Medio ambiente

Los Países Bajos se colocan a la cabeza en la carrera de la economía circular

25/03/2015
Netherlands pulls ahead in circular economy race

Los Países Bajos se están preparando para hacer de la economía circular uno de los ejes centrales de su presidencia del Consejo de la Unión Europea durante la primera mitad de 2016. Como parte de los preparativos, en septiembre de 2014 se inició un proyecto para convertir a los Países Bajos en un «punto caliente circular».

El proyecto tiene sus raíces en un «Pacto verde» de 2013 firmado entre el gobierno holandés y los socios del proyecto Circle Economy, MVO Nederland y la Junta económica de Ámsterdam. Los Pactos verdes son acuerdos de asociación respaldados por el gobierno holandés con el fin de ayudar con la aplicación de los programas de sostenibilidad (el Plan de acción de ecoinnovación recogía previamente los Pactos verdes en http://ec.europa.eu/environment/ecoap/about-eco-innovation/policies-matters/netherlands/20120726_es.htm).

El Pacto verde del «punto caliente circular» aspiraba a iniciar una serie de proyectos que permitieran demostrar las oportunidades y crear una red que influyera de forma general en la política holandesa para fomentar la adopción de los principios de la economía circular. El Pacto verde dio lugar a un programa específico, el denominado RACE (Realisation of Acceleration of a Circular Economy [Ejecución de la aceleración de una economía circular]), que supervisa Circle Economy y cuenta con el respaldo del primer ministro holandés Mark Rutte.

RACE se puso en marcha en septiembre de 2014. Su organizador, Circle Economy, es una cooperativa entre cuyos miembros figuran empresas, investigadores y organismos públicos. RACE incluye varios paquetes de trabajo para:

  • Definir y estimular el diseño circular;
  • Estimular la reutilización de productos de alta calidad;
  • Analizar las barreras que obstaculizan la economía circular;
  • Crear una cartera de proyectos circulares que servirán como ejemplos;
  • Sensibilizar a la población sobre la economía circular;
  • Implicar a las personas jóvenes en la transición a una economía circular.

Pese a que se trata de una iniciativa joven, RACE ya ha creado un conjunto de principios rectores para el diseño circular y ha comenzado a probarlos. Estos, según RACE, «retan a los diseñadores en primer lugar a realizar una declaración sobre la necesidad que van a satisfacer con su diseño, en vez de centrarse directamente en un producto físico». En otras palabras, el diseñador de un televisor, por ejemplo, debería tener en cuenta la necesidad del televisor y el contexto en que se va a utilizar, antes de pensar en cómo abordar la necesidad y el contexto a través de un producto físico que se fabrique de una manera que rechace los residuos en la fase de diseño.

Está previsto poner en marcha otras iniciativas antes del comienzo de la presidencia holandesa del Consejo de la UE. Para cuando se inicie, según palabras de RACE, los Países Bajos serán reconocidos como «líder mundial de la economía circular, por haber creado ejemplos tangibles y haber hecho de la economía circular un paradigma dominante».