Ayuda para este apartado

EURES en las regiones fronterizas

EURES tiene una misión especialmente importante que cumplir en las regiones transfronterizas, donde hay importantes flujos transfronterizos de trabajadores. Los más de 600.000 trabajadores que viven en un Estado miembro de la UE y trabajan en otro tienen que hacer frente a diferentes prácticas nacionales y sistemas jurídicos y pueden tener que enfrentarse a diario con obstáculos a la movilidad de carácter administrativo, jurídico o fiscal.

Los consejeros EURES en estas regiones proporcionan un asesoramiento y una orientación particulares sobre los derechos y las obligaciones de los trabajadores que viven en un país y trabajan en otro.

Actualmente existen más de veinte asociaciones transfronterizas en EURES, repartidas geográficamente por toda la red y situadas en trece países. Con objeto de satisfacer las necesidades de información y coordinación relacionadas con la movilidad laboral en las regiones fronterizas, estas asociaciones ponen en comunicación a los servicios públicos de empleo con los de formación profesional, las organizaciones patronales con los sindicatos, las autoridades locales y otras instituciones que trabajan en el empleo y la formación profesional. Las asociaciones transfronterizas EURES son un valioso punto de contacto entre las administraciones de empleo, tanto regionales como nacionales, y los interlocutores sociales. También representan un elemento importante para controlar estas «cuencas de empleo» transfronterizas, que son un elemento clave para el desarrollo de un verdadero mercado de trabajo europeo.