Novedades del portal


Los dibujos animados cobran vida

A veces, el éxito de una industria floreciente puede inspirar a toda una generación de jóvenes con ambición. ¡Genial! Pero… garantizar que todos encuentren un empleo puede convertirse en todo un reto. João Medroa, consejero de EURES en Lisboa, señala que el número de jóvenes portugueses con formación en el sector turístico y del entretenimiento es mayor que el número de puestos de trabajo disponibles a pesar de la multitud de turistas que visitan la región cada año.

Desde 2002, Medroa y sus colegas de EURES de Lisboa y París han aprovechado una oportunidad única de empleo duradero al conseguir la mayor rentabilidad de su colaboración con una empresa conocida, generadora de empleo y con necesidad constante de trabajadores jóvenes y con talento: Euro Disney.

Catarina Velhuco, de 31 años y natural de Lisboa, forma parte de los 200 portugueses que trabajan en Euro Disney y que fueron contratados a través de EURES durante los últimos seis años. En julio de 2005, a pesar de ser titulada en turismo y de tener experiencia como guía turística, estaba teniendo dificultades para encontrar un empleo en Portugal. Un día, un anuncio publicado por EURES en los periódicos locales atrajo su atención: buscaban a personas para los desfiles de Disneyland Paris.

Más de 210 personas participaron en las audiciones de selección en las que tenían que actuar, cantar y pasar una entrevista. Era obligatorio saber inglés o francés. Gracias a sus conocimientos de inglés y a su experiencia con el público, Catarina fue aceptada inmediatamente. Se mudó a Francia al mes siguiente y ya va a hacer tres años que está trabajando en Disneyland Paris.

Catarina pasó los primeros seis meses de trabajo desempeñando los papeles de Minnie y Mickey Mouse y luego siendo "accompagnateur", supervisando a otros personajes. “Es un trabajo muy flexible. Si te cansas de trabajar en un departamento puedes pedir el traslado a otro, como por ejemplo al hotel o al centro comercial. Estoy muy contenta en el Departamento de desfiles pero tal vez cambie un día porque es un trabajo físicamente agotador.”

Euro Disney ofrece también alojamiento y ayuda con los formularios de residencia e impuestos que pueden ser complicados para los recién llegados. “Siempre hay alguien que nos puede echar una mano y que nos puede ayudar a comprender las leyes extranjeras”, afirma Catarina.

Uno de los principales atractivos de trabajar en el extranjero y concretamente en esta empresa es el ambiente internacional. “He conocido a gente de toda Europa y vivo en una residencia internacional con italianos, suecos, finlandeses y polacos". En estos tres años que ha estado viviendo a las afueras de París ha empezado también a hablar en francés, cosa que no le resultó fácil al principio. "Irte a vivir al extranjero implica, sin duda, enfrentarte a veces a retos enormes pero el hecho de conocer a otras personas y el inicio de un nuevo empleo lo compensa todo.”

« Volver