• Actos

Artículos de noticias


Atrás

Ocho razones por las que no debería descartarse el trabajo estacional

El trabajo estacional (o temporal) se suele considerar como una segunda opción, y menos deseable, con respecto a un empleo a tiempo completo; pero esto no tiene por qué ser necesariamente así. A continuación presentamos una serie de razones por las que no debería descartarse el trabajo estacional.
Picture

1.   Acceso a puestos para principiantes

El empleo estacional suele ofrecer puestos para principiantes a los que sería mucho más difícil acceder en otros sectores. Esto puede ser un buen punto de partida, ya que permite adquirir experiencia que podría abrir puertas a una buena oportunidad profesional más adelante.

 

2.   Probar suerte en un nuevo ámbito o en otra empresa

Si lo que se busca es probar suerte en una nueva trayectoria profesional, o lo que interesa es trabajar en otra empresa, el empleo estacional es una buena opción para intentarlo sin arriesgar nada, ya que, en caso de no sentirse a gusto, no hay ningún compromiso a largo plazo.

 

3.   Aprovechar las oportunidades para mejorar las capacidades

La variedad de oportunidades que ofrece el trabajo estacional —en estaciones de esquí, festivales, empresas de venta al por menor o en la agricultura, por ejemplo— puede brindar la ocasión de mejorar unas capacidades concretas y muy buscadas; algo que quizá no podría hacerse desempeñando otras funciones.

 

4.   Mejorar el CV

Para los períodos que quedan entre dos puestos fijos, el trabajo estacional no solo puede ser la forma ideal de llenar los huecos del currículo, sino también de adquirir preciados conocimientos y disponer de unos ingresos muy necesarios.

 

5.   Abrir puertas a otras oportunidades laborales

De la misma forma que el trabajo estacional brinda al trabajador la oportunidad de probar suerte trabajando en una empresa concreta o de hacer una incursión en un ámbito particular, también permite a las empresas probar a la persona contratada y ver si encaja en su entorno laboral. Si la conclusión es que esa persona trabaja mucho y está motivada, habrá muchas probabilidades de que se le ofrezca un puesto de larga duración.

 

6.   Ampliar la red de contactos profesionales

Aunque el final del contrato de empleo estacional no se vea coronado por un puesto de trabajo a tiempo completo, siempre quedará la experiencia de haber trabajado con todo un grupo de nuevas personas que quizás sean la puerta a nuevas oportunidades en el futuro.

 

7.   Viajar

Muchos trabajos estacionales están en el sector turístico, que puede ofrecer la oportunidad de viajar y trabajar en el extranjero, visitar nuevos lugares y experimentar nuevas culturas, mientras se gana dinero.

 

8.   Pasar tiempo al aire libre

Por su naturaleza, muchos trabajos estacionales se realizan al aire libre, ya que son el tipo de empleo que más depende de las estaciones y de las condiciones meteorológicas. Pasar tiempo al aire libre aporta muchos beneficios, como reforzar el sistema inmunitario y ejercer efectos positivos sobre la salud mental.

 

Esperamos que estos consejos lleven a muchas personas a interesarse por las posibilidades que ofrece el empleo estacional adaptadas a sus propios objetivos profesionales.

En colaboración con EURES, el Portal Europeo de la Movilidad Profesional.

12/03/2020

renuncia

Los artículos de «Punto de mira» tienen por objeto facilitar a los usuarios del portal EURES información sobre temas y tendencias actuales y estimular el debate, y no reflejan necesariamente la opinión de la Comisión Europea.