Novedades del portal


Hazte oír

Hanna-Maria, una mezzosoprano sueca de 35 años, solista y cantante de ópera por cuenta propia, ha estado cantando en el Coro de la Ópera de Malmö durante cinco años, pero hace poco decidió ir en busca de nuevas oportunidades: «Quiero seguir avanzando. Si me quedo aquí, todo seguirá como está; si quiero que algo se mueva, tengo que dar yo el primer paso». Lo cierto es que en Suecia hay pocas agencias y pocos teatros de ópera; o, lo que es lo mismo, pocas oportunidades para Hanna-Maria.

En noviembre de 2008, Hanna-Maria se acercó a la Oficina de Empleo de Malmö con la esperanza de encontrar nuevas oportunidades. Allí conoció a la consejera EURES local, Birgitta Lindroth y le explicó su situación: quería continuar su carrera como cantante de ópera en el extranjero; preferentemente en Alemania, donde está convencida de que abundan las oportunidades para artistas como ella.

Unos meses después, en marzo de 2009, Birgitta Lindroth viajaba a Hamburgo para conocer a Wolf Borchers, del ZAV (Instituto Nacional de Empleo para Artistas), que le informó de que estaban organizándose audiciones. Las audiciones no se hacían para una producción concreta, sino para escuchar nuevas voces y decidir dónde podrían encajar mejor. Lindroth llamó a Hanna-Maria en cuanto esta volvió a Suecia y se encargó de que Wolf Borchers y ella se pusieran en contacto.

Hanna-Maria no perdió el tiempo y mandó inmediatamente al ZAV un e-mail y una carta, su CV y un CD de su trabajo. Obviamente les interesó, pues la llamaron en junio y ya han planificado una audición para este mismo otoño, el 20 de octubre.

«Cuando vaya a Hamburgo tendré que cantar ante un jurado fragmentos escogidos de mi repertorio lírico para demostrar que puedo cantar en alemán, italiano y francés. Espero que les guste mi voz y me cojan para alguna producción.»

«Estoy interesada en colaborar con el ZAV, mi impresión de la agencia ha sido muy positiva. He hablado con otros colegas que también trabajan como cantantes de ópera freelance y me han dicho que su experiencia con el ZAV ha sido buena. Me encantaría trabajar en Alemania, donde hay muchas más óperas que en Suecia; y, de hecho, que en muchos otros países europeos». Hanna-Maria estudió tres años de alemán, así que lo habla un poco, y seguro que mejoraría mucho una vez en Alemania. De momento ¡cantar en alemán ya sabe!




«Cantar en el extranjero es una forma excelente de hacer nuevos contactos y conocer a gente de otras culturas, ¡sin dejar por eso de hacer mi trabajo lo mejor que sé! Estoy entusiasmada: si esto sale adelante, sería la primera vez que tengo la oportunidad de trabajar fuera, y estoy segura de que sería una experiencia muy enriquecedora.»

La historia de Hanna-Maria demuestra que EURES puede echar una mano a todo el mundo ¡hasta a los artistas! Aunque el camino que va desde la audición hasta la oferta de empleo puede ser largo, Hanna-María está ya muy agradecida por la ayuda que ha ido recibiendo por el camino. Desde aquí le deseamos toda la suerte del mundo en su audición.

« Volver