Medio ambiente

Iniciativa danesa analiza sustancias químicas que pueden impedir el reciclaje de productos

14/07/2016
Danish initiative looks at chemicals that could prevent recycling of products

La agencia de protección del medio ambiente de Dinamarca (EPA) publicó a finales de marzo de 2016 los resultados de un estudio que define una metodología para identificar si las sustancias químicas peligrosas presentes en productos dificultan el reciclaje de dichos productos (Kemiske stoffer i forbrugerprodukter, der kan hindre genanvendelse, «Sustancias químicas en productos de consumo que pueden impedir el reciclaje»). El estudio se llevó a cabo como parte de las iniciativas danesas del periodo 2014-2017 relativas a productos y sustancias químicas. Se trata de un acuerdo entre todos los partidos políticos daneses para reducir la exposición a sustancias químicas tóxicas[1].

Asimismo, la Comisión Europea ha identificado la presencia de sustancias químicas peligrosas en residuos como un obstáculo al desarrollo de mercados de materias primas secundarias. El plan de acción sobre la economía circular de la Comisión, publicado a finales de 2015, señaló que «a veces se pueden encontrar sustancias químicas preocupantes en flujos de reciclaje. Puede resultar complicado detectar o eliminar dichas sustancias, lo que se traduce en obstáculos, en particular para los pequeños recicladores»[2]. La Comisión ha manifestado que considerará medidas para «decidir la correcta forma de proceder a nivel de la UE para tratar el problema de la presencia de sustancias preocupantes, así como para limitar las trabas innecesarias a los recicladores y agilizar la trazabilidad y la gestión del riesgo de sustancias químicas en el proceso de reciclado».

En este contexto, la EPA danesa respondió a varias preguntas sobre su estudio relativo a las sustancias químicas peligrosas que pueden impedir el reciclaje de productos de consumo, así como sobre las aplicaciones que puede tener la investigación realizada.

¿En qué tipo de productos la presencia de sustancias químicas peligrosas supone el mayor problema para el reciclaje? El estudio se centraba en ropa y productos electrónicos. ¿Son estos los tipos de productos a los que los políticos deben dar mayor prioridad a fin de eliminar progresivamente determinadas sustancias químicas?

El objetivo general del proyecto era desarrollar un método para describir y evaluar la capacidad de las sustancias químicas presentes en los productos de consumo de impedir el reciclaje de los materiales que se utilizan en los productos o el de otros materiales en la fracción de residuos donde acaban los productos de consumo después de haber sido desechados. .

Comenzamos con una lista muy amplia de productos de consumo y seleccionamos nueve tipos de productos para una evaluación general. Un taller de expertos identificó cuatro parámetros analíticos para establecer prioridades respecto a los tipos de productos: 1) contenido de sustancias problemáticas; 2) características y cantidades de residuos; 3) oportunidades de reciclaje y posibilidades técnicas de reciclaje; y 4) interés del mercado por materiales potencialmente reciclados. Esto nos ayudó a elegir dos tipos de productos (ropa de exterior y componentes de plásticos de productos electrónicos y eléctricos) entre los nueve tipos de productos que habíamos seleccionado.

Algunas de las sustancias que menciona en el estudio de reciclaje (ftalatos, productos ignífugos con bromo) ya están controladas por la legislación de la UE. ¿Siguen existiendo resquicios que permitan la presencia de dichas sustancias en los productos?

En general, parece que la mayoría de los usos de ftalatos más problemáticos van a llegar a su fin; aunque eso dependerá por supuesto de lo que ocurra con la propuesta de restricción elaborada por la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas en colaboración con nosotros. [Nota del editor: en este momento se está evaluando una restricción importante sobre la presencia de ftalatos en productos de consumo en el ámbito de REACH, el reglamento de la UE relativo al registro, la evaluación y la autorización de sustancias y preparados químicos]. No obstante, es posible que todavía se puedan encontrar los ftalatos problemáticos en productos que ya están en uso y que cuando dichos productos se tiren, las sustancias mencionadas podrán seguir estando presentes en materiales reciclados durante décadas. Respecto a los compuestos perfluorados y polifluorados, tan solo unos pocos están sujetos en la actualidad a medidas reglamentarias. Eso quiere decir que probablemente encontremos dichas sustancias durante muchos años en materiales reciclados.

Hoy en día, solo los productos ignífugos con bromo más peligrosos están sujetos a restricciones. Sin embargo, la posibilidad de que dichos productos estén presentes en plásticos de productos electrónicos es el motivo por el que el plástico de productos electrónicos no se recicla, o apenas. El problema se complica por el uso de otros productos ignífugos con bromo que los detectores no pueden distinguir respecto a los que están restringidos, ya que tan solo se consigue detectar el bromo.

¿Cree que la metodología que han desarrollado puede aplicarse en la UE? ¿Tienen pensado algún plan para trasladar la metodología o llevar a cabo otras actividades de concienciación, tales como talleres para autoridades de otros países?

Es posible. Se podría hacer en el futuro, pero por el momento no tenemos planes a ese respecto. No obstante, estaremos encantados de presentárselos a las partes interesadas.

¿Debe tenerse en cuenta el reciclaje en, por ejemplo, las restricciones de REACH? En otras palabras, ¿debería utilizarse el reglamento REACH para prohibir determinadas sustancias químicas en productos que se pueden utilizar para fabricar materiales secundarios de gran calidad?

Las restricciones de REACH son una opción que se puede utilizar cuando se identifica un riesgo que no está controlado. Esto también se puede aplicar a los riesgos en la fase de reciclaje. El principal problema es que si, por ejemplo, una sustancia altamente preocupante se utiliza en determinado tipo de productos en los que no se han identificado riesgos, la sustancia podría acabar presente en material reciclado y usarse en otros tipos de productos distintos a los que estaba inicialmente destinada y para los que los riesgos no tienen por que haberse controlado correctamente.

¿Cómo va a aplicar la EPA danesa esta metodología ahora?

La metodología se aplicará en el marco de las iniciativas de la EPA danesa relacionadas con los productos de consumo cuando considere que resulta pertinente.

Para obtener más información:

El estudio, Kemiske stoffer i forbrugerprodukter, der kan hindre genanvendelse, está disponible (en danés con un resumen en inglés) en http://www2.mst.dk/Udgiv/publikationer/2016/03/978-87-93435-51-3.pdf

 


[2]    «Cerrar el círculo: un plan de acción de la UE para la economía circular» COM (2015) 614 final.