Archive:Estadísticas de educación y formación a nivel regional

Revision as of 13:20, 1 December 2015 by EXT-S-Allen (Talk | contribs)

Datos recogidos en marzo y abril de 2015. Datos más recientes: Más información de Eurostat, Tablas principales y Base de datos. Fecha prevista para la actualización del artículo: noviembre de 2016.

Los mapas pueden explorarse de manera interactiva Eurostat’s Statistical Atlas (en inglés); véase el manual del usuario (en inglés).

Este artículo forma parte de un conjunto de artículos estadísticos elaborados a partir de la publicación Eurostat Regional Yearbook (en inglés). La educación, la formación profesional y, en general, el aprendizaje permanente desempeñan un papel esencial en las estrategias económicas y sociales de la Unión Europea (UE).

Eurostat recopila y publica estadísticas sobre formación y educación para los Estados miembros de la UE y sus regiones; además, se encuentra disponible un subconjunto de información para la AELC y los países candidatos. En este artículo se presentan datos de los índices de escolarización entre los niños de cuatro años, los índices de participación en programas de formación profesional, la proporción de abandono temprano de la formación y la educación y los porcentajes de personas de entre 30 y 34 años en educación terciaria. Estas estadísticas suelen presentarse a escala regional por región de nivel NUTS 2, aunque los datos sobre la participación solo se encuentran disponibles a escala nacional para Croacia y por región de nivel NUTS 1 para Alemania y el Reino Unido.

Mapa 1: Tasas de participación de los niños de cuatro años en la educación de la primera infancia y la educación primaria (niveles 0 y 1 de la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación, CINE), por región de nivel NUTS 2, 2013 (¹)
(% del total de niños de cuatro años)
Fuente: Eurostat (educ_uoe_enra14)

Principales resultados estadísticos

Mapa 2: Abandono prematuro de la educación y la formación, por región de nivel NUTS 2, 2014 (¹)
(% de personas entre 18 y 24 años)
Fuente: Eurostat (edat_lfse_16)
Mapa 3: Variación del porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación, por región de nivel NUTS 2, 2008-2014 (¹)
(diferencia en puntos porcentuales entre 2014 y 2008)
Fuente: Eurostat (edat_lfse_16)
Mapa 4: Estudiantes que cursan programas de formación profesional, por región de nivel NUTS, 2013 (¹)
(% del total de estudiantes de nivel 3 de la CINE)
Fuente: Eurostat (educ_uoe_enra13)
Mapa 5: Personas de entre 30 y 34 años con educación terciaria (niveles 5 a 8 de la CINE), por región de nivel NUTS 2, 2014 (¹)
(% de la población de 30 a 34 años)
Fuente: Eurostat (edat_lfse_12)
Mapa 6: Variación de la proporción de personas de entre 30 y 34 años con educación terciaria (niveles 5 a 8 de la CINE), por región de nivel NUTS 2, 2008-2014
(diferencia en puntos porcentuales entre 2014 y 2008)
Fuente: Eurostat (edat_lfse_12)

En 2012, las cifras de la EU-28 revelan que había unos 109 millones de niños, alumnos y estudiantes matriculados en todo el sistema educativo en general, desde la primera infancia hasta los estudios de posgrado.

Participación de los niños de cuatro años en la educación

La educación de la primera infancia desempeña una función básica en la erradicación de las desigualdades y en el aumento del dominio de las competencias básicas. Los responsables políticos afirman que es necesario promover la participación de los niños de corta edad en la educación preescolar, en lugar de recurrir a cuidados informales no profesionales. El marco estratégico educación y formación 2020 (ET 2020) ha establecido un objetivo principal, por el que al menos un 95 % de los niños de cuatro años deberían participar en la educación de la primera infancia.

En 2013, la proporción de niños de cuatro años matriculados en educación de la primera infancia y educación primaria en el conjunto de la UE-28 fue de un 91,8 %. Cabe tener en cuenta que la edad legal para iniciarse en los sistemas de enseñanza de los Estados miembros de la UE varía considerablemente: en Luxemburgo e Irlanda del Norte (el Reino Unido), la enseñanza obligatoria empieza a los cuatro años, mientras que en otras regiones de la UE empieza entre los cinco y siete años. La matriculación en la educación preescolar suele ser voluntaria en la mayoría de los Estados miembros de la UE.

Prácticamente todos los niños de cuatro años de la mayoría de las regiones francesas y neerlandesas participaron en educación de la primera infancia y en educación y primaria

La zona más oscura del mapa 1 muestra que las tasas de participación de los niños de cuatro años, por lo general, eran muy altas (al menos un 99 %) en la mayoría de las regiones de Francia, muchas regiones de los Países Bajos, el sur de Italia, partes de Bélgica (principalmente en Flandes) y Luxemburgo (considerada como una región única en este nivel de análisis). Además de esta serie de regiones, la proporción de niños de cuatro años que participaban en la educación de la primera infancia y la educación primaria era de al menos un 99 % en Malta (que también constituye una sola región a este nivel de detalle), la región austríaca oriental de Burgenland, la región española de Extremadura y su región vecina de Alentejo en Portugal, así como la región irlandesa de Southern and Eastern, que alberga la capital nacional; se registraron también cifras de participación similares para las regiones del nivel NUTS 1 de Rheinland-Pfalz (Alemania occidental) y Gales (Reino Unido).

Atenas registró la tasa de participación más baja de niños de cuatro años en educación de la primera infancia y educación primaria

En cambio, en el mapa 1 se representa una división muy clara entre el este y el oeste con tasas de participación mucho más bajas en muchas regiones orientales de la UE. Este fue el caso particularmente de Croacia y Polonia, pero también de Grecia (datos de 2012), de Liechtenstein, Suiza, la Antigua República Yugoslava de Macedonia y Turquía.

Un análisis de las regiones de nivel NUTS 2 de la UE revela que la región de la capital griega de Attiki presentaba, con diferencia, la tasa de participación más baja de niños de cuatro años en educación de la primera infancia y educación primaria, con un 30,8 % en 2012. Se trata de más de 20 puntos porcentuales por debajo de la segunda y tercera tasas de participación más baja de 2013 registrada en las dos regiones del norte de Polonia de Warmińsko-Mazurskie y Kujawsko-Pomorskie (53,2 % y 54,6 %). Las demás regiones de la UE caracterizadas por tasas de participación de los niños de cuatro años por debajo del 65 % (según representa la zona más clara del mapa 1) incluían otras seis regiones polacas, cuatro regiones griegas adicionales (datos de 2012), Croacia, la región oriental eslovaca de Východné Slovensko y la región irlandesa de Border, Midland and Western.

Es interesante destacar que algunas de las regiones que albergan las capitales nacionales registraron tasas de participación de niños de cuatro años en educación de la primera infancia y educación primaria por debajo de sus medias nacionales correspondientes; este hecho resultó más evidente en Grecia y Portugal, pero también se observó, aunque en menor medida, en Alemania, Austria, Hungría, Italia, Países Bajos, Rumanía, Suecia y el Reino Unido.

Europa 2020: abandono prematuro de la formación y educación

Los jóvenes de entre 15 y 17 años a menudo se encuentran con la tesitura de tener que elegir entre seguir con su educación o formación o buscar un trabajo. La escolaridad obligatoria a tiempo completo dura, en promedio, nueve o diez años en la mayoría de los Estados miembros de la UE y suele finalizar con la educación secundaria baja. El indicador de abandono prematuro de la educación y la formación se basa en la proporción de jóvenes de entre 18 y 24 años que habían acabado solo la educaciónsecundaria baja y que ya habían abandonado su formación (durante las cuatro semanas previas al sondeo del que se obtuvieron los datos).

Europa 2020

La educación es uno de los cinco pilares fundamentales de la Estrategia Europa 2020. Dos de los objetivos utilizados para supervisar el progreso de la UE para conseguir el objetivo de convertirse en una «economía inteligente, sostenible e integradora» tienen que ver con la educación. Estas referencias se han establecido a escala de la UE y prevén que:

  • el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación debe ser inferior a un 10 % en el año 2020;
  • al menos un 40 % de las personas de entre 30 y 34 años deben haber completado una educación terciaria o equivalente para el año 2020.

Cabe destacar que, a pesar de que estos dos objetivos se han establecido en el conjunto de toda la UE, no se aplican específicamente a escala nacional o regional. De hecho, cada punto de referencia de Europa 2020 se ha traducido en objetivos nacionales (y algunas veces regionales), que reflejan las diferentes situaciones y circunstancias de cada Estado miembro de la UE.

La proporción de abandono prematuro de la educación y la formación en la EU-28 se aproxima al objetivo de Europa 2020

En 2014, un 11,1 % de los jóvenes de entre 18 y 24 años de la UE-28 abandonaron su educación y formación de manera prematura, una reducción de 0,8 puntos porcentuales desde 2013. Proseguía la tendencia a la baja observada para este objetivo de Europa 2020, ya que la proporción de jóvenes de entre 18 y 24 años de la EU-28 con, a lo sumo, un nivel del primer ciclo de enseñanza secundaria que ya habían abandonado la educación o la formación se redujo durante doce años consecutivos a partir del 17,0 % registrado en 2002. Si la reducción del porcentaje de abandono escolar durante más de una década continúa, el objetivo principal de Europa 2020 de conseguir menos de un 10 % parece realizable. Dicho esto, aún existen diferencias considerables entre los Estados miembros de la UE y dentro de ellos, y estas se reflejan, en cierta medida, en los objetivos nacionales —acordados como parte de la Estrategia Europa 2020— que parten de un mínimo del 4 % en Croacia hasta un máximo del 16 % en Italia; para el Reino Unido no se ha fijado objetivo alguno.

En la UE, la probabilidad de abandonar la educación o la formación de manera prematura suele ser mayor entre los hombres (12,7 % en 2014) que entre las mujeres (9,5 %) y también es mayor para una serie de grupos socioeconómicos, entre otros: los que nacieron en el extranjero (20,1 %) o los que sufren una discapacidad física (25,1 % en 2011). Se puede encontrar información sobre las diferencias de género regionales para los dos objetivos educativos de Europa 2020 en este artículo (en inglés).

La proporción más baja de abandono prematuro de la educación y la formación se registró principalmente en el este de la UE

En el mapa 2 se ilustra que el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación varió considerablemente entre las regiones de nivel NUTS 2 en 2014, con los porcentajes más bajos concentrados en un grupo de regiones del este de la UE principalmente, desde Polonia hasta la República Checa y Eslovaquia, en Austria sudoriental, Eslovenia y Croacia. En cambio, los porcentajes más elevados se registraron con frecuencia en las regiones meridionales de la UE (España, las islas italianas y Malta), así como en determinadas regiones de Bulgaria y Rumanía.

INFORMACIÓN SOBRE LAS REGIONES

Jadranska Hrvatska, Croacia

HR03 Phant shutterstock 109614710.jpg

Dentro de la EU-28, la proporción de abandono prematuro de la educación y la formación se situó en un 11,1 % en 2014. El porcentaje de los jóvenes de entre 18 y 24 años con un nivel mínimo del primer ciclo de educación secundaria que no continúa con ninguna otra educación ni formación cayó a un 2,2 % a lo largo de la costa adriática en la región croata de Jadranska Hrvatska; fue el porcentaje más bajo de la UE.

©: Phant / Shutterstock.com

Las regiones urbanas con frecuencia registraron porcentajes relativamente bajos de abandono prematuro de la educación y la formación

En 2014, las proporciones más bajas de abandono prematuro se registraron en la región croata de Jadranska Hrvatska (2,2 %) y la región de la capital checa de Praga (2,5 %). La proporción de abandono escolar era inferior a un 5 % (según se ilustra en la zona más oscura del mapa 2) en seis regiones de capitales: en Croacia, Eslovaquia (datos de 2013), Eslovenia, Polonia, Reino Unido y República Checa. Aparte de lo anterior, la proporción de jóvenes de entre 18 y 24 años que habían finalizado como máximo un nivel del primer ciclo de enseñanza secundaria y que no siguieron estudiando también era inferior a un 5 % en otras seis regiones polacas, tres regiones más de la República Checa, una región más de Eslovaquia y el resto de las regiones de Croacia y Eslovenia, así como en Steiermark (Austria) y Bretaña (Francia).

Los porcentajes más bajos de abandono prematuro se registraron principalmente en zonas urbanas, lo que quizá no es sorprendente habida cuenta de que es más probable que los centros de educación y formación superior se instauren en las capitales y en otras zonas urbanas donde el número de estudiantes potenciales es mayor. Este patrón resultó particularmente evidente en las regiones de las capitales de Rumanía y Reino Unido de Bucureşti - Ilfov y Londres Centro, aunque no se reflejaba en todos los Estados miembros de la UE, ya que la proporción de abandono prematuro de la educación era relativamente alto (en comparación con la media nacional) en las capitales belga y alemana de la región Bruselas-Capital y Berlín.

Por el contrario, el porcentaje de abandono prematuro a menudo es relativamente alto en las zonas periféricas y remotas, donde los estudiantes pueden verse obligados a abandonar su hogar si desean cursar una especialización particular, mientras que quienes se quedan en la misma región pueden disfrutar de muchas menos oportunidades de acceder a la educación superior (véase la información siguiente para obtener más detalles).

La proporción de abandono prematuro en 2014 fue inferior al objetivo de Europa 2020 de un 10 % en 138 de las 261 regiones para las que se disponía de información (véase el mapa 2 para consultar la cobertura). Aparte de las regiones mencionadas anteriormente, se registró un porcentaje relativamente bajo de jóvenes de entre 18 y 24 años que dejaron la educación y la formación de manera prematura en la mayoría de las (demás) regiones de Alemania, Austria, Bélgica, Chipre (una única región en este nivel del análisis), Dinamarca, Eslovaquia, Francia, Irlanda, Países Bajos, Polonia, República Checa y Suecia.

Variaciones considerables en los porcentajes de abandono prematuro de la educación y la formación entre las regiones de Alemania, España, Grecia y el Reino Unido

Había una diferencia relativamente alta entre los porcentajes regionales de abandono prematuro en Alemania, España, Grecia y el Reino Unido. En Alemania, el porcentaje más bajo se registró en Tübingen (5,4 %), mientras que la proporción de abandono prematuro fue 2,6 veces mayor en Bremen (14,0 %). En Grecia, la proporción más baja se registró en Thessalia (5,9 %) y la más alta, en Anatoliki Makedonia y Thraki (19,7 %). Se observó un patrón similar en España entre un porcentaje de un 9,4 % en el País Vasco y otro de un 32,1 % en las Islas Baleares, mientras que la proporción entre las cifras más bajas y las más altas era incluso mayor en el Reino Unido: el abandono prematuro de la educación afectó a un 4,7 % de los jóvenes de entre 18 y 24 años en Londres Centro, cuatro veces más que en la región de Cornwall y las Islas de Scilly (20,3 %).

Las regiones periféricas e insulares con frecuencia registraron los porcentajes más altos de abandono prematuro de la educación y la formación

Los porcentajes más elevados de jóvenes de entre 18 y 24 años que, en 2014, abandonaron prematuramente la formación y la educación se registraron en las ciudades autónomas y en las islas de España y Portugal; no hay información disponible para las regiones francesas de ultramar ni para la región insular de Córcega. Como se ha indicado anteriormente, estas regiones ultraperiféricas pueden caracterizarse, al menos en cierta medida, por no ofrecer una amplia selección de oportunidades adicionales de educación y formación, lo que da lugar a que los estudiantes tengan que trasladarse para seguir la vocación que han elegido.

Casi la mitad de las regiones de nivel NUTS 2 donde al menos una quinta parte de los ciudadanos con edades comprendidas entre 18 y 24 años abandonaron prematuramente la educación y la formación se encontraban en España (diez regiones). El resto se ubicaba en las regiones meridionales de la UE en Portugal (tres regiones), la dos regiones insulares italianas de Cerdeña y Sicilia, y Malta, así como en Rumanía (tres regiones), Bulgaria (una región) y el Reino Unido (Cornualles y las Islas de Scilly). En 2014, casi un tercio de la población con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años en las Islas Baleares y la región autónoma de las Azores habían abandonado prematuramente la educación y la formación.

La proporción de abandono prematuro de la educación y la formación en la EU-28 se redujo entre 2008 y 2014

En el mapa 3 se refleja el cambio en la proporción de personas con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años que abandonaron la educación y la formación de forma prematura; la comparación, en general, se basa en la evolución de la situación entre el inicio de la crisis financiera y económica y la última información disponible. Durante este período (2008-2014), se produjo un rápido aumento del desempleo juvenil y, dada la falta de oportunidades laborales, esto podría haber dado lugar a que algunos jóvenes decidieran seguir estudiando y formándose.

El porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación en la EU-28 cayó 3,5 puntos porcentuales durante el período 2008-2014. Este patrón a la baja de la EU-28 en su conjunto se reprodujo en poco más de cuatro quintas partes (82,8 %) de las 256 regiones de las que se disponían datos (véase el mapa 3 para consultar la cobertura).

Aunque los patrones regionales son mixtos y diversos, las reducciones más destacadas de la proporción de personas de entre 18 y 24 años que abandonaron la educación y la formación de manera prematura entre 2008 y 2014 se registraron principalmente en las regiones con algunas de los porcentajes más altos de abandono prematuro de la educación y la formación. Este fue el caso particularmente de Portugal y España, así como de Turquía.

En las regiones de nivel NUTS 2, las mayores reducciones del porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación se registraron en las islas autónomas y en la región del norte del Portugal, donde las cifras se redujeron en más de 20 puntos porcentuales. Otras tres regiones portuguesas (Centro, el Algarve y Lisboa), así como las regiones españolas de Murcia, Castilla-La Mancha, La Rioja y la Ciudad Autónoma de Melilla registraron reducciones de al menos 15 puntos porcentuales. La proporción de abandono prematuro cayó al menos un 10 % en algunas otras regiones portuguesas y españolas, así como en dos regiones griegas (Ionia Nisia y Voreio Aigaio) y dos regiones del Reino Unido (Leicestershire, Rutland y Northamptonshire; Essex). Todas las regiones mencionadas anteriormente se representan con el color verde oscuro en el mapa 3).

Solo en tres regiones de la UE el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación aumentó más de 5 puntos porcentuales entre 2008 y 2014

Las regiones en que la proporción de abandono prematuro de la educación y la formación aumentó entre 2008 y 2014 solían caracterizarse por presentar un porcentaje relativamente bajo de abandono escolar prematuro. Asimismo, los incrementos observados solían ser relativamente modestos. Solo en tres regiones de la UE el porcentaje de abandono prematuro aumentó 5 puntos porcentuales o más, a saber, las regiones del noroeste y del sureste de Rumanía y la región búlgara de Severozapaden. Las otras tres regiones identificadas en color rojo oscuro en el mapa 3 —donde el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación aumentó al menos 2,5 puntos porcentuales— comprendían dos regiones más de Rumanía (centro y noreste) y regiones individuales de Hungría (Észak-Magyarország) y Polonia (Warmińsko-Mazurskie).

Estudiantes de formación profesional secundaria superior

La educación y formación profesionales (EFP) se consideran fundamentales para reducir las tasas de desempleo juvenil y facilitar la transición de los jóvenes de la educación al mercado laboral. Los responsables políticos de toda la UE han estado buscando formas de aumentar el atractivo de los programas de formación profesional y aprendizaje, ya que pueden ofrecer una ruta alternativa a las calificaciones generales de educación secundaria alta y enseñanza superior y para satisfacer mejor la demanda de cualificaciones de los empresarios.

Casi la mitad (48,9 %) de los estudiantes de educación secundaria alta (nivel 3 de la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE); para obtener más información sobre esta clasificación, véase la sección fuentes y disponibilidad de los datos más abajo) de la EU-28 seguían un programa de educación profesional en 2013, mientras que el resto cursaba programas generales. En el mapa 4 se muestra que el porcentaje de estudiantes que cursaban programas de educación profesional variaba significativamente entre los Estados miembros de la UE, con una especialización particularmente alta en educación profesional en un grupo de regiones que abarca Austria, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, norte de Italia, República Checa y Suiza; también se registraron porcentajes elevados en Finlandia y los Países Bajos. Algunas de estas diferencias pueden atribuirse a la existencia de determinadas percepciones sobre la educación y la formación profesionales: por ejemplo, en países como Alemania, Austria y la República Checa, la educación y la formación profesionales se consideran una propuesta atractiva que facilita la transición de las personas al mercado laboral, mientras que en otros Estados miembros de la UE su papel está menos desarrollado, en parte debido a percepciones sociales menos positivas.

La formación profesional representaba más de tres cuartas partes de los alumnos de enseñanza secundaria superior en tres regiones checas y una región austríaca

Para ser más exactos, a nivel de región NUTS 2, había tres regiones en la República Checa en que más de tres cuartas partes de los alumnos de enseñanza secundaria superior cursaban un programa de formación profesional en 2013. Estas regiones eran Severozápad, Jihozápad y Severovýchod. Este caso también se dio en la región austríaca de Oberösterreich. En cambio, los porcentajes más bajos de formación profesional entre los alumnos de enseñanza secundaria superior se registraron en las regiones irlandesas de nivel NUTS 2 y en Escocia (los datos solo se encuentran disponibles para las regiones de nivel NUTS 1 en el Reino Unido), ya que menos de 1 de cada 10 estudiantes cursaban programas de formación profesional. Había tres regiones donde el porcentaje de alumnos de formación profesional se situó entre un 10 y un 20 %, a saber, las regiones insulares de Malta y Chipre (ambas consideradas regiones únicas en este nivel de análisis) y la región de la capital de Hungría (Közép-Magyarország). Por el contrario, el porcentaje de alumnos de programas de formación profesional fue también inferior a un 35 % (según se refleja en la zona más clara del mapa 4) en siete regiones de Grecia y España, en las seis regiones restantes de Hungría (marcando un claro contraste con las regiones de los alrededores de Hungría) y en Gales (una región de nivel NUTS 1 del Reino Unido), Estonia y Lituania (ambas regiones únicas en este nivel de análisis).

Europa 2020: educación terciaria

La educación terciaria es el nivel educativo que ofrecen las universidades, los centros de formación profesional, los institutos tecnológicos y otras instituciones que expiden títulos académicos o certificados profesionales superiores. Los bajos niveles de educación terciaria pueden obstaculizar la competitividad y socavar el potencial de la UE para generar «crecimiento inteligente». Es probable que, en el futuro, cada vez más puestos de trabajo requieran un nivel de educación terciaria y, por ello, los Estados miembros de la UE se enfrentan a cuatro desafíos principales: ampliar el acceso a la educación secundaria aumentando la participación (sobre todo entre los grupos desfavorecidos); reducir el número de estudiantes que abandonan la enseñanza terciaria sin obtener el título, reducir el tiempo requerido para completar los grados y mejorar la calidad de la educación secundaria a través de una mejor orientación de los grados al mundo laboral.

Como ya se ha indicado, la Estrategia Europa 2020 persigue un objetivo claro en cuanto a la enseñanza terciaria —en otras palabras, el porcentaje de población que posee un título universitario o una cualificación similar—, que prevé que al menos el 40 % de las personas de entre 30 y 34 años hayan completado un ciclo de enseñanza terciaria o equivalente para el año 2020.

La enseñanza terciaria en la EU-28 aumentó considerablemente a partir de un 23,6 % en 2002 (el inicio de la serie para la UE-28), con avances experimentados cada año. En 2014, en torno a un 37,9 % de la población de entre 30 y 34 años había obtenido un nivel de educación terciaria, una cifra 0,8 puntos porcentuales superior a la de 2013. Si continúa creciendo la proporción de personas de entre 30 y 34 años que completan la educación terciaria en consonancia con los avances de los últimos años, es probable que se consiga el objetivo principal de Europa 2020 de un 40 %.

INFORMACIÓN SOBRE LAS REGIONES

Londres Centro, Reino Unido

UKI1 olavs shutterstock 112369760.jpg

La capital británica de Londres Centro registró la proporción más alta de personas de entre 30 y 34 años con educación terciaria. Poco más de dos tercios de la población con edades comprendidas entre 30 y 34 años en Londres Centro habían cursado estudios superiores (carreras universitarias, másteres y doctorados), aproximadamente 1,8 veces más que la media de la EU-28 (37,9 %).

©: Olavs / Shutterstock.com

Aproximadamente un tercio (33,6 %) de los hombres de entre 30 y 34 años de la UE-28 en 2014 había completado la educación terciaria; se trata de una cifra significativamente más baja con respecto a las mujeres del mismo grupo de edad, que representan un 42,3 % en este ámbito. Asimismo, la proporción de hombres de entre 30 y 34 años que han completado la educación terciaria aumentó a un ritmo más lento que en el caso de las mujeres, por lo que se agudizó la desigualdad entre los sexos; se proporciona información adicional en este artículo (en inglés) que analiza las diferencias de género para este objetivo de la Estrategia Europa 2020. Además de ser más bajo entre los hombres, el porcentaje de personas de entre 30 y 34 años con educación terciaria también fue más bajo entre otros grupos desfavorecidos, como las personas que viven en las zonas rurales (26,9 %) o los que han nacido fuera de la UE (33,0 %).

Las oportunidades laborales pueden constituir uno de los distintos «efectos llamada» que impulsan una proporción de traslados cada vez mayor de los jóvenes a las regiones de las capitales

Dado que la mayoría de las personas de entre 30 y 34 años habrán completado la educación terciaria antes de los 30 años, este indicador puede utilizarse para evaluar el atractivo (o el efecto llamada) de las regiones con respecto a las oportunidades de empleo que ofrecen a los graduados. Las grandes organizaciones suelen elegir las capitales para situar sus sedes, ya sea por una cuestión de prestigio o por beneficiarse de las economías de escala que pueden encontrarse en algunas de las ciudades más grandes de la UE. Habida cuenta de que la oferta de empleo para graduados suele ser mayor y más variada en las capitales, no es de extrañar que muchas de las regiones de las capitales de la UE registren una alta proporción de su población de entre 30 y 34 años con estudios superiores. De hecho, este es un patrón que se observa en el mapa 5, en el que se ilustra el nivel de enseñanza terciaria por región de nivel NUTS 2. Además de en las regiones de las capitales, el porcentaje de personas de entre 30 y 34 años con educación terciaria también era relativamente elevado en algunas regiones asociadas con investigación y / o tecnología (por ejemplo, las provincias de Vlaams-Brabant y Brabant Wallon en Bélgica, las regiones de Midi-Pyrénées y Rhône-Alpes en Francia o Berkshire, Buckinghamshire y Oxfordshire y el noreste de Escocia en el Reino Unido).

Más de dos tercios de las personas de entre 30 y 34 años que viven en Londres Centro han completado el nivel de educación terciaria

La zona más oscura del mapa 5 representa las regiones de nivel NUTS 2 de la UE donde, en 2014, al menos la mitad de la población de entre 30 y 34 años había completado la educación terciaria. En algunas capitales al menos la mitad de la población de entre 30 y 34 años disponía de un título de enseñanza terciaria, entre otras: Hovedstaden (Dinamarca), sur y este de Irlanda, Isla de Francia (Francia), Noord-Holland (Países Bajos), Viena (Austria), Mazovia (Polonia), Bratislava (Eslovaquia), Helsinki-Uusimaa (Finlandia) y Estocolmo (Suecia). No obstante, con diferencia, el porcentaje más alto se registró en la capital del Reino Unido, ya que el 67,3 % de los que vivían en la ciudad más grande de la UE —Londres Centro— poseía un título de enseñanza superior.

Quienes habían completado la educación terciaria también sentían la atracción de vivir en regiones con una intensa actividad investigadora

El segundo y tercer porcentajes más altos de educación terciaria en las regiones de nivel NUTS 2 se registró en el noreste de Escocia (Reino Unido), y en Midi-Pyrénées (Francia); ambas regiones presentaban porcentajes algo superiores a un 60 %. Las dos constituyen ejemplos de regiones caracterizadas por una intensa actividad de investigación, donde las empresas de actividades económicas relacionadas se agrupan para alimentar las sinergias y la proximidad de los clientes y los competidores por igual, reforzando las especializaciones y atrayendo a personal altamente cualificado a una región. En estos dos ejemplos, los dos «factores de llamada» más destacados son la industria petrolífera del mar del Norte frente a la costa de Escocia y la industria aeroespacial concentrada en Toulouse. Otras actividades intensivas de investigación que «atraen» a personal cualificado comprenden la biotecnología, la investigación médica, las tecnologías de la información y la comunicación o la fabricación de equipos de transporte. Se puede consultar más información sobre las estadísticas regionales de investigación y desarrollo (I + D) en este artículo (en inglés).

El porcentaje de alumnos en la educación terciaria se redujo por debajo de un 20 % (según representa la zona más oscura del mapa 5) en las regiones orientales y meridionales de la UE. Estas ocho regiones se caracterizaban por su tradicional dependencia de actividades primarias, industrias pesadas (por ejemplo, la agricultura, la minería o el hierro y el acero) o la agricultura dentro de su entramado económico. Cuatro de las ocho regiones estaban distribuidas por el sur de Italia (Basilicata, Campania, Cerdeña y Sicilia), tres por el este de Rumanía (noreste, sudeste y sur – Muntenia), y la última región se situaba en el noroeste de la República Checa (Severozápad); más de la mitad (17) de las regiones de Turquía también menos de una de cada cinco personas con edades comprendidas entre los 30 y los 34 años habían completado la educación terciaria.

La mayoría de las demás regiones del este de la UE (a excepción de Polonia, Eslovenia y Croacia) registraron porcentajes relativamente bajos de educación terciaria —menos de un 30 %—, mientras que este patrón también resultó evidente en varias regiones italianas y alemanas (que, al menos en cierta medida, puede atribuirse a un énfasis particular en la formación profesional, por el que muchos puestos de trabajo no precisan de un grado, sino de una cualificación profesional).

La proporción de personas de entre 30 y 34 años con títulos de educación terciaria aumentó considerablemente entre 2008 y 2014

En toda la UE-28, la proporción de personas de entre 30 y 34 años con un nivel de educación terciaria aumentó 6,7 puntos porcentuales entre 2008 y 2014 hasta un 37,9 %. Finlandia fue el único Estado miembro de la UE en que se registró una reducción del nivel de educación terciaria durante el período objeto de consideración, con una reducción marginal de 0,4 puntos porcentuales a un 45,3 % (todavía por encima del objetivo nacional de 42).

Los avances más importantes en educación terciaria entre 2008 y 2014, entre los Estados miembros de la UE, se registraron en Austria (debido, al menos en cierta medida, a una ruptura de la serie), mientras que las mejoras de dos dígitos también se registraron en los Estados miembros bálticos, Grecia, Luxemburgo y todos los Estados miembros orientales, salvo Bulgaria y Rumanía.

En el mapa 6 se presenta información sobre las variaciones en el nivel de educación terciaria entre las personas con edades de entre 30 y 34 años, según un análisis de las regiones de nivel NUTS 2 (la zona verde oscura representa las regiones que experimentaron los aumentos más importantes entre 2008 y 2014). En cuatro regiones, la proporción de personas de entre 30 y 34 años con educación terciaria aumentó más de 20 puntos porcentuales entre 2008 y2014; tres de ellas se sitúan en Austria (una vez más, debido a la ruptura de la serie, resultante de cambios metodológicos en la CINE), si bien el aumento más significativo se registró en la región de la capital eslovaca de Bratislava (24,5 puntos más).

Más de cuatro quintas partes de las regiones de la UE informaron de que el porcentaje de la población de entre 30 y 34 años con educación terciaria aumentó entre 2008 y 2014

La gran mayoría de las regiones de la EU-28 seguía un patrón similar, ya que la proporción de la población de entre 30 y 34 años con educación terciaria aumentó en 222 de las 263 regiones de nivel NUTS 2 entre 2008 y 2014 (véase el mapa 6 para consultar la cobertura). En cambio, el porcentaje de población residente de entre 30 y 34 años con un título de educación terciaria bajó en 41 regiones (si bien no se produjo variación alguna en la región alemana de Detmold en Renania del Norte-Westfalia). Esta reducción en la proporción de graduados superiores jóvenes puede reflejar que las personas cambian de región en busca de trabajo, que los jóvenes no vuelven a su región de origen después de graduarse (en su lugar, optan por establecerse en otra región) o a unos índices de graduación más bajos.

Aparte de la ciudad autónoma española de Ceuta, el descenso en el número de graduados de la educación terciaria fue mayor en la región septentrional búlgara de Severen tsentral en, en las regiones alemanas orientales de Dresden y Chemnitz, en las regiones francesas de Baja Normandía y Languedoc-Rosellón, Etelä-Suomi en Finlandia y Yorkshire del Norte en el Reino Unido; fueron las únicas regiones de la UE en que la proporción de jóvenes de entre 30 y 34 años con un nivel de educación terciaria cayó más de 5 puntos porcentuales entre 2008 y 2014 (según se muestra en la zona más oscura del mapa  6).

Fuentes y disponibilidad de los datos

Las estadísticas de educación ofrecen información sobre la participación en la educación, su financiación y su personal docente, así como sobre el nivel educativo alcanzado por los graduados. En este ámbito también se ofrece información sobre la transición de la formación al trabajo, la formación profesional, el aprendizaje permanente y el conocimiento de idiomas.

Fuentes principales

Estadísticas de la UNESCO / OCDE / Eurostat (UOE)

Muchas estadísticas europeas sobre educación se recopilan como parte de un ejercicio administrado conjuntamente en el que participan el Instituto de Estadística de la UNESCO (UNESCO-UIS) (en inglés), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y Eurostat; a esta práctica se suele hacer referencia como ejercicio de recopilación de datos UOE. Eurostat recaba por separado los datos sobre las matriculaciones regionales y el aprendizaje de lenguas extranjeras.

La recopilación de datos UOE se basa principalmente en fuentes administrativas proporcionadas por los ministerios de educación o las autoridades estadísticas nacionales conforme a definiciones acordadas de manera conjunta. La unidad estadística a efectos de las estadísticas educativas regionales es el alumno. Los períodos de referencia son el año natural para los datos sobre graduados y el año escolar / académico para todos los demás datos no monetarios (por ejemplo, los datos para el período 2013 abarcan el año académico de 2012 / 2013).

Habida cuenta de que la estructura de los sistemas educativos varía de un país a otro, un marco para elaborar, compilar y presentar estadísticas e indicadores regionales, nacionales e internacionales en materia de educación constituye un requisito previo para la comparabilidad de los datos. Este marco lo proporciona la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE).

La Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE)

El marco de la CINE se actualiza con carácter ocasional para tener en cuenta los nuevos avances de los sistemas educativos a escala mundial. La CINE 2011 se adoptó en la Conferencia General de la Unesco en noviembre de 2011 y constituye la base para las estadísticas presentadas en este artículo, si bien los datos de los años de referencia anteriores a 2014 se recabaron utilizando la versión anterior, CINE-97.

En la versión de 2011 de esta clasificación, se han incorporado nuevas categorías para reconocer la expansión de la educación infantil y la reestructuración de la educación superior.

La CINE clasifica todos los programas educativos y las cualificaciones por niveles:

  • educación de la primera infancia / menos que estudios primarios (nivel 0);
  • educación primaria (nivel 1);
  • educación secundaria baja (nivel 2);
  • educación secundaria alta (nivel 3);
  • educación postsecundaria no terciaria (nivel 4);
  • educación terciaria de ciclo corto (nivel 5);
  • grado en educación terciaria o nivel equivalente (nivel 6);
  • nivel de maestría, especialización o equivalente (nivel 7);
  • nivel de doctorado o equivalente (nivel 8).

Se puede encontrar la descripción completa en el sitio web del Instituto de Estadística de la Unesco (en inglés).

Encuesta de población activa

Los datos sobre abandono prematuro de la educación y la formación y sobre la enseñanza superior presentados en este artículo se han extraído de la encuesta de población activa (EPA) de la UE.

La EPA se basa en una encuesta a personas que viven en hogares privados. Abarca a toda la población que tiene su residencia habitual en los Estados miembros de la UE, salvo a las personas que viven en hogares colectivos o institucionales. Los datos educativos de la EPA se actualizan dos veces al año, en primavera (incluidos los datos para un nuevo año de referencia) y en otoño.

Cabe tener en cuenta que hasta el año de referencia de 2013, inclusive, estos datos están clasificados conforme a la CINE-97, mientras que los datos de 2014 en adelante están clasificados en virtud de la CINE 2011. El indicador de abandono prematuro de la educación y la formación, por tanto, presenta una ruptura de la serie, ya que se refiere a los niveles 0-3 de la CINE-97 englobados en la categoría de ciclo corto para 2013 y a los niveles 0-2 de la CINE 2011 para el año de referencia 2014. De manera similar, el indicador referente a los estudios superiores presenta una ruptura de la serie, ya que hace referencia a los niveles 5-6 de la CINE-97 para 2013 y a los niveles 5-8 de la CINE 2011 para el año de referencia 2014.

Definiciones de indicadores

Las estadísticas sobre la proporción de niños de cuatro años matriculados en educación infantil y primaria (niveles 0-1 de la CINE 2011) abarcan las instituciones que ofrecen cuidados de los niños orientados a la educación; deben contar con personal con formación especializada en educación. Cabe tener en cuenta que este porcentaje se calcula a partir de los datos obtenidos de dos fuentes distintas (estadísticas educativas y demográficas) y que algunos alumnos matriculados en instituciones educativas pueden no estar registrados como residentes en los datos demográficos (por tanto, los porcentajes pueden superar el 100 %).

El abandono prematuro de la educación y la formación constituye un indicador que se define como la proporción de personas de entre 18 y 24 años que han finalizado al menos el primer ciclo de educación secundaria (niveles 0, 1, 2 o 3 de ciclo corto, según la CINE-97, para el período que comprende hasta 2013, inclusive, y los niveles 0-2, según la CINE 2011, para 2014) y que no han seguido estudiando ni realizando otra formación (durante las cuatro semanas anteriores a la encuesta). Este indicador constituye un objetivo de la Estrategia Europa 2020, a saber, reducir el porcentaje de abandono prematuro en la UE por debajo de un 10 %.

La formación profesional está diseñada para que los estudiante adquieran conocimientos, habilidades y competencias específicos para una profesión o un oficio concretos. La formación profesional puede tener componentes laborales (por ejemplo, programas de aprendizaje profesional o programas educativos de formación doble). El indicador presentado en este artículo revela la proporción de estudiantes que cursan programas de formación profesional entre el número total de estudiantes matriculados en la educación secundaria alta (según se define en el nivel 3 de la CINE 2011).

El indicador de educación terciaria se define como el porcentaje de personas de entre 30 y 34 años que han completado la educación terciaria satisfactoriamente (por ejemplo, en universidades o escuelas técnicas superiores). Se usa el rango de edad de entre 30 y 34 años, ya que hace referencia a los primeros cinco años en que la gran mayoría de los estudiantes ya han completado sus estudios. La educación terciaria hace referencia a los niveles 5-6, según la CINE 1997, para los datos hasta 2013, y a los niveles 5-8, según la CINE 2011, para 2014. Este indicador es un objetivo de la Estrategia Europa 2020, a saber, garantizar que, para 2020, al menos el 40 % de las personas de entre 30 y 34 años hayan completado el nivel de educación terciaria.

Contexto

La educación y la formación son fundamentales para el progreso económico y social, y la consonancia entre las competencias y las necesidades del mercado de trabajo desempeña un papel clave en este sentido. Esto adquiere cada vez mayor importancia en una economía globalizada e impulsada por el conocimiento, donde se precisa de mano de obra cualificada para competir en términos de productividad, calidad e innovación.

Cada Estado miembro de la UE es responsable en gran medida de sus propios sistemas formativos y educativos y del contenido de sus programas de enseñanza (planes de estudio). La UE respalda las medidas nacionales y ayuda a los Estados miembros a abordar desafíos comunes a través de lo que se conoce como el «método abierto de coordinación»: ofrece un foro de políticas para debatir acerca de cuestiones de actualidad (por ejemplo, el envejecimiento demográfico, la carencia de cualificaciones o la competencia global) y brinda a los Estados miembros la oportunidad de intercambiar buenas prácticas.

Educación y formación 2020 (ET 2020)

Un marco estratégico para la cooperación europea en educación y formación (conocido como ET 2020) constituyó un conjunto de conclusiones del Consejo (2009/C 119/02) adoptadas en mayo de 2009. Establece cuatro objetivos estratégicos para la educación y la formación en la UE: convertir el aprendizaje permanente y la movilidad en una realidad; mejorar la calidad y eficacia de la educación y la formación; promover la igualdad, la cohesión social y la ciudadanía activa; e incrementar la creatividad y la innovación (incluido el espíritu emprendedor) a todos los niveles de la educación y la formación. A fin de alcanzar estos objetivos, la ET 2020 establece una serie de puntos de referencia sujetos a informes y controles estadísticos regulares, incluidos los siguientes objetivos que se pretenden alcanzar para 2020, a saber:

  • al menos el 95 % de los niños de entre cuatro años y la edad de iniciar la educación primaria obligatoria debe participar en la educación de la primera infancia;
  • la cifra de niños de quince años con habilidades insuficientes de lectura, matemáticas y ciencias debe ser inferior a un 15 %;
  • el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación debe ser inferior a un 10 %;
  • la proporción de jóvenes de entre 30 y 34 años en la educación terciaria debe ser, como mínimo, de un 40 %;
  • un promedio mínimo de un 15 % de los adultos de entre 25 y 64 años debe participar en programas de aprendizaje permanente;
  • una media de al menos un 20 % de los graduados en educación superior debe haber pasado un periodo de sus estudios o su formación superior (incluidas las prácticas) en el extranjero, que deberá corresponderse con un mínimo de quince créditos del Sistema Europeo de Transferencia y Acumulación de Créditos (ECTS) o durar al menos tres meses;
  • una media de al menos un 6 % de los jóvenes de entre 18 y 34 años con un título en educación y formación profesionales debe haber pasado un período inicial formativo o de estudios afines de educación y formación profesionales (EFP) (incluidas las prácticas) en el extranjero durante al menos dos semanas;
  • el porcentaje de graduados de entre 20 y 34 años que hayan abandonado la educación y la formación en el plazo de los tres años anteriores al año de referencia y que estén trabajando debe ser al menos de un 82 %.

Véase también

Más información de Eurostat

Visualización de datos

Publicaciones

Tablas principales

Regional education statistics (t_reg_educ)
Education (t_educ)
EU region (t_educ_regio)
Educational attainment, outcomes and returns of education (t_edat)
Tertiary educational attainment, age group 30-34 by sex and NUTS 1 regions (tgs00105)
Tertiary educational attainment, age group 25-64 by sex and NUTS 2 regions (tgs00109)
Early leavers from education and training (tsdsc410)
Early leavers from education and training by sex and NUTS 1 regions (tgs00106)

Base de datos

Regional education statistics (reg_educ)
Education (educ)
EU region (educ_regio)
Educational attainment and outcomes of education (edat)
Educational attainment level: main indicators (edatm)
Population by educational attainment level - regional data (edatm2)

Sección especializada

Metodología/Metadatos

Fuente de los datos de los gráficos y los mapas (MS Excel)

Enlaces externos