Medio ambiente

BEACON centra su atención en la biorrefinería    

Eu
07/05/2014
BEACON puts spotlight on biorefining  

El premio

El punto de partida de BEACON, que se inició en 2010 gracias al apoyo financiero del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, lo constituyó la investigación realizada por el Institute of Biological Environmental and Rural Sciences de la Universidad de Aberystwyth. La universidad de Aberystwyth alberga un centro de biorrefinería que pueden utilizar los investigadores para probar las diferentes aplicaciones y analizar los resultados. El proceso de biorrefinería se basa en microorganismos, como bacterias y levaduras. El objetivo de BEACON es explorar las posibles oportunidades comerciales que ofrece la biorrefinería.

Durante la entrega del premio RegioStars a BEACON, el representante de la Comisión Europea explicó que gracias a la biorrefinería las materias primas de la biomasa podrían convertirse en un sustituto del petróleo crudo. BEACON «representa una alternativa ecológica a los combustibles fósiles contaminantes y ayudará a que Europa reduzca sus emisiones de gases de efecto invernadero», añadió el representante de la Comisión. Una de las principales aplicaciones de la biorrefinería es la producción de biocombustible, pero existen además otras muchas oportunidades. La biomasa refinada puede utilizarse en la elaboración de cosméticos, productos farmacéuticos, pinturas y adhesivos, envases y bioplásticos, entre otros.

La biorrefinería puede emplearse también para aprovechar la biomasa residual que, de otro modo, se incineraría o acabaría en los vertederos. BEACON ha trabajado en colaboración con MDF Recovery, una empresa del Reino Unido que recupera la fibra de madera natural de los residuos de tableros de fibra de densidad media (MDF). No hay escasez de residuos MDF: el Reino Unido genera por sí solo 200 000 toneladas anuales.

El proyecto BEACON ayudó a MDF Recovery en la realización de varios estudios prácticos para tratar las fibras de madera recuperadas, garantizando de este modo que dichas fibras tuvieran el contenido de humedad correcto para reciclarse y transformarse en nuevos productos, como tableros de MDF, materiales aislantes y compuestos de madera y plástico, cada vez más utilizados en la construcción.

BEACON ha participado igualmente en otras iniciativas, como el tratamiento de narcisos para producir galantamina, una sustancia con numerosas aplicaciones médicas, y la obtención de quitina (un polímero natural) a partir de los residuos de los caparazones de los cangrejos.

Iain Donnison, catedrático de la Universidad de Aberystwyth y director de BEACON, explicó que la biorrefinería podría contribuir a hacer frente al doble reto que entraña la necesidad de garantizar la seguridad energética y combatir el cambio climático. El premio RegioStars ha supuesto «un reconocimiento internacional de la importancia de nuestro trabajo innovador», afirmó.