Punto de mira...

Consejos para personas de mediana edad que buscan trabajo

La situación actual ha obligado a numerosos trabajadores de mediana edad a volver a buscar trabajo. El envejecimiento de la población aliado a la crisis económica han hecho que un mayor número de personas de más de 50 años se queden sin trabajo. Estas personas, conocidas como «baby-boomers» porque nacieron después de la Segunda Guerra mundial, constituyen un porcentaje importante de la población activa.
 
Quedarse en paro nunca resulta fácil. Especialmente a los 40 o 50 años, cuando se han dedicado más de 20 años a trabajar y se ha estado al margen de la búsqueda de trabajo durante todo ese tiempo. A la situación actual en el mercado laboral y a las injustas ideas preconcebidas se añade que, algunas veces, los desempleados de mediana edad se encuentran con más problemas que los jóvenes.
 
Intente ir más allá de lo meramente negativo e intente poner en práctica los consejos que le ofrecemos a continuación.
 
Si se siente sobrecualificado, véndales necesidades a los empleadores. Una vez que haya averiguado todo lo que pueda sobre la empresa y el puesto, trate de imaginar en qué modo sus cualificaciones se adaptan perfectamente a los requisitos del puesto:
 
·         Asegúrese de que «vende» con eficacia sus cualificaciones adicionales. Empareje para ello cada punto de la descripción del puesto vacante con una de sus capacidades.
·         Presente su pasado como algo positivo para el futuro en la empresa.
·         Haga hincapié en que la empresa se hará con los servicios de alguien con años de experiencia y destaque las siguientes capacidades: capacidad para solucionar problemas, para trabajar en equipo, capacidades de relación interpersonal y buenas relaciones con los clientes.
 
Se cree que los trabajadores de mediana edad son más renuentes al uso de la tecnología que sus compañeros más jóvenes. Hay muchas formas de demostrar que están equivocados: utilizando por ejemplo las redes sociales o su propio blog. Facebook, Twitter y LinkedIn son medios muy prácticos para mejorar su imagen y de ponerse en contacto con empleadores y encargados de contratación.
 
Hoy en día muchos empleadores hacen preguntas en las entrevistas sobre qué harían los candidatos en determinadas situaciones. Una pregunta podría ser: «en su último trabajo, tuvo usted alguna situación de conflicto con un compañero o compañera?, ¿cómo solucionó el problema?» En este caso, dé una respuesta breve y concreta. Es mejor que destacar toda su experiencia, algo que podría abrumar a quienes realizan la entrevista.
 
No olvide que es posible que sean más jóvenes que usted y, si es el caso, podrían sentirse mal haciéndole una pregunta fundamental e importante: «¿no sería humillante aceptar un trabajo en el que sus superiores son más jóvenes que usted y que muchas personas considerarían que deberían estar a sus órdenes?» Prepárese para responder a esta pregunta aunque no se la hagan durante la entrevista. También puede abordar esta cuestión indirectamente adoptando una actitud positiva en todo lo que diga en relación con el puesto vacante y su idoneidad para el mismo.
 
Asimismo, los consejeros EURES pueden ofrecerle información para facilitarle la vuelta al mundo laboral y sobre oportunidades laborales que encajen con su perfil. Los consejeros EURES también facilitan información sobre la movilidad laboral y sobre las condiciones de vida y de trabajo en todo el Espacio Económico Europeo. ¡El trabajo de su vida podría estar esperándole en algún lugar de Europa!
 
Más información:
 
Localizar un consejero EURES
 
 
Buscar una Jornada Europea del Empleo en el calendario de actos de EURES
 
 
Averiguar qué puede hacer EURES por los empresarios
 
Seguir a EURES en Facebook
 
Seguir a EURES en Twitter.
 
Ponerse en contacto con EURES en LinkedIn.
 
Seguir a EURES en Google+.

 

Texto editado por última vez: 01/2013


renuncia
Los artículos de «Punto de mira» tienen por objeto facilitar a los usuarios del portal EURES información sobre temas y tendencias actuales y estimular el debate, y no reflejan necesariamente la opinión de la Comisión Europea.