Novedades del portal

La aventura de una sueca enamorada de los caballos en la isla de Jersey

¿Te irías a trabajar a una granja como mozo de cuadra? Kajsa Matsson, una apasionada de los caballos, dejó su Suecia natal para pasar siete meses en la isla de Jersey haciendo justamente eso.   
 
Kajsa acababa de terminar el bachillerato y quería hacer una pausa en sus estudios cuando vio un anuncio publicado en EURES que le llamó la atención. Al leer que una granja familiar de Jersey (una isla del Canal de la Mancha) buscaba a alguien que pudiera ocuparse de los caballos no se lo pensó dos veces.  
 
Los consejeros de EURES le ayudaron a preparar el CV y la carta de motivación en inglés. Superada una breve entrevista telefónica, tuvo menos de una semana para preparar su aventura de siete meses. 
 
«Los propietarios de la granja necesitaban a alguien inmediatamente debido a la marcha precipitada de la chica que había estado haciendo antes ese trabajo. Por teléfono me preguntaron si podía empezar en una semana y, como no estaba haciendo nada, pensé: «¿por qué no?», cuenta Kajsa.
 
Como ella misma tiene caballos no es ajena al trabajo que desempeña un mozo de cuadra, así que ya sabía lo que le esperaba. En la granja se hizo cargo enseguida del cuidado de cinco caballos, lo que implicaba largas jornadas de duro trabajo físico, limpiando los establos y los arreos y cepillando y manteniendo en forma a los caballos. A pesar de todo, «pasaba todo el día al aire libre y eso me encantaba», añade.
 
Respecto a las dificultades que tuvo durante su estancia en la isla, comenta: «Tardé un poco en acostumbrarme a conducir por la izquierda y a comprender una cultura nueva y un modo de hacer las cosas diferentes a la mía». 
 
El trabajo en una granja puede ser solitario, pero Kajsa estaba decidida a conocer a los isleños y a aprender más cosas sobre la isla. «Me apunté a una clase de baile donde aprendí a bailar el Lindy Hop (un baile americano de los años 30). Fue una forma fantástica de familiarizarme con las singulares y maravillosas costumbres de la isla», apunta con entusiasmo.
 
A la pregunta de qué ha ganado con esta experiencia, responde: «Maduré como persona. Como nunca había salido de Suecia tuve que aprender a valerme por mí misma, a hacer amigos, a no conceder demasiada importancia a las críticas y a no tomarme las cosas demasiado a pecho. Resumiendo, estos siete meses han reforzando mi autoestima».
 
Rememorando su estancia en Jersey reconoce que «el trabajo exigía mucho esfuerzo pero no me arrepiento en absoluto». 
 
Kajsa ha vuelto a Suecia y está estudiando gestión forestal sostenible.
 
 
Más información:
 
Buscar una Jornada Europea del Empleo en el Calendario de actos EURES
 
Localizar un Consejero EURES
 
Ampliar información sobre las condiciones de vida y de trabajo en diferentes países europeos en el Portal EURES de la Movilidad Profesional 
 
 
Buscar trabajadores cualificados en la Base de datos de CV de EURES
 
Averiguar qué puede hacer EURES por los empresarios

« Volver