Punto de mira...

Cómo prepararse para superar una entrevista importante de trabajo

¡Así que lo has logrado! Encontraste el trabajo que querías, enviaste tu CV Europass y una carta de presentación adaptada al puesto en cuestión, y ¡ya tienes concertada una entrevista!
 
Lo primero que tendrás que hacer es investigar un poco más sobre la empresa a la que has enviado tu solicitud. Puesto que ya habrás recabado información preliminar para la carta de presentación, ahora es el momento de averiguar realmente los valores de la empresa y los beneficios que puede obtener de tus destrezas y conocimientos. Prepara algunas ideas sobre cuál puede ser tu aportación a la empresa.
 
También es conveniente investigar un poco sobre las personas que te van a entrevistar. Busca información sobre ellas en Google o en Linkedln para saber cómo han logrado ascender en su carrera profesional. Esto te permitirá entender mejor las preguntas que te hagan, y tal vez descubras, por ejemplo, que tienes algunos intereses en común con ellos, lo que podría ser un tema de conversación en la entrevista.
 
No olvides que el día de la entrevista debes ir vestido con elegancia y pulcritud, ya que el aspecto es muy importante. Conviene producir una primera impresión positiva, ya que los empresarios pueden decidir con mucha rapidez si has superado la entrevista o no.
 
Prepara algunos ejemplos de preguntas que puedan hacerte en la entrevista y practícalas con un amigo o familiar. Pídeles que te den su sincera opinión sobre la forma y el fondo de las respuestas que les has dado.
 
Los empresarios pueden realizar tres preguntas muy reveladoras, diseñadas para averiguar quién hay en realidad detrás del entrevistado. Podrían ser, por ejemplo: ¿cómo te has enterado de la oferta del puesto?, ¿qué te gustaba de tu trabajo anterior?, ¿cuáles son tus puntos fuertes y débiles?, ¿qué tal te llevas con tus compañeros y superiores? y ¿por qué has dejado tu trabajo anterior? Las respuestas a estas preguntas revelarán al empresario qué tipo de empleado serás. Para poder impresionarle, prepara las respuestas que darías a estas preguntas.
 
No te olvides de realizar preguntas al final de la entrevista. Si preguntas cuestiones clave sobre los propios entrevistadores y sobre el trabajo diario de la empresa, seguro que impresionarás al entrevistador y así será más fácil que te recuerde. Preguntas como: ¿se ofrecerá algún tipo de formación para el puesto? o ¿qué cosas impulsan realmente los resultados para la empresa? Mostrar comprensión y conocimiento de la empresa demostrará al entrevistador que has hecho los deberes y estás interesado en el éxito de la empresa.
 
Por último, recuerda: de lo que se trata en una entrevista es de que muestres confianza. Para calmar los nervios previos al día de la entrevista, asegúrate de que duermes bien la noche anterior. El día en cuestión, toma un buen desayuno que te garantice energía suficiente para centrarte plenamente en la entrevista, y no en los gruñidos de tu estómago. Llévate unas cuantas copias del CV para dárselas a los entrevistadores. Y lo más importante que no debes olvidar: ¡sonríe! Después de todo, haber llegado hasta la entrevista significa que lo estás haciendo bien.
 
 
Más información:
 
Buscar una Jornada Europea del Empleo en el Calendario de actos EURES
 
Localizar un consejero EURES
 
 
 

Texto editado por última vez: 12/2012


renuncia
Los artículos de «Punto de mira» tienen por objeto facilitar a los usuarios del portal EURES información sobre temas y tendencias actuales y estimular el debate, y no reflejan necesariamente la opinión de la Comisión Europea.