Novedades del portal


EURES: la semilla de la colaboración

Allskogsservice, una empresa sueca radicada en Skärblacka (a unos 200 km al sur de Estocolmo), está especializada en servicios forestales, como la plantación de árboles y el mantenimiento de bosques. Cuando más trabajo tiene es en primavera y en otoño: en primavera se plantan los abetos y los pinos y el otoño se dedica básicamente a limpiar los bosques, cortar las ramas y pulverizar los árboles para protegerlos de los insectos. ¡En estas dos épocas del año puede haber una enorme cantidad de trabajo!

Para cada una de las dos temporadas, Allskogsservice necesita unas 20 personas, pero la contratación de personal interesado y cualificado resulta bastante difícil en Suecia. «La juventud sueca no parece muy interesada en la silvicultura» explica Olle Josefsson, cofundador de Allskogsservice.

Este es el motivo por el cual Olle empezó a buscar personal cualificado en el extranjero. A principios de 2009 participó en un taller organizado por el instituto nacional de empleo sueco, el Arbetsförmedlingen y la Federación de Trabajadores Suecos de la Silvicultura y la Agricultura (SLA), donde por primera vez oyó hablar de EURES y de la posibilidad de recurrir a sus servicios para contratar personal extranjero.

Como ya había tenido una experiencia muy positiva con trabajadores lituanos, decidió completar el equipo con trabajadores procedentes de este país báltico. Después del taller, Olle se puso en contacto con su consejero EURES, Pirjo Väänänen, en Linköping y le explicó su caso. A su vez, Pirjo se puso en contacto con su colega Loreta Zdaniauskienė, consejera EURES en Tauragė (Lituania), para organizar la participación de Olle en una feria de empleo EURES.

«La verdad es que me sorprendió la facilidad y rapidez con la que sucedió todo después de conocer a Pirjo» nos cuenta Olle. «EURES anunció en su sitio web las ofertas de empleo de Allskogsservice. Loreta me ayudó a traducir al lituano las características del trabajo y me invitó a Lituania para asistir a una feria de empleo. Cuando llegué, Loreta ya había preseleccionado unos cuantos CV y solo tuve que hacer las entrevistas con los aspirantes seleccionados. De los doce que entrevisté contraté a nueve para trabajar en abril.»

Al final, Olle contaba con un grupo de 22 personas para la temporada de primavera, al que dividió en tres equipos. Como su empresa trabaja en tres zonas geográficas distintas, él no puede estar constantemente con todos los equipos, por lo que necesita a un personal bien formado en el que pueda confiar plenamente.

«Allskogsservice goza de una excelente reputación, de modo que, cuando contrato personal nuevo, tengo que cerciorarme de que ya tienen buenos conocimientos de silvicultura. Yo mismo les doy más formación a todos los recién llegados al principio de la temporada, especialmente si vienen de fuera: la silvicultura cambia en función de las regiones, y esto es algo que hay que tener en cuenta. Por ejemplo, en Suecia algunos bosques crecen sobre la roca, lo que hace que plantar abetos sea más difícil que en un suelo blando como el del Báltico», nos explica Olle.

Aunque una buena parte del personal era nuevo esta primavera, Olle se mostraba muy optimista: «en cada equipo reuní personal nuevo con trabajadores más experimentados para que todos pudieran aprender de todos. En general, estoy muy satisfecho con el resultado: en cada grupo había entre cinco y diez trabajadores, un número muy bueno para trabajar de forma eficaz. Además, el ambiente en los equipos era inmejorable.»

Olle espera que una buena parte de los nuevos trabajadores vuelva con él el próximo otoño, aunque entiende que algunos de ellos pueden tener otros compromisos. «Por supuesto que esperamos volver a ver a la mayoría por aquí en otoño. Pero incluso si tengo que contratar nuevo personal, ya sé que puedo contar con la ayuda de Pirjo y Loreta. Han hecho un trabajo excelente, y les agradezco, a ellos y al resto del personal de EURES, su fantástica labor».

« Volver