Justicia juvenil indigena Panamá

Justicia juvenil indigena Panamá

El proyecto me ayudo a tomar más conciencia de la condición de mi pueblo Wounaan y sus debilidades para buscar cómo fortalecerlas y que el Estado tome conciencia de todas las dificultades que afectan a mi pueblo. Quiero transmitir los conocimientos adquiridos en el marco del proyecto para que cada uno de los miembros de mi comarca sobresalga y así podamos fortalecer nuestro sistema de justicia.

Maite Falco, estudiante Universitaria del Pueblo Wounaan

CONTEXTO

En la mayoría de los países latinoamericanos cohabitan constitucionalmente dos sistemas de justicia, el ordinario y el indígena ancestral. Sin embargo, no siempre existen políticas legislativas y público-administrativas claras, provocando, descoordinación entre los dos sistemas. Con este proyecto se están creando puentes entre el estado de Panamá y los pueblos indígenas para garantir una mejor protección de los derechos de los menores indígenas en conflicto con la ley.

OBJETIVOS

  • Contribuir al fortalecimiento de la protección y promoción de los derechos de las menores indígenas víctimas y en conflicto con la ley.

RESULTADOS

  • Se está elaborando un diagnóstico de las prácticas judiciales juveniles indígenas con el fin de identificar las necesidades de los niños(as) y adolescentes infractores y víctimas.
  • Se ha presentado la Convención sobre los Derechos del Niño y Niña a más de 450 integrantes de pueblos indígenas en el marco de talleres de capacitación realizados en todas las comarcas indígenas de Panamá.
  • Se espera mejorar la coordinación los dos sistemas de justicia juvenil permitiendo una mayor reinserción del menor en su entorno familiar, educativo y comunitario.
  • Se espera fortalecer el tratamiento y seguimiento especializado de los menores indígenas infractores utilizando de manera prioritaria las medidas alternativas al proceso penal y a la privación de libertad.

DATOS Y CIFRAS

  • Más de 290 líderes y miembros de autoridades indígenas participaron en talleres organizados en 8 pueblos (Emberá y Wounaan, Ngöbe y Bulgé, Guna Madugandi, Guna Wargandi, Guna yala, Bribri y Naso).
  • Más de 70 líderes indígenas urbanizados han participado a los talleres organizados en las ciudades de Panamá y Changuinola.
  • Más de 110 estudiantes universitarios han participado en los talleres organizados en Changuinola, David y Ciudad Panamá
  • La población total indígena equivale al 12.3% de la población panameña. El 60% son niños(as) y adolescentes entre 0 y 18 años de edad.
  • En el Proyecto, se trabajará con el 100 % de las autoridades de los siete pueblos, que se estiman en un número de 220 autoridades judiciales ancestrales.

COLABORADORES

TESTIMONIO

Nelson de Leon Kantule, director ejecutivo de la Nabguana (la Madre Tierra Sufriente)

Nelson de Leon Kantule, técnico en comunicación alternativa, director ejecutivo de la Nabguana (la Madre Tierra Sufriente), Pueblo Guna, se expresa sobre su participación a un taller de capacitación y recolección de información sobre justicia juvenil indígena, organizado en el marco del proyecto.

"Este taller de capacitación y recolección de información ha sido muy importante porque nos ha hecho reafirmar y rescatar las prácticas tradicionales que se están perdiendo. Este taller ha hecho que los jóvenes vieran la importancia de las prácticas judiciales que los pueblos indígenas han venido desarrollando en la administración de justicia indígena. Siempre nuestros pueblos han desarrollado la justicia como parte de nuestras prácticas de educación, es decir, que para nosotros la justicia juvenil indígena es una forma de educar a los niños, niñas y adolescentes para que no se metan en problemas. En los momentos actuales que está pasando la juventud indígena llega este proyecto en buena hora porque hace ver la realidad que padecen nuestros jóvenes en conflicto con la ley y la juventud toma mayor conciencia de sus procesos. También este tipo de taller fortalece nuestra identidad como pueblo indígena y asimismo las autoridades manifestaron de que se sienten alegres de que se ha podido materializar un proyecto como este, que los viene a capacitar e incide en el fortalecimiento de nuestras autoridades e instituciones tradicionales así como en el fortalecimiento de las prácticas de justicia juvenil indígena."