Garantía de la calidad

El establecimiento de sistemas de garantía de calidad sólidos a nivel nacional y regional es esencial para que haya más transparencia y confianza entre los países. Es fundamental para facilitar la movilidad de los alumnos en toda Europa mediante el reconocimiento mutuo de los títulos de educación secundaria y los resultados de los períodos de aprendizaje en el extranjero.

¿De qué se trata?

Recientemente ha habido una fuerte tendencia hacia la descentralización y hacia una mayor autonomía de los centros escolares. Al darles más autonomía sobre sus prácticas escolares y su organización, o sobre el uso que hacen de los recursos financieros, los centros tienen más oportunidades de adaptarse a sus necesidades específicas y a su contexto local. Sin embargo, las ventajas de la autonomía dependen de la capacidad de los centros para planificarse con eficacia y gestionar su propio desarrollo, y de cuán responsables sean ante los padres, las comunidades locales y las autoridades educativas. Los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) ponen de manifiesto que la autonomía de los centros escolares, cuando se combina con la responsabilidad de estos, conduce a unos mejores logros en cuanto a capacidades básicas. La interrelación entre la autonomía y la responsabilidad de los centros escolares exige, sin embargo, sistemas sólidos de garantía de calidad.

Los sistemas de garantía de la calidad varían mucho en Europa, pero comparten varios retos comunes. Entre ellos se encuentran:

  • cómo establecer objetivos para los sistemas educativos y el aprendizaje de los alumnos, y medir su progreso;
  • diseñar mecanismos de garantía de la calidad para unos sistemas educativos cada vez más descentralizados y multinivel;
  • fomentar el diálogo y una cultura de confianza entre las partes interesadas del ámbito de la educación;
  • dar prioridad a los recursos humanos y financieros.

El establecimiento de sistemas de garantía de calidad sólidos a nivel nacional y regional es esencial para que haya más transparencia y confianza entre los países. Es fundamental para facilitar la movilidad de los alumnos en toda Europa mediante el reconocimiento mutuo de los títulos de educación secundaria y los resultados de los períodos de aprendizaje en el extranjero.

La Comisión Europea ayuda a los países de la UE a seguir desarrollando sus sistemas de garantía de calidad facilitando el aprendizaje mutuo. Un grupo de trabajo de expertos europeos de las administraciones públicas de los países de la UE y de varias organizaciones de partes interesadas se reúne periódicamente para estudiar aspectos específicos de las políticas relacionadas con la garantía de la calidad, debatir problemas comunes e intercambiar buenas prácticas.

Labor realizada

El grupo de trabajo de la UE ha elaborado orientaciones para los responsables políticos sobre la garantía de la calidad en el desarrollo escolar. En la Comunicación sobre desarrollo escolar y docencia excelente para un gran comienzo en la vida (2017), la Comisión indica los ámbitos de actuación en los que mejorar la enseñanza escolar y la garantía de calidad. El documento de trabajo de los servicios de la Comisión que acompaña a la Comunicación presenta los resultados de la investigación y de las actividades realizadas en la UE en cuanto a las políticas de enseñanza escolar.