Novedades del portal


EURES: todos los caminos llevan a Italia

A sus 23 años, Eefje Ronhaar, nacida y criada en un pueblo del este de los Países Bajos llamado ‘s-Heerenberg, no buscaba realmente un trabajo en el extranjero cuando acabó sus estudios. Lo que le interesaba encontrar era un trabajo en el que pudiera adquirir experiencia en gestión de actividades deportivas y de ocio, que era lo que había estudiado en la escuela CIOS de Arnhem. EURES le ayudó a dar con el empleo perfecto en un campamento en Piani di Clodia, en el Lago de Garda italiano, trabajando para una empresa muy conocida en el sector de la animación turística.

«¡Justo lo que andaba buscando!»

Eefje se enteró de la existencia de EURES mientras buscaba trabajo en internet. «Siempre he querido conocer mundo, así que cuando me topé con el sitio EURES no me lo pensé dos veces y envié mi solicitud», nos cuenta. Envió su CV y pidió más información a Hannie Eilers, su consejera EURES local, quien le explicó que Wintour, la empresa que ofertaba el puesto, estaba buscando a una persona capaz de trabajar con niños y al mismo tiempo de capitanear actividades deportivas y shows nocturnos. A Eefje le pareció una oportunidad única, aunque sabía muy poco italiano. Gracias a un entorno multicultural y al apoyo de EURES una vez establecida en Italia, los obstáculos que podían haberle surgido por su escaso conocimiento del idioma se redujeron al mínimo. EURES la apoyó plenamente, como ella misma explica: «La señora Eilers me apoyó mucho. Me ayudó durante el proceso de selección y seguimos en contacto durante mi estancia en Italia: quería asegurarse de que todo iba sobre ruedas.»

Una fructífera colaboración con EURES

EURES no solo hizo las veces de puente entre el potencial empleado y su empleador; también ayudó a la joven a instalarse en Italia. Una vez recibida la candidatura de Eefje, la Sra. Eilers organizó una entrevista telefónica con el Sr. Marcadella, fundador de Wintour. Este quedó tan satisfecho que, tan solo unos días después, Eefje cogió sus bártulos y se fue a Italia a trabajar.

«Era perfectamente consciente de que existía un margen de riesgo», confiesa la Sra. Eilers, la consejera EURES que se encargó del proceso de selección. «El plazo era tan ajustado que no pude organizar una reunión en la que las dos partes pudieran verse las caras. No obstante, gracias a la estrecha colaboración entre EURES y Wintour, sabía de antemano lo que el empresario podía ofrecer y lo que se necesita para trabajar como animador en un cámping. Por ello pude actuar como mediadora entre las dos partes.»

El Sr. Marcadella confirma el papel fundamental que EURES ha desempeñado; de hecho, con frecuencia se dirige a ellos para seleccionar al personal mejor cualificado entre distintos países europeos. «Llevo varios años trabajando con EURES y siempre me he encontrado con gente muy colaboradora», afirma. «Cuando la Sra. Eilers me dijo que creía haber localizado la candidata idónea para trabajar en mi empresa, no lo dudé ni un segundo. Cuando la temporada ya está empezada, no es tan fácil encontrar personal con urgencia, pero gracias a EURES el proceso de selección fue muy rápido y fructífero».

La historia de Eefje es un ejemplo más de la oportunidad única que se ofrece a jóvenes europeos de trabajar sin complicaciones en un contexto internacional, sumando experiencia y adquiriendo destrezas que les serán de utilidad en sus carreras profesionales. De hecho, una vez finalizó su contrato con Wintour, Eefje volvió a los Países Bajos, donde encontró un trabajo a jornada completa como preparadora física, en el que se encarga de elaborar programas de mantenimiento físico para distintos clientes, principalmente adultos. Es un puesto para el que se requieren unas sólidas competencias de interacción personal, precisamente las que Eefje pudo practicar cuando estuvo en Italia, lo que le permitió adquirir confianza en sí misma. No sabe lo que puede acarrearle el futuro, pero cuando mira hacia atrás lo hace con entusiasmo: «Italia hizo tanto por mí… conocí a personas increíbles y me encantaría volver en algún momento. Me encanta el trabajo que tengo ahora, pero al mismo tiempo… ¡me muero de ganas de seguir conociendo mundo!

« Volver