Medio ambiente

EU FUSIONS: alimentos para reflexionar

Eu
30/09/2013
EU FUSIONS: food for thought

Un proyecto principal de investigación de la Unión Europea está estudiando cómo hacer frente al problema medioambiental del desperdicio de alimentos a través del establecimiento de definiciones y estrategias comunes y de innovación social.

El proyecto EU FUSIONS (Food Use for Social Innovation by Optimising Waste Prevention Strategies), proyecto sobre el uso de alimentos para la innovación social a través de la optimización de las estrategias de disminución de los desechos, está financiado por el principal instrumento de investigación de la UE, el Séptimo Programa Marco. Su objetivo es acabar con algunas de las ineficiencias presentes en la producción, distribución y consumo de alimentos, que se traducen en aproximadamente 76 kilogramos de alimentos desperdiciados por persona y por año en Europa. 

El punto de partida del proyecto es revisar las iniciativas realizadas en el pasado sobre el desperdicio de alimentos y consensuar una serie de definiciones comunes y un marco para comprender el problema —actualmente no existe tal marco—. Según el proyecto, resulta «realmente difícil estimar la cantidad de alimentos que se tiran, en parte debido a los distintos métodos que utiliza cada país y cada parte interesada». 

Cuando se obtenga un entendimiento común del problema, EU FUSIONS volverá probar una serie de innovaciones sociales que podrían reducir el desperdicio de alimentos. En agosto de 2013 se abrió una convocatoria para proyectos de innovación social sobre el desperdicio de alimentos. Las ideas pueden enviarse a nivel individual, de grupo o de empresa. El proyecto seleccionará cuatro ideas y realizará los estudios de viabilidad como un primer paso para ver si se pueden aplicar a mayor escala. El plazo de la convocatoria finaliza el 22 de noviembre. 

El proyecto destaca que la innovación social ya está reduciendo el desperdicio de alimentos a través de, por ejemplo, la organización de planes de redistribución de alimentos y de programas de formación para mostrar a las personas cómo utilizar alimentos que ya no están de moda o cómo reducir la cantidad de alimentos que se desperdician cuando se prepara una comida. De manera más general, los planes podrían incluir «un mismo etiquetado de fechas, innovaciones en la cadena [de suministro] para aumentar el tiempo de caducidad de los productos alimentarios, o soluciones creativas para cambios de comportamiento», según el proyecto. 

Si el proyecto logra identificar con éxito métodos nuevos para reducir el desperdicio de alimentos, contribuirá a solucionar el problema del impacto medioambiental que se produce a gran escala. La Comisión Europea estima que la producción y consumo de alimentos en la UE es responsable de hasta el 30 % del impacto medioambiental general en la UE, con 90 millones de toneladas de comida desperdiciada cada año en Europa

El proyecto EU FUSIONS estará en marcha hasta julio de 2016. Pretende contribuir a la aplicación de la Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de sus recursos y al objetivo de la Comisión Europea de reducir en un 50 % el desperdicio de alimentos comestibles para 2020.