Navigation path

A woman with the logo of recycling on her t-shirt
06

¿Puede vencer a la competencia convirtiéndose en un hotel con «cero residuos»?

En todo el mundo, los propietarios de hoteles buscan la manera de diferenciarse de la competencia. ¿Qué es lo que diferencia a su negocio del resto? ¿La calidad? ¿El confort? ¿Su ubicación? ¿El servicio al cliente? ¿Todos estos factores? Sin duda, muchos establecimientos de su misma categoría ofrecen un nivel tan elevado como el suyo.

Una manera de diferenciarse de la competencia es convertir su hotel en un establecimiento que no genere residuos. Parece una tarea complicada e incluso temible, pero puede hacerse pasito a pasito y con tiempo, en lugar de realizar una gran transformación conceptual en su hotel.

Un logro significativo en cualquier plan medioambiental encaminado al objetivo de cero residuos demostrará a sus clientes que no solo le preocupa el impacto de su hotel sino que está haciendo algo al respecto y le situará por delante de otros hoteleros en lo que a logros medioambientales se refiere.

¿Qué significa cero residuos?

El concepto cero residuos se refiere al desarrollo de estrategias y herramientas no solo para la gestión de residuos sino para evitar su generación en la medida de lo posible. El efecto más importante se logrará mediante la reducción de la cantidad de residuos que envía a los vertederos, siendo el objetivo último la eliminación total de los residuos. No obstante, cada paso en esa dirección tiene una repercusión positiva. Al crear una economía circular en torno a los recursos en lugar de una lineal, todos nos beneficiamos de unos resultados medioambientales positivos.

Man develop a inventory

Empezar no tiene por qué ser complicado.

La mejor forma de comenzar es elaborar un inventario de los residuos en todos los ámbitos de su hotel. Los ámbitos comunes son la limpieza de habitaciones, restauración, administración, mantenimiento e instalaciones. La mayor parte de los residuos de un hotel se genera en las tareas de limpieza y restauración. Un inventario exhaustivo mostrará todos los residuos, especialmente aquellos en los que no se piensa habitualmente, como el empaquetado de la ropa procedente de la lavandería. Además, puede ser interesante distinguir los residuos que se separan para reciclaje de los que no se separan y cuyo final es la incineración o el vertedero.

Una vez que haya realizado su inventario de residuos, puede comenzar a buscar la manera de reducir la cantidad de residuos que genera. No es necesario hacerlo todo a la vez: comience por un ámbito concreto, como los envases de detergentes, y utilice los resultados como motivación. El inventario será el punto de partida para medir los cambios en la producción de residuos; debe conocer dónde empezó para valorar hasta dónde ha llegado. Una vez comience a ver cambios positivos, la motivación por sus logros le llevará a obtener nuevos éxitos aún mayores.

Los residuos de un establecimiento hotelero suelen ser variados, al igual que en el hogar: la mayoría son residuos orgánicos, vidrio, papel y cartón, plásticos y metales. Una estrategia eficiente de gestión de los residuos, desarrollada a partir de su inventario, puede reducir los residuos en más de un 50 %.

Imagínese... menos residuos supone menos costes de recogida y un medio ambiente más feliz. ¡Ganamos todos! Además, este nuevo enfoque de medición de resultados puede conducir a elegir mejor a la hora de comprar. Preste atención a lo que tira. ¿Puede ser que compre demasiada comida y se estropee antes de consumirla? Comprar menos cantidad también le supondrá un ahorro y le ayudará a conseguir más fácilmente el objetivo de cero residuos.

Cada vez más hoteles de todos los tamaños trabajan en toda Europa hacia el objetivo de cero residuos. El Hotel Conca Park, un hotel de 205 habitaciones en Sorrento, Italia, se enorgullece de anunciar en su página web que ha logrado generar cero residuos. La empresa adoptó una serie de iniciativas para reducir sus residuos, como sustituir todos los productos en porciones individuales y los artículos desechables, introducir dispensadores de agua para reducir el uso de agua embotellada y sustituir diversos artículos de plástico por materiales reciclables o compostables, lo que les ha permitido reciclar más del 80 % de sus residuos.

A menor escala, un hotel y restaurante de catorce habitaciones en el Reino Unido, Strattons Hotel, recicla o reutiliza el 98 % de los residuos. Además de los beneficios sociales y medioambientales, esto les supone un ahorro de 1 000 EUR anuales en costes de eliminación de residuos.

La meta de cero residuos puede parecer una tarea abrumadora, incluso imposible, pero no se desanime. Para ayudarle a comenzar su camino hacia este objetivo, puede compararse con otros establecimientos del sector e intentar alcanzar niveles que los mejores ya están logrando. El informe de la Comisión Europea Best Environmental Management Practice in Tourism (2013), ofrece una serie de parámetros de excelencia en relación con la gestión eficiente de los residuos.

Estos parámetros incluyen que:

  • se recicle al menos el 84 % de los residuos, por peso;
  • los residuos sin separar destinados a su eliminación supongan menos de 0,16 kg por huésped y noche;
  • el total de los residuos (separados y no separados) represente menos de 0,6 kg por huésped y noche.

¿Cómo lo consigo? Reducir, reutilizar, separar, reciclar.

La mejor manera de reducir los residuos es no generarlos. Algunas estrategias sencillas son:

  • intentar sustituir los artículos de aseo y los alimentos envasados en porciones individuales por dispensadores rellenables;
  • supervisar los niveles de artículos perecederos almacenados para evitar comprar más de lo necesario;
  • seleccionar proveedores que no utilicen embalajes innecesarios o que presten un servicio de recogida de embalajes;
  • sustituir las botellas de agua de plástico por botellas de vidrio que puedan rellenarse con agua filtrada o del grifo.

Reutilizar los artículos que tienen más de un uso pueden utilizarse dentro del hotel o reutilizarse en otros lugares:

  • botellas de vidrio reutilizables para el agua;
  • venta o donación de mobiliario que ya no se necesite.

Separar artículos para su reciclaje. Establezca un proceso para separar todos los residuos que pueden reciclarse, como:

  • papel y cartón;
  • latas de aluminio y envases de plástico;
  • botellas de vidrio.

Averigüe qué otros residuos pueden reciclarse en su región. Si tiene un restaurante, los aceites de cocina pueden reciclarse para producir biocombustible. Si los residuos orgánicos no se recogen por separado en su localidad, puede comenzar a compostarlos in situ o buscar una empresa que ya haga compostaje y pueda retirar sus residuos orgánicos.

Reciclar los artículos que haya separado en colaboración con la empresa local de gestión de residuos.

recycle

Conclusion

Si se centra en los resultados finales antes de alcanzarlos, lograr el objetivo de cero residuos puede parecer una tarea mayor y más inabarcable de lo que en realidad es. Realice un inventario, descubra dónde puede introducir cambios y empiece desde ahí. No tiene que hacerlo todo a la vez. Cuando tenga el inventario inicial, haga un primer cambio sencillo, como sustituir el agua embotellada en envases desechables por botellas retornables o agua del grifo en botellas reutilizables. Haga un seguimiento de los cambios en sus pautas de producción de residuos a medida que se vayan produciendo. Mantenga a su personal informado y comprometido con el proceso y avance del programa. A continuación, introduzca el siguiente cambio. Tal vez sustituir las papeleras de las habitaciones por cubos de reciclaje. Después, inicie otro cambio.

Antes de que se dé cuenta estará a las puertas de conseguir el objetivo de cero residuos.

¿Quieres saber más sobre este tema? Echa un vistazo a la sección de mejores prácticas (en inglés)