EURES en las regiones fronterizas


En 2016, más de 1,4 millones de personas de la UE vivían en un país y trabajaban en otro. Esta cifra ha aumentado de forma constante a lo largo de los años, con un incremento de ocho puntos porcentuales solo entre 2015 y 2016.

Estos trabajadores transfronterizos se enfrentan a una serie de obstáculos específicos a diario, tales como las diferencias en las prácticas nacionales, los sistemas de seguridad social, las normas fiscales y los sistemas jurídicos en general. El sistema de transporte público transfronterizo también suele estar menos desarrollado que los nacionales, lo que obstaculiza la movilidad laboral.

En el marco del EaSI , el programa de la UE para el empleo y la innovación social, EURES ayuda a los trabajadores transfronterizos a superar estos obstáculos proporcionando apoyo financiero a las asociaciones transfronterizas.

Estas asociaciones implican a miembros y socios de EURES que acuerdan trabajar conjuntamente a través de las fronteras para apoyar la movilidad de los trabajadores y los empresarios. Las organizaciones que no forman parte de la red EURES también pueden participar si son pertinentes dentro del mercado de la movilidad laboral regional. Entre los socios normalmente se incluyen los servicios públicos de empleo, los interlocutores sociales y organizaciones como universidades, asociaciones empresariales, sindicatos y cámaras de comercio.

En el marco de la convocatoria de 2017, nueve asociaciones transfronterizas, en las que participan trece países, reciben actualmente financiación del EaSI. Hay otras asociaciones que también operan sin el apoyo del EaSI.

Las nueve asociaciones transfronterizas financiadas por el EaSI son:

El objetivo principal de estas asociaciones es compartir información y asesoramiento en materia de movilidad laboral transfronteriza con demandantes de empleo y empleadores, ofrecer oportunidades de empleo y prestar servicios de contratación. Hay grupos de expertos disponibles para ayudar a los trabajadores en cada fase de su trayectoria profesional y responder a cualquier pregunta sobre los aspectos prácticos de trabajar al otro lado de la frontera.

Las asociaciones también controlan el flujo de la movilidad a través de sus respectivas fronteras, siguen la evolución del mercado laboral e identifican los obstáculos que pueden dificultar la libertad de trabajo real dentro del mercado de trabajo regional transfronterizo.

Cada año, las asociaciones llevan a cabo numerosas actividades de apoyo tanto a los demandantes de empleo como a los empleadores. Entre las actividades más destacadas en la actualidad figuran el asesoramiento especializado para la búsqueda de empleo en edades a partir de los 50 años, programas de aprendizaje transfronterizos y una nueva aplicación de adecuación de ofertas y demandas de empleo para las vacantes en la frontera entre Bélgica y los Países Bajos (desde el otoño de 2018).