Medio ambiente

Bienvenidos a Essen, Capital Verde Europea 2017

19/01/2017

En 2017, Essen se convierte en embajadora de la vida urbana respetuosa con el medio ambiente en Europa. El premio Capital Verde Europea es un reconocimiento a sus importantes logros en la gestión de las secuelas medioambientales de una economía volcada en tiempos hacia el carbón y el acero, así como en la transición hacia un modelo de ciudad ecológica y «abierta a la vida».

Según señaló el jurado de la edición de 2017 del premio Capital Verde Europea: «Essen ha llevado a cabo una profunda transformación y ha dejado atrás su fuerte pasado industrial para convertirse en una ciudad más limpia y ecológica». El jurado hizo hincapié en el excelente comportamiento medioambiental de esta ciudad, reflejado en doce indicadores que contemplan aspectos tan diversos como el rendimiento energético, la biodiversidad, los espacios verdes urbanos, la producción y gestión de residuos, y las medidas de adaptación o mitigación del cambio climático.

Essen, situada en el corazón de la región del Ruhr, en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, fue una ciudad minera y un importante centro industrial. Hoy en día, el 80 % de la población trabaja en los sectores financiero y de servicios, y alrededor de 140 000 trabajadores se desplazan diariamente a la ciudad para trabajar. Las inversiones en la transición de la ciudad hacia un modelo más verde contribuyen a crear nuevos puestos de trabajo respetuosos con el entorno. Essen se ha marcado el objetivo de crear 20 000 empleos en el sector medioambiental antes de 2035.

Ciudades habitables

Essen tiene la visión de ser una ciudad próspera, con una economía sostenible, flexible al cambio climático y capaz de ofrecer un entorno saludable. Más de la mitad del territorio urbano se compone de zonas verdes y espacios abiertos, en parte creados mediante la rehabilitación de terrenos industriales.

El agua es un elemento esencial de la estrategia de desarrollo sostenible de Essen y la cuenca del Ruhr. En el marco de un sistema de gestión del agua innovador y bien diseñado, las zonas verdes cumplen la función de absorber las precipitaciones, evitar inundaciones y regenerar las aguas subterráneas. Uno de los principales proyectos de mejora previstos va encaminado a limitar el volumen de agua de lluvia que accede al sistema de alcantarillado mixto.

Actualmente Essen es la ciudad más ecológica de Renania del Norte-Westfalia, gracias al esfuerzo de muchos ciudadanos que se han implicado activamente durante décadas para promover y desarrollar zonas verdes en el municipio.
Thomas Kufen, alcalde de Essen

También destaca la transformación del río Emscher, que atraviesa la zona norte de la ciudad. Durante mucho tiempo se empleó como un canal abierto de aguas residuales y se consideraba biológicamente muerto. Ahora, el río ha vuelto a la vida gracias a una importante inversión en infraestructuras, que exigió la construcción de una red subterránea y cerrada de alcantarillado que recorre cientos de kilómetros. También se están acondicionando sus riberas, a fin de convertirlas en espacios naturales para el disfrute de la población. La calidad del agua ha mejorado notablemente y el río vuelve a albergar peces.

En 2017, durante su año como Capital Verde Europea, Essen tiene previsto poner en marcha un paquete de iniciativas para mejorar la calidad de vida de la ciudad, con la sostenibilidad como eje vertebrador de sus programas de desarrollo.

El programa para 2017 también pretende ser una celebración de los avances logrados durante su transición ecológica. De paso, se aprovechará para lanzar nuevos proyectos que redoblarán el impulso. Muchos de estos proyectos parten de las sugerencias de ciudadanos que participaron en dos convocatorias de propuestas. Se agrupan en cinco áreas temáticas: transporte, consumo, zonas verdes, formación y empleo, y vida entre los ríos de la ciudad.

Estrategias ganadoras para una década verde

Según afirmó el alcalde de la ciudad, Thomas Kufen, durante la presentación del programa de Essen como Capital Europea, este galardón es ante todo un reconocimiento a los ciudadanos.

/environment/efe/file/kufenthomasquerjpg_enkufen_thomas_quer.jpg

Sr. Kufen, ¿qué significa este premio para la ciudad de Essen?

Este reconocimiento nos permite dar a conocer los proyectos de sostenibilidad que se llevan realizando en nuestra ciudad desde hace años. Pero no queremos dormirnos en los laureles. Nuestra intención es continuar trabajando con los ciudadanos de Essen, los patrocinadores, los embajadores y otros agentes sociales en pos de un modelo urbano viable. En 2017, la ciudad inicia una «década verde». En 2018 se cerrará la última mina de carbón de nuestra región. En 2020 habrán finalizado los trabajos de reconstrucción y recuperación del río Emscher, y en 2027 presentaremos nuestra candidatura para organizar la Exposición Internacional de Horticultura.

¿Cuál ha sido el papel de los ciudadanos en la transformación de la ciudad?

Actualmente Essen es la ciudad más ecológica de Renania del Norte-Westfalia, gracias al esfuerzo de muchos ciudadanos que se han implicado activamente durante décadas para promover y desarrollar zonas verdes en el municipio. Por este motivo, es especialmente importante hacerles partícipes de este año tan especial. Y, por eso mismo, estamos financiando cerca de doscientos proyectos fruto de la iniciativa ciudadana, que cumplen determinados criterios. Asimismo, existe un ambiente de cooperación entre distintos grupos de interés de la ciudad: voluntarios, pequeñas empresas de jardinería, jardineros de comunidades, paisajistas, la asociación de agricultores y otros muchos agentes locales.

¿Qué aspectos de la estrategia de su ciudad resultan más innovadores?

Essen ha logrado llevar a cabo un cambio estructural que la ha convertido en la tercera ciudad más verde de Alemania. Ya a principios del siglo pasado, los responsables de planificación urbanística sentaron las bases para el desarrollo verde de la ciudad. En colaboración con numerosos grupos de interés, se están impulsando y promoviendo medidas de desarrollo urbano que tienen un efecto positivo en Essen como ciudad más habitable. Este premio también pone de relieve que los objetivos medioambientales están interrelacionados y deben alcanzarse, y ese es nuestro objetivo.

¿Qué hace Essen para convencer a otras ciudades para que fomenten una vida urbana más respetuosa con el medio ambiente?

El programa incluye conferencias y congresos para expertos a escala nacional e internacional. Trabajamos en estrecha colaboración con la Unión Europea, el gobierno del Estado y el gobierno federal, y con las organizaciones y asociaciones locales, para promover la sostenibilidad en nuestra región, en Alemania y en Europa. Esperamos iniciar una ronda de contactos y fomentar la innovación y las ideas ecológicas, así como la conciliación entre la vida urbana y el medio ambiente.

Vectores de cambio

El premio Capital Verde Europea se concede a una ciudad a la vanguardia de una vida urbana respetuosa con el medio ambiente. Además de servir como inspiración, los logros de las ciudades ganadoras les aportan prestigio y las convierten en lugares atractivos para visitar, vivir y trabajar.

Los aspirantes a estos premios tienen otra cosa en común: todos han implicado en su modelo de planificación urbana a los distintos departamentos municipales, dotándolos de una visión común, en beneficio del desarrollo urbanístico de la ciudad.

Desde que se creasen en 2010, estos premios se han concedido a nueve ciudades. Liubliana, la ganadora de la edición de 2016, pasa ahora el testigo a Essen.

Medio urbano, ruido y salud