chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE

Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

 
 

Recurso

EXPERIENCIAS FORMATIVAS DE LA SECCIÓN DE EDUCACIÓN PERMANENTE EN EL HOSPITAL PSIQUIÁTRICO PENITENCIARIO DE SEVILLA

Enviado por RAÚL TOLOSA

Así empezó todo: El Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla y “El Alambique”

En 2012, llegué como maestra con destino definitivo a la Sección de Educación Permanente del Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla, un establecimiento de la Administración Penitenciaria dependiente del Ministerio del Interior. Se trata de un centro especial, donde prevalece el carácter asistencial, destinado al cumplimiento de las medidas de seguridad privativas de libertad aplicadas por los Tribunales correspondientes.

Con una población media de 182 pacientes provenientes de Andalucía, Extremadura, Canarias, Ceuta y Melilla, “EL Alambique” es el único Centro de educación de personas adultas de Andalucía que está ubicado en un Hospital Psiquiátrico Penitenciario.

La Sección de Educación Permanente “El Alambique” de este hospital está dotada de una única plaza de profesorado, que es la que ostento. Al llegar, comprobé la gran labor de mis predecesores integrando la formación en el plan individual de atención a los pacientes reclusos; no obstante, el interés y las ganas de seguir formándose de los internos se enmarcaban en un contexto de medidas de seguridad que los conducía a unas expectativas de futuro poco prometedoras.

Nos encontrábamos en la era digital; sin embargo, en el centro, por motivos de seguridad, no se podían usar determinados recursos tecnológicos. Esto implicaba elaborar materiales que, de alguna forma, permitieran al interno mantenerse actualizado en un mundo en libertad. Desde la normalización, y teniendo en cuenta sus capacidades y no sus limitaciones, iba a ser posible conseguirlo. Así empezó todo.

 

El modelo asistencial de atención al interno enfermo mental en “El Alambique”

Los internos que ingresan en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario para cumplir una medida de seguridad presentan un trastorno mental grave, que les impide manejarse con independencia. El alumnado interno muestra características especiales, entre las que destacan las carencias afectivas, cognitivas, de relaciones interpersonales y psicomotrices, por lo que la intervención escolar es eminentemente terapéutica.

Por otra parte, las rejas que forman parte del entorno no favorecen la motivación y, como además se cuenta con una única aula, la biblioteca, podría parecer que el contexto no es el más adecuado para el proceso de enseñanza-aprendizaje. Sin embargo, existen unos jardines con mesas y sillas junto a las pistas deportivas donde se pueden realizar lecturas y tareas de alfabetización, constituyendo así un lugar menos rígido y estresante donde cultivar la mente y el cuerpo.

Ante esta realidad, desarrollé, en colaboración con el equipo de profesionales del propio Hospital, un conjunto de actividades terapéuticas diseñadas para contribuir a la atención asistencial del interno judicial, lograr su estabilización clínica y dotarlo de recursos que favorezcan y promuevan su integración y reinserción social.

En el aula pretendemos potenciar y desarrollar las capacidades menos dañadas por el proceso de la enfermedad con vistas a la reinserción. Nuestra metodología parte de la premisa de que es posible reducir el grado de deterioro psico-cognitivo que se haya podido producir, de que el rechazo hacia el enfermo mental se puede minimizar a través de la información y de las actividades de convivencia en el exterior del recinto, que facilitan la normalización de la conducta.

 

La intervención escolar en “El Alambique”. Actividades de innovación

Ya conocía el medio penitenciario y pronto me di cuenta de cómo podía mejorar el funcionamiento de la Institución:

- Estoy muy contento por haber aprobado, pero me da pena de que, como la escuela no oferta nada más, ya no voy a poder asistir a tus clases.

- Tengo algo en mente que quizás te pueda gustar y seguirás formando parte de este centro de educación.

Aquella conversación que tuve con un alumno no fue más que el detonante de muchos momentos de reflexión.

Una de las primeras ideas surgió al descubrir que algunos pacientes nunca habían leído la prensa y, si al aula llegaban periódicos, ¿por qué no leer, debatir y fomentar el espíritu crítico de los pacientes de manera que se creara un buen hábito? La prensa fue un comienzo al que le siguieron la lectura de libros y la interpretación de música de distintos géneros.

Con el tiempo, algunas reflexiones fueron conformándose en nuevas iniciativas como las actuales ¿Hablamos?, ¿Bailamos?


Onda Cerebral 107.8 FM. ¿Hablamos?

Con resúmenes de prensa y de libros, con entrevistas y selección de chistes, entre otros, se emiten diariamente en directo programas de radio desde una emisora propia, Onda Cerebral 107.8 FM, la cual crea un nuevo canal de comunicación que lima, en lo posible, la barrera del aislamiento.

Esta herramienta terapéutica proporciona, tanto al oyente como al locutor, un espacio de paz y tranquilidad con encuentros apasionantes y un saber hacer que ha desembocado en numerosos premios radiofónicos, así como en ganar, en varias ocasiones, el Concurso de Radio de Instituciones Penitenciarias a nivel nacional.

Cabe destacar algunas actividades como el programa “Tenorio Virtual”, en el que Paco, colaborador de una ONG, y yo, como conductores junto con parte de mi alumnado viajamos al interior del libro de Don Juan Tenorio para interactuar con sus personajes; también son de reseñar las actividades de musicoterapia o la grabación de un disco en las Navidades con pacientes y profesionales, pues consiguen motivar e ilusionar al alumnado.

A través de las ondas se consigue expresar emociones positivas, distanciarse de los problemas, desdramatizar las situaciones individuales, controlar la ira y la frustración, mostrar una actitud empática y colaboradora. Todo es posible si “estamos en el aire”.

 

¿Bailamos?

Un día, de forma espontánea, pensé en las posibilidades del baile para la mejora de mi práctica docente y me animé a probarlo. Es difícil expresar con palabras la satisfacción personal cuando, a partir de ese momento, cada martes desde primera hora me dicen: ¡Hoy bailamos! Y mucho más satisfactorio cuando salimos a los jardines del hospital y observo que, sonriendo, se expresan con su cuerpo, se olvidan de sus adicciones.

Aunque todo esto no sería posible sin la ayuda e implicación de dos compañeras, Carmen, Terapeuta Ocupacional y M.ª Ángeles, Educadora que, con su colaboración, hacen posible la actividad y a las que solo puedo agradecer y reconocer su labor.

El año pasado, curiosamente, recibimos un comunicado de Instituciones Penitenciarias con los concursos que se iban a realizar en prisiones a nivel nacional, y allí estaba el “Campeonato de baile”. La subdirectora de Tratamiento y yo misma decidimos que el centro debía participar. Las disciplinas seleccionadas fueron los bailes latinos y los urbanos, tanto de forma individual como grupal. Después de ese estreno, creemos que es muy productivo seguir participando en concursos de este tipo.

 

Por último, querría señalar que me satisface enormemente saber que puedo contribuir a llevar un poco de felicidad, calma y sosiego a personas que cuentan en muchos casos con vivencias y experiencias muy duras. Y, por supuesto, decir que esto no sería posible si no contase con la colaboración de todo el personal del centro. Desde aquí, quiero y debo expresar mi más sincero agradecimiento.

-------------------

Esperanza Fernández Fernández es la Jefa de Estudios Delegada de la Sección de Educación Permanente “El Alambique” y Maestra de Educación Primaria.

Autor(es) del recurso : 
Esperanza Fernández Fernández
Técnicos del Servicio de Educación Permanente de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía
Fecha de publicación:
Lunes, 5 Marzo, 2018
Tipo de recurso: 
Artículos
País:
Actualizar comentarios

Mostrando del 1 - 6 al 6
  • Imagen de RAÚL TOLOSA
    Me siento muy afortunado de haber tenido la posibilidad de ver desde dentro el trabajo de unos buenísimos profesionales como son Inma, Joaquín y mi ya querida Esperanza.
    Ella es aire fresco en un entorno privado de libertad.
    Mi más sincera enhorabuena por vuestro trabajo y calidad humana.

    Raúl Tolosa
  • Imagen de PEDRO massé garcía
    Haces honor a tu nombre, porque Esperanza es lo que transmites todos los días a personas que por su situación de enfermedad o de privación de libertad andan muy carentes de ella. Quienes lean tu artículo y no te conozcan personalmente no podrán hacerse una idea del entusiasmo que pones en tus proyectos y del que nos contagias a todos. Y siempre con una sonrisa ¡Sonrisa terapéutica!
  • Imagen de Jose Romero
    Muy coherente y realista. Enhorabuena
  • Imagen de Teresa Velasco Garcia
    Lo mejor del artículo de Esperanza es comprobar cómo lo lleva a la práctica: nunca la escuela fue tan participativa ni tan divertida.
  • Imagen de Belén Agredano

    Un gran trabajo, Esperanza! 
  • Imagen de Quỳnh Kool
    thuoc Eroforce la thuoc giup tang cuong sinh ly phai manh, keo dai thoi gian quan he, tang cuong ham muon và nang cao tan suat quan he. Chi can su dung thuoc Eroforce la moi chuyen se duoc giai quyet nhanh chong.