Sello Europeo de las Lenguas

El Sello Europeo de las Lenguas es un galardón destinado a fomentar nuevas iniciativas en el campo de la enseñanza y el aprendizaje de idiomas, recompensar las nuevas técnicas de enseñanza de idiomas y difundir la existencia de otras lenguas, impulsando así buenas prácticas.

¿De qué se trata?

El Sello Europeo de las Lenguas es un galardón destinado a fomentar nuevas iniciativas en el campo de la enseñanza y el aprendizaje de idiomas, recompensar las nuevas técnicas de enseñanza de idiomas y difundir la existencia de otras lenguas, impulsando así buenas prácticas.

El Sello Europeo de las Lenguas se concede anual o bianualmente al proyecto más innovador de aprendizaje de idiomas en cada uno de los países participantes en el programa. Mediante el apoyo a estos proyectos, a nivel local y nacional, el Sello tiene por objeto mejorar la enseñanza de idiomas en Europa. El Sello puede concederse también a la persona que más haya avanzado en el aprendizaje de lenguas extranjeras y al mejor profesor de idiomas.

¿Qué significa?

El Sello Europeo de las Lenguas está abierto a todos los aspectos de la educación y la formación con independencia de la edad o los métodos utilizados. Aunque cada país puede establecer sus propios requisitos, estos son los criterios generales que deben cumplir las iniciativas para optar a un premio:

  • Tener un enfoque global, de manera que cada uno de sus elementos garantice que se determinen y cubran las necesidades de los alumnos.
  • Aportar un valor añadido a su contexto nacional, lo que supone una clara mejora en la enseñanza o el aprendizaje de idiomas en términos de calidad o cantidad.
  • Motivar a alumnos y profesores para que mejoren sus competencias lingüísticas.
  • Ser originales y creativas, y aportar nuevos enfoques al aprendizaje de idiomas.
  • Tener un acento europeo y mejorar activamente la comprensión mutua entre culturas impulsando las competencias lingüísticas.
  • Ser transferibles, puesto que podrían ser una fuente de inspiración para otras iniciativas lingüísticas en otros países.

¿Qué se ha hecho hasta ahora?

A continuación se presentan algunos ejemplos de proyectos lingüísticos que recientemente han logrado el Sello:

La escuela de S:t Ilian en Enköping (Suecia) recibió el premio especial del jurado por su participación en el proyecto de Erasmus+ "Europia: Schule, Arbeit und Leben en 100 Jahren". Se puede saber más sobre la labor del centro viendo su vídeo en YouTube y consultando el blog eurokids100 para conocer las demás contribuciones al proyecto.

La escuela municipal central de Malmédy y siete centros de enseñanza asociados de la región (Francia, Alemania, Luxemburgo y Bélgica) han creado una plataforma online para enseñar y aprender lenguas extranjeras de manera lúdica y original en clases bilingües, multilingües o especializadas.

Proyecto de aprendizaje del danés de Khaled Ksibe. Khaled huyó de Siria a Dinamarca hace cuatro años. Aprendió rápidamente danés y decidió ayudar a aprender esa lengua a otros hablantes de árabe en Dinamarca. Con el fin de llegar al mayor número posible de personas, Khaled decidió recurrir a las redes sociales. Se puede conocer el proyecto visitando el canal de Khaled en YouTube "Danish lessons in Arabic with Khaled" o su página en Facebook, que ya ha recibido más de 13.000 "me gusta".