Novedades del portal


«Ich bin eine Berlinerin», aunque finlandesa y también de Birmingham…

Henna Eskonsipo, una joven finlandesa de 23 años, originaria de la ciudad de Lahti, se interesó por EURES y el programa Leonardo da Vinci y así comenzó su periplo de experiencias laborales en el extranjero, ¡que probablemente no haya acabado todavía!

Tras acabar la enseñanza secundaria en Finlandia en 2004, Henna se dio un año para decidir por dónde continuar su camino. Sintió curiosidad por la posibilidad de trabajar fuera de su país, así que comenzó a buscar información y rápidamente se enteró de la existencia de EURES por una agencia de empleo finlandesa. Posteriormente, con ocasión de una reunión con Aija Sievanen, la consejera EURES, ésta le habló sobre el programa europeo Leonardo da Vinci (para más información véase Punto de mira, artículo nº 43), del que Henna nunca había oído hablar antes.

Le pareció el proyecto perfecto. Tras recibir una serie de consejos e información de contacto de Aija, Henna presentó su solicitud, que fue admitida, y recibió una beca para trabajar como asistente del profesorado en Die BIP Kreativität Grundschule de Berlín, ¡en cuestión de semanas!

En septiembre de 2004 y con sólo 19 años, Henna se lanzaba sola al descubrimiento de la cultura alemana. Su trabajo, que consistía en cuidar a los niños del colegio y a ayudar a los profesores en sus tareas, resultó divertido y educativo: una excelente introducción al mercado laboral. Sin embargo, igualmente importante fue para ella la oportunidad de aprender alemán y de hacer nuevos amigos, con muchos de los cuales sigue en contacto después de cuatro años, incluido su novio, Jonathan, un británico que también participaba en el programa da Vinci en Berlín aquel otoño. Su familia de acogida, con la que convivió durante cuatro meses, se preocupó especialmente de enseñarle la ciudad y de ayudarle a asentarse.

Muy a su pesar, Henna tuvo que irse de Berlín a finales de 2004., Sin embargo, durante sus estudios de Filología alemana, Ciencias políticas y Estudios europeos en la Universidad de Helsinki, tuvo la ocasión de regresar durante un año con el programa de intercambio Erasmus, para estudiar en la universidad Humboldt. Con ocasión de un trabajo de verano en el Centro de Desarrollo Económico y de Empleo de Lahti en 2006 se puso de nuevo en contacto con EURES, cuando las dos oficinas estaban realizando actividades de formación y promoción con empresarios. El tiempo que pasó en este proyecto le sirvió para afianzar su amistad con Aija Sievanen, la misma consejera EURES que le había ayudado dos años antes.

No es de extrañar que al poco tiempo de su graduación en la Universidad de Helsinki en 2008, Henna sintiera nuevamente la necesidad de hacer algo nuevo por lo que buscó otro reto: EURES fue su primera parada. Quería irse a vivir a Birmingham (Reino Unido) para estar con su novio y buscó consejo y orientación. Los consejeros ingleses le ayudaron facilitándole información sobre la situación del mercado laboral en el Reino Unido y le indicaron varias listas de puestos de trabajo. Al poco tiempo encontró un puesto de asesora para reuniones en lengua alemana en el Grupo de hoteles InterContinental.

«EURES me permitió reunirme con Jonathan, y también nos ha permitido vivir juntos de nuevo en un país diferente», comenta Henna. «Estoy feliz de haber seguido el consejo de Aija en 2004, que me ha llevado de una oportunidad a otra.»

« Volver