• Actos

Artículos de noticias


Atrás

El COVID-19 ha cambiado nuestra manera de trabajar de cuatro maneras

El COVID-19 ha cambiado nuestra vida de muchas maneras, incluido el modo de trabajar. Ha afectado al modo en que utilizamos la tecnología, nuestro equilibrio entre vida privada y vida laboral y el futuro del trabajo flexible.
Picture

Compruebe los cuatro cambios más importantes en nuestra manera de trabajar.

 

1.   Utilización de la tecnología

Cuando millones de personas de todo el mundo tuvieron que empezar a trabajar desde su casa debido a la pandemia de COVID-19, utilizaron la tecnología para adaptar su forma de trabajar. El trabajo en equipo cuando se trabaja a distancia se basa sustancialmente en herramientas en línea. Las reuniones presenciales se sustituyeron por conferencias en linea a través de plataformas como Zoom y Microsoft Teams que permiten a los miembros del personal acceder a las reuniones desde la sala de estar de su casa, ahorrando tiempo y dinero. Estas plataformas en línea superaron los obstáculos del trabajo a distancia y permiten la conexión entre las personas. Hicieron más cómodo el trabajo desde casa, al permitir a sus colegas seguir trabajando juntos en los proyectos.

 

2.   Equilibrio entre la vida privada y la vida laboral

Cuando las empresas decidieron que no era seguro ir a la oficina, muchos empleados y empresarios trabajaron por vez primera desde su casa. Esto significaba que no necesitaban pasar horas de su día en el transporte público o en el tráfico de la autopista. Miles de personas empezaron a tener más tiempo y, en algunos casos, un mejor equilibrio entre la vida profesional y la vida privada. Con más tiempo en el día, el personal ha podido pasar el tiempo haciendo lo que les gusta, cuando normalmente lo dedicaban a viajar de casa al trabajo. Para algunas personas esto significaba que podían dormir más y dedicar más tiempo a hacer el desayuno o a sacar al perro antes de conectarse al ordenador portátil.

 

3.   Comunicación

Aunque quizá crea que trabajar desde casa limitaría la comunicación con sus colegas, esto no siempre era así. Al obligar a las empresas a cambiar al trabajo a distancia, la pandemia mostró a empresarios y trabajadores que también es posible una buena comunicación fuera de la oficina. Trabajar desde casa ha permitido a muchas empresas explorar diferentes herramientas de colaboración, lo que ha permitido celebrar reuniones y debates en línea. Las herramientas también han brindado a los colegas un espacio para socializar. Pueden llamarse mutuamente para mantener las conversaciones que habrían mantenido en la oficina o durante su hora de almuerzo, permitiéndoles así hablar de sus vidas y de su trabajo.

 

4.   Flexibilidad

Tradicionalmente, los empleadores se han mostrado reacios a aceptar el trabajo desde casa y el horario flexible. El trabajo a distancia exige que el empleador confíe en que su personal siga siendo productivo y ofrezca un trabajo de calidad cuando no está fuera de la vista. Al haber ensayado el trabajo en casa durante la pandemia, los empresarios pueden confiar más en el personal para trabajar desde su casa en el futuro, lo cual podría dar lugar a más oportunidades de trabajo flexible. Trabajar desde casa no es para todos, pero muchas personas han tenido la oportunidad de aprender a gestionar su tiempo y adaptarse a un entorno de trabajo diferente. Pueden incluso haber sido más productivas. La pandemia del COVID-19 ha demostrado que ya no hay una sola manera de trabajar, hay muchas.

 

La manera en que trabajamos cambió con la aplicación de diferentes medidas de cierre empresarial en todo el mundo y, para algunas empresas, puede haber cambiado definitivamente su modo de trabajo.

 

Para más consejos sobre el trabajo desde casa, lee nuestro artículo Cómo ser productivo cuando se trabaja desde casa.

 

Enlaces relacionados:

Zoom

Microsoft Teams

Cómo ser productivo cuando se trabaja desde casa

18/06/2020

renuncia

Los artículos de «Punto de mira» tienen por objeto facilitar a los usuarios del portal EURES información sobre temas y tendencias actuales y estimular el debate, y no reflejan necesariamente la opinión de la Comisión Europea.