Estructura demográfica y envejecimiento de la población

Datos de julio de 2019.

Fecha prevista para la actualización del artículo: enero de 2021.

La versión inglesa es más reciente.

Datos destacados

En 2018, casi la quinta parte (19 %) de la población de la UE tenía 65 años de edad o más.

El porcentaje de personas de 80 años o más se duplicará con creces de aquí a 2100, hasta alcanzar el 14,6 % de la población total.

Incremento del porcentaje de población de 65 años o más entre 2008 y 2018

En el presente artículo se examina el impacto del envejecimiento de la población dentro de la Unión Europea (UE), que puede ser muy importante en las próximas décadas. El descenso continuado de las tasas de natalidad y el aumento de la esperanza de vida están transformando la forma de la pirámide de edad de la EU-28; probablemente el cambio más importante será la acusada transición hacia una estructura de población mucho más envejecida, una evolución que ya se ha hecho patente en varios Estados miembros de la UE.

En consecuencia, la proporción de personas en edad laboral de la EU-28 está reduciéndose, mientras que el número relativo de personas jubiladas está aumentando. El porcentaje de personas mayores en relación con la población total se incrementará considerablemente durante las próximas décadas, cuando una gran parte de la generación del «baby boom» de la posguerra llegue a la edad de jubilación. Esto, a su vez, implicará un aumento de la carga sobre las personas en edad laboral a fin de hacer frente al gasto social exigido por el envejecimiento de la población para una serie de servicios conexos.

Artículo completo

El porcentaje de personas mayores sigue aumentando

Se calculó que la población de la EU-28 a fecha de 1 de enero de 2018 era de 512,4 millones. Los jóvenes (de 0 a 14 años) constituían el 15,6 % de la población de la EU-28 (véase la tabla 1), mientras que las personas que estaban en edad laboral (15 a 64 años) constituían el 64,7 % de la población. Las personas mayores (de 65 años o más) representaban un porcentaje de un 19,7 % (un aumento de 0,3 puntos porcentuales en comparación con el año anterior y un aumento de 2,6 puntos porcentuales en comparación con diez años antes).

En todos los Estados miembros de la UE, la mayor proporción de jóvenes en el total de la población en 2018 se observó en Irlanda (20,8 %), mientras que las proporciones más bajas se registraron en Italia (13,4 %) y en Alemania (13,5 %). En relación con la proporción de personas de 65 años de edad o más en el total de la población, Italia (22,6 %) y Grecia (21,8 %) registraron los porcentajes más elevados, mientras que Irlanda registró la proporción más baja (13,8 %).

Tabla 1: Estructura de la población por principales grupos de edad, 2008 y 2018
(% de la población total)
Fuente: Eurostat (demo_pjanind)

La estructura demográfica de la AELC y los países candidatos a la adhesión resultó similar, en líneas generales, a la observada en la UE, con las excepciones principalmente de Islandia y Turquía (cuya estructura demográfica resultó similar a la de Irlanda): en estos dos países la proporción del grupo de edad más joven era elevada (19,3 %, y 23,6 %, respectivamente), mientras que el número de personas de 65 años de edad o más era comparativamente bajo en relación con el total de la población (14,1 % y 8,5 %, respectivamente). Albania y Macedonia del Norte también registraron una tasa de personas de 65 años o más relativamente baja (13,6 % y 13,7 %, respectivamente). No obstante, también en estos países la tendencia al envejecimiento de la población es palpable (véase el gráfico 1).

Gráfico 1: Aumento del porcentaje de población de 65 años o más entre 2008 y 2018
(puntos porcentuales)
Fuente: Eurostat (demo_pjanind)

La mediana de edad más alta se registra en Italia

La mediana de edad de la población de la EU-28 está aumentando y era de 43,1 años a fecha de 1 de enero de 2018 (véase el gráfico 2). Esto significa que la mitad de la población de la EU-28 tenía más de 43,1 años de edad, mientras que la otra mitad era más joven. En el conjunto delos Estados miembros de la UE la mediana de edad oscilaba entre los 37,3 años en Irlanda y los 46,3 en Italia, lo que viene a confirmar las estructuras de población relativamente joven y relativamente envejecida registradas en estos dos Estados miembros. Las medianas de edad registradas en la AELC y los países candidatos a la adhesión en 2018 fueron inferiores a la cifra de la EU-28, excepto para Liechtenstein (44,0 años) y Serbia (43,5 años).

Gráfico 2: Mediana de edad de la población, 2008-2018
(años)
Fuente: Eurostat (demo_pjanind)

La mediana de edad de la EU-28 aumentó en 2,7 años (de media, unos 0,3 años anuales) entre 2008 y 2018, incrementándose de 40,4 años a 43,1 años. Aumentó en todos los Estados miembros de la UE, con un incremento de 4,0 o más años en Portugal, España, Grecia y Lituania, excepto en Suecia, donde se mantuvo estable (40,6 años). Albania ha experimentado el mayor aumento de la mediana de edad durante los últimos diez años: un 18,8 % (o 5,7 años, pasando de 30,4 años en 2008 a 36,1 en 2018) (véase el gráfico 2).

Algo más de tres personas en edad laboral por cada persona de 65 años o más

Las tasas de dependencia por razón de edad pueden utilizarse para analizar el nivel de apoyo facilitado a las personas más jóvenes o más mayores por parte de la población en edad laboral; estas tasas se expresan en términos del tamaño relativo de las poblaciones más jóvenes o más mayores en comparación con la población en edad laboral. La tasa de dependencia de las personas mayores de la EU-28 era del 30,5  % a fecha de 1 de enero de 2018 (véase la tabla 2): había casi tres personas en edad laboral por cada persona de 65 años o más. La tasa de dependencia de las personas mayores presentó diferencias entre los distintos Estados miembros de la UE, oscilando desde la baja proporción — un 20,6 %— en Luxemburgo y — un 21,2 % — en Irlanda, con casi cinco personas en edad laboral por cada persona de 65 años o más, a las elevadas cifras de Italia, con un 35,2 %, Finlandia, con un 34,2 % y Grecia, con un 34,1 %, con menos de tres personas en edad laboral por cada persona de 65 años o más.

Tabla 2: Indicadores de la estructura de la población por grupos de edad, 1 de enero de 2018
(%)
Fuente: Eurostat (demo_pjanind)

La combinación de las tasas de dependencia de las personas mayores y de los jóvenes da como resultado la tasa de dependencia por razón de edad total (calculada como la tasa de personas dependientes, jóvenes y mayores, en relación con la población que se considera que está en edad laboral, es decir, de entre 15 y 64 años de edad), que en el año 2018 era del 54,6 % en la EU-28, lo que significa que había aproximadamente dos personas en edad laboral por cada persona dependiente. En 2018, la tasa de dependencia por razón de edad total más baja de todos los Estados miembros de la UE se observó en Luxemburgo (43,8 %) y la más elevada, en Francia (60,7 %).

En general, en la EU-28, se puede observar una tendencia al alza en la tasa de dependencia de las personas mayores y la tasa de dependencia total. La tasa de dependencia de las personas mayores aumentó 5,0 puntos porcentuales (o un 19,6 % de su valor anterior) durante la década pasada (del 25,5 % en 2008 al 30,5 % en 2018), mientras que la tasa de dependencia total aumentó en 5,6 puntos porcentuales (o un 11,4 % de su valor anterior) durante el mismo período (del 49,0 % en 2008 al 54,6 % en 2018).

Tendencias pasadas y futuras del envejecimiento de la población en la UE

El envejecimiento de la población es una tendencia a largo plazo que se inició hace varias décadas en Europa. Esta tendencia se hace visible en las transformaciones que sufrió la estructura de edad de la población y se refleja en el incremento del porcentaje de personas mayores junto con un porcentaje en descenso de personas en edad laboral en el conjunto de la población.

Las pirámides de población (véanse los gráficos 3 y 4) muestran la distribución de la población por sexos y por grupos de edad quinquenales. Cada barra corresponde al porcentaje del sexo y el grupo de edad en cuestión en el total de la población (hombres y mujeres combinados). La pirámide de población de la EU-28 a fecha de 1 de enero de 2018 es estrecha en la base y adopta forma de romboide debido a las cohortes de «baby boomers» que fueron la consecuencia de los elevados índices de fertilidad registrados en varios países europeos a mediados de los años 60 (el conocido como «baby boom»). Estos «baby boomers» siguen representando una parte importante de la población en edad laboral. Las primeras de estas grandes cohortes nacidas a lo largo de un período de entre veinte y treinta años están llegando ahora a la edad de jubilación, tal y como se ilustra en la comparativa con la pirámide de población de 2003. El incremento que supuso el «baby boom» está haciendo que la pirámide de población se desplace hacia arriba, dejando la parte inferior de la población en edad laboral y la base más estrechas, como se puede apreciar en el gráfico 3.

Gráfico 3: Pirámides de población, EU-28, 2003 y 2018
(% de la población total)
Fuente: Eurostat (demo_pjangroup)

El porcentaje de población de 65 años o más está aumentando en todos los Estados miembros de la UE, los países de la AELC y los países candidatos a la adhesión. El incremento que se produjo durante la última década varía desde 4,9 puntos porcentuales en Malta y Finlandia y 4,6 puntos porcentuales en Chequia, a 1,3 puntos porcentuales en Alemania y 0,3 puntos porcentuales en Luxemburgo. En la última década (2008-2018), se registró un incremento de 2,6 puntos porcentuales en la EU-28 en su conjunto (véase el gráfico 1). Por otro lado, el porcentaje de población de menos de 15 años de edad en la EU-28 descendió 0,2 puntos porcentuales (véase la tabla 1).

El crecimiento del porcentaje relativo de personas mayores puede explicarse por el aumento de la longevidad, un patrón que se ha manifestado durante varias décadas a medida que la esperanza de vida aumentaba (véase estadísticas sobre mortalidad y esperanza de vida); este proceso recibe a veces el nombre de «envejecimiento en la cúspide» de la pirámide de población.

Por otro lado, el descenso continuado de los niveles de fertilidad a lo largo de muchos años ha contribuido al envejecimiento de la población, con una disminución de los nacimientos que ha dado lugar a que se reduzca la proporción de jóvenes en la población total (véase estadísticas de fertilidad). Este proceso se conoce como «envejecimiento en la base» de la pirámide de población y puede observarse en la base de las pirámides de población de la EU-28, que se va estrechando entre 2003 y 2018.

En un intento de analizar las tendencias futuras del envejecimiento de la población, las últimas previsiones demográficas de Eurostat se realizaron para el período comprendido entre 2018 y 2100. Se prevé que la población de la EU-28 aumente hasta un máximo de 525,0 millones en torno a 2040 y, a partir de entonces, descienda gradualmente hasta llegar a 492,9 millones en 2100.

La comparación de las pirámides de edad para 2018 y 2100 (véase el gráfico 4) muestra que la previsión es que la población de la EU-28 siga envejeciendo. En las próximas décadas, el elevado número de «baby boomers» hará que aumente el número de personas mayores. No obstante, en 2100, la pirámide adoptará más bien forma de bloque, estrechándose considerablemente por su parte central (en torno a los 45-54 años de edad).

Gráfico 4: Pirámides de población, EU-28, 2018 y 2100
(% de la población total)
Fuente: Eurostat (demo_pjangroup) y (proj_18np)


Otro aspecto del envejecimiento de la población es el progresivo envejecimiento del propio sector de las personas mayores, habida cuenta de que la importancia relativa de las personas de edad muy avanzada está creciendo a mayor velocidad que cualquier otro segmento de edad de la población de la UE. Está previsto que el porcentaje de personas de 80 años o más dentro de la población de la EU-28 se multiplique por 2,5 entre 2018 y 2100 y pase de un 5,6 % a un 14,6 % (véase el gráfico 5).

Gráfico 5: Estructura de la población por principales grupos de edad, EU-28, 2018-2100
(% de la población total)
Fuente: Eurostat (demo_pjanind) y (proj_18ndbi)

Durante el período de 2018 a 2100, se prevé que el porcentaje de población en edad laboral experimente una disminución hasta 2100, mientras que es probable que las personas mayores aumenten su porcentaje con respecto a la población total: las personas de 65 años o más representarán el 31,3 % de la población de la EU-28 en 2100, a diferencia del 19,8 % en 2018. Como resultado del movimiento de población entre grupos de edad, se prevé que la tasa de dependencia de las personas mayores de la EU-28 casi se duplique, pasando del 30,5 % en 2018 al 57,3 % en 2100 y se prevé que la tasa de dependencia por razón de edad general aumente del 54,6 % en 2018 al 82,9 % en 2100 (véase el gráfico 6). Se prevé que la mediana de edad aumente en 5,4 años, desde 43,3 años en 2018 a 48,7 años en 2100.

Gráfico 6: Tasas previstas de dependencia por razón de edad general y de dependencia de las personas mayores, EU-28, 2018-2100
(%)
Fuente: Eurostat (demo_pjanind) y (proj_18ndbi)

Fuente de los datos de las tablas y de los gráficos

Fuentes de datos

Eurostat recoge datos de los Estados miembros de la UE y otros países que participan en su ejercicio de recopilación de datos demográficos en relación con las poblaciones desde el 1  de enero de cada año. La definición recomendada es la de «población residente habitual» y representa el número de habitantes de una zona determinada a fecha de 1 de enero del año en cuestión (o, en algunos casos, a fecha de 31 de diciembre del año anterior). De conformidad con las recomendaciones internacionales de las Naciones Unidas, la definición de «residencia habitual» está basada en un período de referencia de doce meses, en otras palabras, la población incluida debe haber vivido en su lugar de residencia habitual durante un período continuado de al menos doce meses antes de la fecha de referencia, o haber llegado a su lugar de residencia habitual durante los doce meses anteriores a la fecha de referencia con la intención de permanecer durante un año como mínimo. No obstante, los países pueden comunicar a Eurostat las cifras de población sobre la base de los datos de su censo más reciente, ajustado a los componentes del cambio demográfico que se haya producido desde el último censo o, alternativamente, las cifras de población basadas en la población inscrita/legal.

En 2011 se elaboró un censo de población y vivienda en todos los Estados miembros de la UE, los países de la AELC y los países candidatos a la adhesión. Resulta habitual que los países revisen sus estimaciones anuales de población una vez que los resultados del censo de población y vivienda estén disponibles. Los cálculos de población basados en los resultados del censo pueden introducir interrupciones en las series relativas al tamaño y a la estructura de las poblaciones.

Eurostat facilita información para una amplia gama de datos demográficos. Los datos sobre la población incluyen desgloses por varias características, como la edad, el sexo, el estado civil y el nivel educativo.

Eurostat elabora previsiones demográficas a escala nacional cada tres años. Estas previsiones son hipótesis cuyo objetivo es ofrecer información sobre el posible tamaño futuro de la población y su estructura de edad sobre la base de suposiciones de tendencias futuras en materia de fertilidad, esperanza de vida y migración.

Contexto

Las previsiones de población de Eurostat son utilizadas por la Comisión Europea para analizar el posible impacto de las poblaciones envejecidas en el gasto público. Es posible que el aumento del gasto social vinculado al envejecimiento de la población, en forma de pensiones, atención sanitaria y atención (sanitaria) institucional o privada tenga como consecuencia un incremento de la carga para la población en edad laboral.

Una serie de políticas importantes, sobre todo de los ámbitos social y económico, utilizan los datos demográficos para planificar actuaciones, realizar un seguimiento y elaborar programas de evaluación, como por ejemplo el envejecimiento de la población y sus posibles efectos en la sostenibilidad de las finanzas públicas y disposiciones relativas al bienestar, o el impacto económico y social del cambio demográfico.

Acceso directo a
Otros artículos
Tablas
Base de datos
Sección temática
Publicaciones
Metodología
Legislación
Visualizaciones
Enlaces externos






Population projections at national level (proj_18n)