Política europea de desarrollo

Política europea de desarrollo

La política de desarrollo de la UE pretende erradicar la pobreza en un contexto de desarrollo sostenible. Es una piedra angular en las relaciones de la UE con el mundo exterior, junto con las políticas de asuntos exteriores, seguridad y comercio (y los aspectos internacionales de otras políticas como las de medio ambiente, agricultura y pesca).
La UE aporta más del 50% del total de la ayuda mundial al desarrollo, siendo por ello el principal donante.


La política de desarrollo de la UE se fundamenta en el Tratado de Lisboa y en el Consenso Europeo sobre Desarrollo de 2005, con el que el Consejo de la UE, el Parlamento Europeo y la Comisión adoptaron una visión común.

La UE se centra en determinados sectores de intervención, según las necesidades de los países asociados.

Con sus acciones, la UE contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. La UE también promueve la coherencia de las políticas en favor del desarrollo, a fin de maximizar el impacto de las otras políticas de la UE en el desarrollo.

La UE se ha comprometido firmemente a hacer que la ayuda sea más efectiva, con una aportación fundamental a la Declaración de París sobre la eficacia de la ayuda, de 2005, y la ratificación del nuevo acuerdo sobre la eficacia de la ayuda en 2011.

Basándose en los valores europeos, la UE promueve en sus relaciones con los países asociados valores y prácticas democráticos como los derechos humanos, las libertades fundamentales, la buena gobernanza, etc.

En 2011 la Comisión estableció un enfoque más estratégico de la Unión para reducir la pobreza, con una asignación de fondos más dirigida y concentrada: el programa para el cambio.

News & Events