Medio ambiente

La UE y Corea del Sur identifican oportunidades para avanzar en la ecoinnovación

Eu
04/11/2015

Europa y Corea del Sur pueden aprender mutuamente entre sí para fortalecer la ecoinnovación, acercarse más aún a una economía circular y lograr los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) globales para 2030. Esas fueron las conclusiones de los responsables de la toma de decisiones de ambas regiones durante el 19º Foro sobre ecoinnovación celebrado en Seúl, en la República de Corea del Sur, entre el 27 y el 28 de octubre de 2015.

Representantes de empresas, de gobiernos y de la sociedad civil intercambiaron ejemplos de prácticas recomendadas sobre ecoinnovación, compararon y contrastaron las políticas de consumo y producción sostenibles, y reconocieron que están vinculados por los objetivos de desarrollo sostenible que se acordaron en Nueva York en septiembre de este año.

«Si no nos centramos en la ecoinnovación, el crecimiento económico no nos servirá de nada», dijo Yong-Joo Kim, presidente del Instituto Coreano de Industria y Tecnologías del Medio Ambiente (KEITI).

«La UE y Corea del Sur son dos campeones del consumo y la producción sostenibles», dijo Arab Hoballah, responsable del área de Consumo y Producción Sostenibles del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Sustancias químicas y recursos

El debate se centró principalmente en cómo lograr el objetivo de desarrollo sostenible número 12, que hace referencia a una gestión medioambientalmente responsable de sustancias químicas y residuos a lo largo de sus ciclos de vida. En dicho contexto, los participantes debatieron sobre REACH, la política de la UE relativa a las sustancias químicas, y sobre la política coreana equivalente. Hicieron hincapié en la importancia de realizar un seguimiento de las sustancias químicas en toda la cadena de valor y de comunicar dicha información a todas las partes interesadas pertinentes. Esto podría ayudar a la industria química a desarrollar nuevos modelos de negocio, tales como el leasing, así como a mejorar la seguridad y permitir la sustitución de las sustancias más peligrosas.

En 2013, la UE fue la principal región exportadora de sustancias químicas del mundo, con un total de 42,5 % sobre el total de las exportaciones de sustancias químicas. Pero los productores asiáticos representaron algo más de la mitad del mercado mundial.

Una preocupación clave en el Foro fue cómo asistir a las pymes en la transición hacia una economía circular. Las pymes necesitan tener mejores datos sobre las sustancias químicas que contienen los productos, así como apoyo financiero y de otro tipo, como por ejemplo, ayuda a la hora de entender la legislación (en este caso, las similitudes entre los sistemas REACH de la UE y de Corea del Sur). Los representantes comentaron asimismo que la concienciación, la formación y la mejora de la capacidad resultan esenciales para dar a conocer a las pymes las oportunidades que presenta la economía circular y para equiparlas para emprender la transición.

Los ejemplos de prácticas recomendadas en ecoinnovación incluyeron la presentación del sistema de Tarjeta de crédito ecológica de KEITI. Hasta la fecha se han distribuido 10 millones de tarjetas de este tipo. Los ejemplos de cooperación que han tenido éxito incluyeron el programa «Green Gateway» de la UE e iniciativas propuestas por el Centro de Ecoinnovación de Pymes de ASEM (ASEIC) y por la Red Europea de Empresas.

«El mayor reto para el futuro consiste en comprender la necesidad de recursos», comentó Hoballah.

El Foro, que organiza de forma bianual la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, coincidió con Korea Eco-Expo, la feria comercial sobre medio ambiente más importante de Corea del Sur. Es la segunda vez que el Foro se celebra fuera de la UE (la primera vez fue en Hanói, Vietnam, en 2013). Se celebró justo un mes después de la octava cumbre entre la UE y Corea del Sur.

«Esto es una prueba tangible de que esta relación ha pasado al siguiente nivel», comentó Gerhard Sabathil, responsable de la Delegación de la UE en la República de Corea del Sur.

La Comisión Europea dará a conocer un paquete sobre la política de la economía circular en Bruselas el 2 de diciembre. Asimismo, está elaborando una «estrategia para un medio ambiente no tóxico», cuya publicación se espera para el año 2018.