercuten en todas las etapas del ciclo de los peces, desde su captura en el mar hasta nuestras mesas, y porque, si compramos siempre pescado sostenible, podemos influir en la oferta.

Porque cuando compramos pescado de procedencia sostenible podemos estar seguros de que estamos ayudando a proteger lo que valoramos y a obtener lo que queremos.

Porque ahora es más fácil que nunca saber lo que estamos comprando; las nuevas normas de etiquetado de la Política Pesquera Común de la Unión Europea darán a conocer a los consumidores de dónde proceden exactamente esos peces.

Porque al comprar de manera sostenible sabemos que se ha pescado de forma responsable. A partir de 2015 se reducirá progresivamente la práctica del descarte y el consiguiente desperdicio de peces, hasta su completa eliminación en 2019. Los buques pesqueros tendrán que desembarcar todo lo que capturen. De ese modo, será posible comprar especies menos conocidas que no se han tirado al mar.

Porque tenemos muchas opciones. La acuicultura también desempeña un papel importante ya que nos proporciona pescado saludable, nutritivo y sostenible y alivia la presión en las poblaciones salvajes. En la UE se puede comprar salmón, trucha, lubina, carpa, esturión, mejillones y ostras, además de otras especies muy solicitadas, producidos de acuerdo con estrictas normas medioambientales y sanitarias.

¿Cómo puedo comprar pescado sostenible?

Hay muchos consejos que dar a los consumidores. La pregunta es: ¿qué elijo a la hora de comprar pescado?

En la pescadería, el supermercado o el restaurante nos pueden explicar de dónde procede cada pez y cómo ha sido capturado o producido. También pueden ayudarnos a comprender si lo que compramos es sostenible.  Pescado "fresco" suele querer decir pescado "local" y viceversa.

La información científica y las guías para los consumidores de las administraciones regionales o nacionales, así como las organizaciones del sector o no gubernamentales, pueden ayudarnos a elegir otras especies y poblaciones de peces que no están en riesgo de sobrepesca. Podemos pedir a los productores locales que nos expliquen cómo capturan los peces y qué postura tienen con respecto a la sostenibilidad.

Los sistemas de etiquetado pueden dar información sobre si el pescado preenvasado que compramos en el supermercado es sostenible. No obstante, como en el caso de todos los sistemas independientes, conviene conocer sus métodos de certificación.

Hay que estar informado, ser crítico y tener una opinión propia. Pide consejo en el supermercado o al pescadero.

Comprar pescado sostenible supone hacer una serie de elecciones diferentes pero nos ayudará a descubrir lo que nuestros mares, lagos y ríos pueden ofrecernos.