Novedades del portal

De la pantalla del ordenador al jardín

Durante sus estudios de ingeniería informática en Lituania, Šarūnas Kaunelis nunca imaginó que su trayectoria educativa y profesional daría algún día un giro tan marcado. Pero eso es lo que sucedió y, dispuesto a afrontar un nuevo reto, decidió dar el salto, viajar a Dinamarca y convertirse en jardinero.
 
«Para un recién graduado sin experiencia laboral, era bastante difícil encontrar un trabajo bien pagado en Lituania hace dos años. Por eso decidí buscar trabajo en otros países. Mi primera experiencia fue en el Reino Unido, donde acepté un trabajo poco cualificado, pero mis amigos me sugirieron que probara también con EURES para encontrar oportunidades laborales en otros países», explica Šarūnas.
 
El primer paso que cambiaría su vida lo dio en la oficina de EURES en Utena, donde conoció a la Consejera EURES Virginija Jaruševičiūtė. Ella le sugirió un Greenhouse Gardener Study Programme [Programa de estudios para jardineros de invernadero] en Dinamarca que parecía encajar con el tipo de reto que Šarūnas estaba buscando. Dejando en suspenso su formación anterior, pronto tendría la oportunidad de inscribirse en un programa de dos años y de trabajar al mismo tiempo en una explotación danesa.
 
La Consejera EURES Virginija Jaruševičiūtė se puso en contacto con su colega S. Michael Jørgensen, de WorkInDenmark, quien consiguió encontrar una colocación de trabajo y estudio para Šarūnas.
 
«La Consejera EURES me facilitó toda la información sobre el programa y las condiciones de vida y de trabajo en Dinamarca, para que pudiera tomar mi propia decisión. Me pareció una oportunidad interesante y un reto al mismo tiempo, ya que era un campo totalmente diferente al de mis anteriores estudios. Quería ponerme a prueba, por lo que decidí intentarlo», recuerda con entusiasmo.
 
Aprender un idioma nuevo
 
No fue la primera vez que Dinamarca había adquirido protagonismo en su vida. Šarūnas había pasado ya un semestre en Dinamarca con motivo de un programa de intercambio de estudiantes. «Me encantó el país, su cultura de trabajo y de estudio, y tenía mucho interés en aprender su idioma y en volver a vivir allí», dice.
 
Aprender la lengua danesa fue uno de los requisitos tras su inclusión en el programa de estudios. Según Virginija Jaruševičiūtė, «el aprendizaje del idioma es fundamental para que los solicitantes de empleo sean más competitivos en el mercado de trabajo escandinavo.»
 
Recordando el proceso de búsqueda de empleo, Šarūnas destaca el papel fundamental que tuvo la Consejera EURES. «Incluso si has recibido ya una buena oferta de empleo en el extranjero, tienes que prepararte para todas las posibles situaciones y recabar información sobre tus derechos, los procedimientos de registro, etc. Según mi experiencia, puedo decir que los Consejeros EURES se mostraron siempre dispuestos a ayudar a los solicitantes de empleo y sus consejos fueron realmente útiles», explica.
 
La experiencia ha sido todo un éxito y Šarūnas la recomienda encarecidamente a otros. «Trabajar en el extranjero amplía tus horizontes, te da sensación de independencia, te ayuda a mejorar la autoestima y extiende también tus redes», concluye.
 
 
Más información:
 
Visitar el sitio web de WorkInDenmark’s
 
Buscar una Jornada Europea del Empleo en el Calendario de actos EURES.
 
Localizar un consejero EURES.
 
Ampliar información sobre las condiciones de vida y de trabajo en distintos países europeos en el portal EURES de la movilidad profesional
 
 
Averiguar qué puede hacer EURES por los solicitantes de empleo.
 
Averiguar qué puede hacer EURES por los empresarios.
 
Unirse a EURES en Facebook
 
Seguir a EURES en  Twitter
 
Conectarse a EURES en Linkedln
 
Seguir a EURES en Google+
 
 
 

 

« Volver